El Personaje Invisible de Star Wars

Rey ii enero

Por: Georgina Vargas – @vargas_vera_g

Recientemente, visité Orlando, Florida y mientras estuve allá surgió una cuestión que llamó mi atención y a la cuál me parece necesario dedicarle unas líneas.

Visité algunos parques de diversiones en Orlando con tres amigas y un amigo. Uno de los parques que visitamos fue Disney’s Hollywood Studios y una de las cosas que más anticipábamos de ese parque eran las atracciones de Star Wars; mismas que, la verdad, cumplieron con nuestras expectativas y nos emocionaron muchísimo. Además de las atracciones, el parque tiene tres tiendas dedicadas a la saga.

Cuando las visité, me encontré con una muy desagradable sorpresa: no había juguetes de Rey. No había. Pregunté a las vendedoras y me dijeron que únicamente tenían lo que estaba en exhibición en la tienda.

Yo había leído algunas semanas atrás quejas en redes sociales por la poca o nula existencia de juguetes de Rey en diferentes tiendas de los Estados Unidos. También había leído notas que decían que los juguetes de Rey se agotaban rápido y que por eso no se encontraban en los estantes de las tiendas. No le di más seguimiento a esta cuestión hasta que lo vi, de manera tan clara, en las tiendas de Disney’s Hollywood Studios.

La cantidad de juguetes y mercancías en las tres tiendas es inmensa, lo cual tiene sentido siendo un parque de Disney que tiene las atracciones de Star Wars y toda un área dedicada a la saga. Encontré libros y piezas de colección y todo tipo de juguetes y ropa. Pero no encontré una sola figura de acción de Rey, ni sola ni el set de figuras que incluyen a Finn, Kylo Ren, Poe, un storm trooper y… un piloto de la Primera Orden.

Rey es el personaje principal de la película. No es la novia, la amiga o la mamá del héroe; ella es LA heroína de la película y yo no pude encontrar una figura o un llavero de ella en tres tiendas especializadas en Star Wars dentro de un parque temático de Star Wars.

Pregunté si es que se habían agotado—recordando lo que había leído en internet, aunque parecía poco probable— y las vendedoras me dijeron que no, que había en existencia todo lo que les llegaba de mercancía. Cuando vieron que yo quería comprar algo de ella me mostraron lo que al parecer era lo único que tenían: una playera con la silueta de Rey que decía “Star Wars” en letras rosas.

Me quedé pensando en esto durante el día y leí algunos artículos sobre la ausencia de los personajes femeninos en la producción de figuras de acción y juguetes. Algunos ejemplos que encontré se referían a Guardianes de la Galaxia y a Los Vengadores y la falta de figuras de acción de Gamora y la Viuda Negra respectivamente.

No cabe duda del avance que representa que una mujer sea protagonista y heroína de una película como Star Wars; sin embargo, es una desilusión que la campaña de mercadeo y la producción de juguetes no hayan acompañado el adelanto que significa contar con un personaje principal como Rey en escena.

Este es un ejemplo de lo que muchas personas pueden considerar “una exageración feminista” y que yo creo que puede catalogarse como micromachismos. Son situaciones o actitudes más sutiles, menos evidentes y más aceptadas que de una manera u otra continúan reproduciendo desigualdades entre los hombres y las mujeres, pero que en un principio parecen normales. El principal peligro de los micromachismos es que suelen pasar desapercibidos.

En casos como éste, creo que un primer paso es darnos cuenta de lo que sucede y, por lo menos, reflexionar y cuestionarnos. Preguntarnos, ¿qué hay detrás de la ausencia de personajes femeninos en las figuras de acción? Identificándolo como un ejemplo de tantas situaciones que de forma más tenue reflejan algún tipo de desigualdad e intentando profundizar en un análisis de las raíces de la misma.

Leer el mundo con perspectiva de género es un ejercicio que cuesta trabajo, pero debe practicarse. Es un muy necesario ejercicio en el que todas las personas debemos dejarnos alcanzar por el entendimiento de que aunque algunas cosas parecen normales e inofensivas, encierran en realidad formas e ideas que siguen retrasando el avance para conseguir igualdad.

15_GeorginaVargas

Star Wars para Todos

El Despertar de la Fuerza

Por: Ernesto Gómez – @EGH7

El Despertar de la Fuerza estrenó hace apenas tres semanas y ha causado un furor enorme. Furor que no viene sin razón, pues estamos hablando de una de las películas con más presupuesto en la historia del cine; una megaproducción hecha por los reyes de la industria. Desde que se anunció la adquisición de Lucas Films por parte de Disney y la consiguiente creación de una nueva trilogía ambientada en el universo pensado por George Lucas hace treinta y ocho años, el mundo se puso a la expectativa. La mayoría, incluido un servidor, tenían sus dudas acerca de la calidad de película que llegaría a las pantallas en diciembre. Convencidos de que con el deslindamiento de Lucas del proyecto esta nueva saga sería solamente una mina de oro para Disney y una decepción para los seguidores. La incertidumbre era aún mayor porque Disney fue muy cuidadoso de no filtrar ni un detalle concreto sobre la trama de la película, con cortos que sólo invitaban a la audiencia a adivinar la historia por venir.

La película ha sido totalmente exitosa, entretenimiento puro de principio a fin que ha logrado recibir excelentes críticas, a pesar de que se pronosticaba lo contrario. J.J. Abrams hace un trabajo fantástico tirando del librillo de todo lo que los fans amaban de Star Wars. Entendió que las precuelas no lograron el mismo furor porque perdieron la esencia de lo que hizo míticas a las primeras en el corazón de las audiencias y trae nueva vida a una saga que todos creíamos concluida. La saga anterior no tuvo villanos tan imponentes como Darth Vader ni héroes tan queridos como Han Solo. La audiencia extrañó a Luke y Leia, a Chewbacca e incluso al Imperio. Esta nueva entrega excede a las precuelas porque vuelven los personajes de antaño y, sobre todo, el sentido de urgencia que da la presencia de una gran fuerza en el lado obscuro.

A veces, hay que dar un paso atrás para seguir adelante, pues más de uno sentirá un deja vu al inicio de la película, que recuerda mucho a la que inició todo con Luke Skywalker en Tatooine: tenemos de nuevo un poder malvado con recursos ilimitados, héroes que salen de lugares inesperados y, por supuesto, emociona volver a ver en escena a Leia y Han Solo- Y, para darle un majestuoso toque final, no podía faltar la banda sonora del enorme John Williams.

El Despertar de la Fuerza triunfa porque los nuevos protagonistas hacen un gran trabajo y se complementan muy bien con los de antaño. Los efectos visuales son casi perfectos y la historia, aún si tiene detalles que tal vez no sean del agrado de los seguidores más asiduos, es muy buena y entretenida. Además, Abrams maneja a la perfección el factor nostalgia, dándole una gran entrada a todos y cada uno de los personajes que enamoraron al mundo en 1977. Es casi de apostarse, que la primera aparición de Han Solo hizo llorar a más de uno, cuando lo vemos en compañía de su inseparable Chewbacca abordando de nuevo el Halcón Milenario y diciendo “Chewie, estamos en casa”.

Tal vez para muchos este nuevo episodio no alcanza los niveles dejados por sus míticas antecesoras, pero lo que sí hace El Despertar de la Fuerza es entregar exactamente lo que se espera de una película de Star Wars. Todos los elementos están ahí, Finn, Rey y Poe son muy buenas adiciones al canon de personajes y el villano en turno, Kylo Ren, luce en ocasiones tan aterrador como Darth Vader en El Imperio Contraataca. Los droides también juegan un gran papel: el nuevo BB8 encanta desde el principio, C-3PO permanece como siempre y R2-D2 emociona con su despertar.

Los cines no se han dado abasto con toda la gente que ha estado asistiendo a sus salas. La importancia de estas películas es enorme. Costaría mucho trabajo encontrar a una persona que no sepa quién es Yoda o Darth Vader, forman parte de la cultura popular. Por esto mismo, la primera entrega de esta nueva saga ha probado ser una mina de oro como ninguna en la historia. Recién rompió el récord de alcanzar el billón de dólares en taquilla en menor cantidad de tiempo y tiene altas probabilidades de batir el récord de Avatar como la película más taquillera de todos los tiempos. Además de que con cada película se viene una enorme oleada de juguetes que se venden como pan caliente, generando ingresos aún mayores que los de la taquilla. El mismo George Lucas se reconoce como un fabricante de juguetes antes que un cineasta.

Es grandioso tener nuevamente una saga que esperar y con la cual anticipar hasta el lanzamiento de los cortos. Pues el mundo se había quedado huérfano de una gran serie de películas desde que Harry Potter cerró su ciclo en el 2011, por más que Los Juegos del Hambre y Marvel hayan intentado llenar ese hueco con películas que, aunque son buenas, no han logrado los estándares establecidos por Star Wars. Es maravilloso también que los tiempos en los que han ido saliendo estas películas hacen que todas las generaciones sean partícipes. Desde aquellos que iban como niños a ver la trilogía original en los años 70, los que fueron a ver la trilogía de precuela hace diez años, hasta los que son pequeños hoy en día y que ahora podrán unirse a sus padres y hermanos en su amor por esta historia de hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana.

Hay Star Wars para todos.

9_ErnestoGomez