Historias de terror: The Keepers… y la de Marcial Maciel

Por: Sofía Bosch – @sboschg

Netflix estrenó la semana pasada una nueve mini serie documental de 7 capítulos intitulada The Keepers. En pocas palabras, y para no estropearle la serie a las personas que estén interesadas en verla, es un documental basado en el asesinato de una monja en la ciudad de Baltimore, Estados Unidos. El asesinato de la Hermana Cathy Cesnick en 1969, es solo un eslabón en una serie de acontecimientos y abusos que ocurrían en la institución educativa católica donde enseñaba. Estos acontecimientos salieron a la luz casi 25 años después gracias a las valientes declaraciones de una de las víctimas, la cual desencadenó una serie de testimonios. Más de 50 víctimas declararon los horrores a los cuales eran sometidas.

El documental arroja una luz a uno de los primeros casos, en EE.UU., de denuncia de abuso sexual a menores de edad por parte de miembros del clero. Reitera el modus operandi institucional de la Iglesia Católica para encubrir a los ejecutores de los crímenes. Presenta de primera voz el sufrimiento de las víctimas y el cómo sus vidas se vieron afectadas para siempre por estos acontecimientos. Es una historia descorazonadora.

Al finalizar la serie no pude más que pensar en México. En que nosotros tenemos nuestro propio caso sin resolver, aunque sin serie televisiva. Que Marcial Maciel se haya ido de este mundo impune después de haber causado tanto dolor. Que era el hombre de las dos caras, un verdadero Dr. Jekyll y Mr. Hyde: por un lado un líder moral y religioso, a cargo de la educación de los menores de edad que estudiaban en sus instituciones, por otro un criminal despiadado que aprovechaba esas mismas circunstancias para abusar de ellos. Que las víctimas fueron extremadamente valientes y fuertes al denunciarlo ante el Vaticano, aunque fuera su principal protector. Que la Iglesia Católica mexicana no hizo NADA al respecto, lo encubrió y protegió, al igual que la orden que él mismo fundó: los Legionarios de Cristo. Que Norberto Rivera siempre lo apoyo y consideró un amigo cercano. Por supuesto que toda esa protección del Vaticano la ganó con base en sobornos y “donativos especiales”, Juan Pablo II no sirvió más que de aliado a Maciel.

Además de los abusos sexuales de los cuales fue acusado Maciel, también fue inculpado de fraude y extorsión. Se movía con facilidad gracias a su buen posicionamiento entre las élites políticas y económicas de México.

“A los más ricos de México no los casa ni los bautiza cualquier obispo o cardenal: los casa un Legionario de Cristo” – Pablo Pérez Guardado

En fin, aún con lo antes mencionado en 2015 el papa Francisco perdonó por medio de una indulgencia plenaria a los Legionarios de Cristo. Algunos dicen que fue presionado para hacer esto —es una de las órdenes más poderosas del mundo. El punto es que al otorgarles el indulto, parecería que, por transitividad, perdona a Maciel.

Si lo que busca Netlix es abrirnos los ojos ante historias estremecedoras, historias de terror, impunidad y corrupción, de desesperanza y abuso, que revisen el expediente de Maciel y los Legionarios de Cristo, ahí seguro encontrara MUCHA tela de donde cortar.

3_sofiabosch

Referencias:

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/10/28/mexico/1446071736_323939.html

http://elpais.com/diario/2006/05/20/sociedad/1148076004_850215.html

http://nymag.com/thecut/2017/05/the-keepers-netflix-documentary-sister-cathy-cesnick.html

http://www.m-x.com.mx/2013-06-09/la-mafia-financiera-de-los-legionarios-de-cristo-int/

Por qué amo y odio la CDMX

 

Sofía Bosch – @sboschg

La Ciudad de México me encanta, pero muchas otras veces también me horroriza. Tengo sentimientos encontrados. Una relación amor-odio con mi ciudad natal.

No me gusta sentirme insegura caminando por la calle y estar constantemente alerta, me da mucha tristeza subirme a cualquiera de las líneas del metro que no sea la dorada: están sucias y saturadas pero por otra parte el tráfico me vuelve loca. Leo las notas con respecto a robos, homicidios y presencia del crimen organizado en la capital. Empieza la ebullición dentro de mí. Un enojo y repulsión total hacia mi ciudad. Me dan ganas de quedarme a vivir en el extranjero para siempre.

Luego me acuerdo de las caminatas que hacía por el Centro Histórico con mis ex compañeros del trabajo, de lo mucho que me encantan los chicharrones de carrito con Valentina (de la que no pica y con limón), que los domingos de conciertos en la Sala Nezahualcóyotl son increíbles, de los mariscos del Danubio en la calle de Uruguay, de mis recuerdos de infancia andando en bici con mi papá por Ciudad Universitaria y que jamás le digo que no a unos esquites del carrito que se pone en frente de la iglesia en la glorieta de la Guadalupe Inn. Entonces se me llena el corazón. Me emociono. Me dan ganas de regresar a vivir a mi ciudad, a la que siempre ha sido mi casa.

——————————

Hace unos meses que no había venido de visita.

Voy pasando frente al metro Barranca del Muerto dirección sur, volteo y a mi lado derecho hay un nuevo mamotreto. Se llama Portal San Ángel, un nuevo centro comercial que acaba de abrir. Empieza en mi una cocción de enfado hacía la CDMX.

Los logotipos de los comercios anunciados llaman mi atención. Cinépolis: pff, para que nos pasen la misma película malísima de Derbez que también se proyecta en el las otras miles de salas del país. Sam’s Club: no vaya a ser que no tengamos donde comprar paquetes gigantes de Cocas de 2 litros. Starbucks: claro, para echarnos el cafecito pretencioso de 60 pesos después de la comida. Recórcholis: ¿Qué es esto, el 2002?

Y por supuesto la epítome de los centros comerciales mexicanos: un Italiannis.

Los que me conocen saben que se me pone roja la cara cuando me enojo. Aquí me iba a explotar.

¿Cuándo dejaremos de construir centros comerciales a diestra y siniestra en la ciudad? ¿Cuándo aprenderemos a que vale más apostar por espacios públicos donde la cohesión social no esté sujeta a la capacidad de adquisición de las familias, pero a la convivialidad?

Los vecinos de Pedregal de San Ángel acaban de frenar la construcción del Picacho Lifestyle Center (qué vergüenza de nombre, por fortuna lo cambiaron a ARTZ Pedregal) también conocido como el “Antara del Sur”, el centro comercial a cargo del Grupo Sordo Madaleno desarrollador del visible Antara de Polanco. Reclaman reparen el daño ambiental que ha producido la construcción —la tala de más de mil árboles así como los problemas ocasionados por los derrumbes y desgajes de hace unos meses a metros de la lateral del Periférico. La desarrolladora deberá retribuir a la zona por medio de la planta de árboles, restituir 20 mil metros cuadrados de áreas verdes así como la planeación y construcción de vialidades para evitar el caos que la entrada y salida de autos del centro comercial generará sobre el Periférico. (Como referencia solo hay que ver lo que la plaza Oasis Coyoacán ha producido sobre Miguel Ángel de Quevedo).

Le aplaudo a los vecinos por pedir una rendición de cuentas a nivel logístico y ambiental, pero esto debería de haber sucedido antes de que la construcción comenzara. Nos deberíamos de enfurecer cada vez que se propone la construcción de un nuevo centro comercial en lugar de un espacio público verde. Su impacto no es únicamente a nivel ambiental, está también ligado a cómo nos vemos como sociedad.

——————————

Trato de respirar lento para que se me baje el enojo pero no puedo. Mi aborrecimiento hacía esta ciudad está llegando a un límite. Y por supuesto no puedo respirar bien porque hay contingencia ambiental y el cielo está gris por la contaminación.

Llego a la Plaza del Carmen. Ya no camino, pero voy marchando furibunda.

Se me cruza el chicharronero…

enhanced-25293-1455750669-2

10 pesos después me estoy zampando un chicharrón grande cortado en tiritas con Valentina de la que no pica y limón. Veo a mi alrededor y la Plaza del Carmen está llena de gente, sentada en las bancas, descansando, caminando, paseando. Volteo al cielo y sus altos árboles y jacarandas me hacen sombra. Doy un buen respiro y vuelvo a amar a mi Ciudad de México.

[Después de mi chicharrón, seguí caminando y dos cuadras adelante casi llegando a Plaza Loreto me encontré con OTRO nuevo centro comercial: Patio Revolución, y seguí y me topé con OTRO (!!): Plaza Vista Pedregal. ¿Qué diría Jane Jacobs de nuestra ciudad?]

3_sofiabosch

 

 

Cuatro mujeres alrededor del mundo y sus perspectivas de diseño

PORTADA

ARTICLE IN ENGLISH AVAILABLE BELOW THE LAST INTERVIEW 

Por: Sofía Bosch – @sboschg

El mes pasado se celebró el Día de la Mujer y con esto, tuve muchas reflexiones sobre el rol de la mujer en un área que a mí me afecta directamente: el diseño. Por primera vez no quise plasmar mi visión de las cosas, como lo he estado haciendo por medio de Inteligencia Independiente el último año, pero le quería ceder el micrófono a otras personas con los mismos intereses.

Desde hace seis meses que tengo el placer de compartir un salón de clases con estas cuatro mujeres ejemplares. Cada una ha adoptado prácticas de diseño poco convencionales y trata de generar cambios positivos por medio de ellos. Maria de Grecia, Niranjana de la India, Luana de Brasil y Wendy de Hong Kong nos dan su perspectiva del futuro del diseño y su rol como mujer dentro de esta industria creativa.

MARIA TSILOGIANNI [26, Grecia, http://mariatsilogianni-portfolio.tumblr.com/]

Maria
MARIA TSILOGIANNI, GRECIA

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Estoy formada como arquitecta pero me interesa la teoría crítica, la filosofía y me considero también artista.

Creo que la arquitectura es un área tan amplia que no la puedo en realidad definir como diseño. Personalmente no puedo ver el diseño como algo muy específico, cuando me hablan de “diseño” lo que me viene a la mente es un masa desordenada total, todo conectado y vinculado a todo. El diseño se relaciona con la sociedad, la sociedad con el individuo, el individuo de regreso a lo colectivo. El diseño es una práctica expansiva: es artístico, social, teórico, político, etc.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

Para empezar, como arquitecta, no tengo futuro en Grecia. Dicen que en Grecia hoy en día y en el futuro cercano nadie va a necesitar un arquitecto. Nadie va a construir nada. Las únicas cosas que se están construyendo por el momento son hoteles y casas en las islas, pero los comisionados siempre son extranjeros y contratan a sus propios arquitectos. No van a venir a contratar a una arquitecta griega. Entonces mi futuro como arquitecta en Grecia está muerto.

¿Cuáles crees que son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer en arquitectura/arte/diseño?

Una vez un colega arquitecto me dijo “Maria, para que una mujer consiga una buena posición como arquitecta, necesita casarse con un arquitecto conocido”. Hasta cuando estaba estudiando, los hombres de mi clase no querían trabajar en equipo con las mujeres porque consideraban que no éramos lo suficientemente buenas en el software requerido. Eso me frustraba demasiado y mi respuesta a eso fue convertirme en una nerd en el manejo del software porque quería demostrarles que lo podía hacer igual de bien que ellos.

No creo que nos consideraran en ningún momento como sus iguales. Con el fin de darnos a respetar nos teníamos que agotar trabajando para probar que lo podíamos hacer igual o mejor: “puedo manejar el software como ustedes”, ahora es: “puedo trabajar y tener hijos”. Como mujer una tiene que trabajar igual o más.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

Mucha gente hoy en día está insatisfecha, y de la mano de esa insatisfacción muchos grupos feministas han renacido. Creo que hoy nuestras voces se oyen un poco más, pero considero que todavía hay un largo camino para la igualdad. Todavía somos consideradas como fábricas de bebés, como si esa fuera nuestra única meta en este mundo.

Las mujeres son muy buenas manejando varias cosas a la vez: podemos tener bebés, pero también carreras, ser inteligentes, creativas, etc.

NIRANJANA RAMAKRISHNAN [23, India]

Niranjana
NIRANJANA RAMAKRISHNAN, INDIA

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Esta es una pregunta que me cuesta mucho trabajo responder. Mis estudios de licenciatura oficialmente fueron en diseño de mobiliario y diseño espacial. Mi proyecto de graduación no tuvo nada que ver con esto ya que la mayoría de las clases no estaban centradas en una disciplina sino más bien en temáticas amplias que abordábamos por medio del diseño. Por ende los cursos eran por naturaleza multidisciplinarios. En conclusión, no estoy muy segura cuál es mi giro per se, pero mi enfoque es entender sistemas complejos de forma holística y generar conexiones de diseño en los servicios que ayudan a la realización de estos sistemas.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

Soy una idealista y una tonta optimista, entonces espero que el futuro del diseño sea siempre positivo y se desarrolle hacia áreas en las que hoy no vemos su manifestación contundente. Esencialmente, el diseño no puede existir en aislación. Tiene una relación simbiótica con otras disciplinas, y no puede existir por sí mismo.

¿Cuáles crees que son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer diseñadora?

¡Tantos!

La India es, desafortunadamente, un país muy sexista. Curiosamente, el diseño se ve como una profesión adecuada para las mujeres. Creo que es porque se considera que –y aquí voy a generalizar un poco– es algo a lo que se le atribuye un valor estético. Entonces cuando uno habla de diseño, automáticamente es asociado con la industria de la moda o con el diseño gráfico. Y no estoy diciendo que estas no sean industrias relevantes, pero reducen el diseño a eso, a algo meramente visual y por ende conveniente para una mujer, no algo que pudiera tener impacto y su propia voz.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

Sí. Las mujeres con carrera profesional, de cualquier disciplina, siempre se verán en la encrucijada de escoger entre su vida personal y su carrera. O habrá un momento donde no puedan rebasar el ya famoso glass ceiling (techo de cristal) y nadie va a hacer nada al respecto. Entonces, las mujeres siempre tendrán que comprometer lo uno o lo otro, y para mí eso no es una posibilidad. Ojalá esto sea algo que cambie en un futuro, que lleguemos a un punto en donde las mujeres no tengan que hacer concesiones por absolutamente nada. 

 

LUANA GRACIANO [28, Brasil www.luanagraciano.com]

Luana
LUANA GRACIANO, BRASIL

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Soy diseñadora gráfica enfocada principalmente en cuestiones impresas y su relación a prácticas espaciales. Mi objetivo es trabajar desarrollando la identidad visual en una gran variedad de formatos, desde exhibiciones hasta publicaciones. En mi práctica cotidiana trato de conjugar influencias de diferentes disciplinas como el arte, la arquitectura, la política y la teoría crítico dentro del mundo del diseño gráfico.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

En los últimos años es perceptible como el mercado ha empujado a los profesionistas a altos niveles de especialización, comprometiendo su habilidad a tener una visión holística y privándolos de una participación crítica en la toma de decisiones. Sin embargo, con los avances en tecnología e inteligencia artificial, creo que las tareas mecánicas y extremadamente especializadas se automatizarán y los profesionistas tendrán que adaptarse a pensar de una forma más global y sistémica.

¿Cuáles crees que son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer diseñadora?

Aunque las mujeres han gradualmente ocupado puestos clave en el mercado laboral, una joven mujer puede que se tope con una actitud paternalista por parte de sus colegas o clientes en algún punto, sobre todo en el contexto latinoamericano. Las industrias creativas pueden ser más progresistas que otras áreas más convencionales, pero sigue habiendo una necesidad de eliminar el sexismo en nuestras relaciones profesionales, no solo en diseño, sino en cualquier esfera.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

Creo que deberíamos primero reconocer y entender el género como una construcción social –una noción compleja e indudablemente un sitio de lucha. No hay, por ejemplo, tal cosa como una profesión para mujeres o para hombres; con el mismo nivel de entrenamiento y las mismas oportunidades creo que ambos somos capaces de realizar cualquier tarea. En este sentido, espero que el rol de las mujeres como el de los hombres en el futuro sea el mismo, sin importar el género.

WENDY LAU [29, Hong Kong, www.uuendylau.com]

Wendy

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Mis antecedentes son en diseño de producto. Me gradué ya hace varios años y trabajé como coordinadora de proyectos encargándome del proceso de diseño, desde el desarrollo y producción hasta la comercialización y promoción. Los proyectos eran principalmente relacionados a productos, pero eran bastante variados: desde proyectos de joyería hasta productos electrónicos para el hogar. Al mismo tiempo me di cuenta que con esta dinámica nunca podía realmente diseñar lo que quería por lo que, mientras trabajaba tiempo completo, en mi tiempo libre los fines de semana fundé mi propia empresa, un formato mucho más artístico. Hice ilustración, a veces instalaciones de arte pequeñas o productos comerciales, como accesorios de moda o papelería.

Tengo un gran interés por el arte contemporáneo, pero en Hong Kong las artes se consideran como un pasatiempo, no algo de lo que puedes vivir. Para poder cubrir los altos costos de vida de la ciudad, necesitaría seguir haciendo diseño de producto. La gente sigue pensando que el diseño no es una “tarea importante”, por ejemplo ven el branding como algo sin importancia comparado con estrategias de publicidad.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

Espero que haya más colaboración entre diferentes disciplinas. Yo vengo del mundo del diseño de producto y me interesan también el diseño de modas, de interacciones, gráfico e ilustración. Creo que la cooperación puede mejorar los resultados de tareas creativas. La colaboración es esencial, no solo dentro del diseño pero con otras profesiones, hasta las no relacionadas al diseño. Trato de involucrarme en diferentes áreas de diseño para estar equipada como diseñadora multidisciplinaria. Supongo que ese es el futuro.

¿Cuáles crees son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer diseñadora?

La verdad es que soy muy afortunada. Por supuesto que hay retos, pero siempre he visto esos retos más bien como oportunidades. Por ejemplo voy a intentar participar en cualquier concurso aunque sepa que tal vez no pueda ganar, porque eso me genera práctica para mis solicitudes futuras.

En Hong Kong todavía hay muchas cuestiones prevalecientes con respecto a las conexiones y qué tan lejos puedes llegar. Supongo que eso es común en todos lados. Es un círculo pequeño, pero una vez que logras entrar tus posibilidades y oportunidades aumentan.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

No siento que la situación sea mala en Hong Kong. Muchos diseñadores de alto rango son mujeres. Si demuestras que eres capaz, probablemente te den el trabajo. No siento que haya problemas de género. Tal vez yo no me doy cuenta de esas cosas y en el momento que me posiciono en otra perspectiva entonces me doy cuenta que en realidad soy parte de ello y no lo veo. Pero de verdad no siento que sea tan grave en Hong Kong, especialmente en la industria del diseño. La educación tiene mayor prioridad comparado al género. Por otra parte, si demuestras que tienes un buen desempeño entonces la gente lo reconoce. Aunque, no voy a negar que antes era una sociedad dominada por los hombres.

En mi empresa anterior, el 50% eran hongkoneses y el otro 50% eran extranjeros, el ambiente era entonces muy abierto donde siempre sentí que respetaron mi opinión. Hasta en juntas con clientes externos valoraban mis ideas y me pedían mi opinión.

————————————————————-

ARTICLE IN ENGLISH

Last month Women’s Day was celebrated. It sparked in me many reflexions on the role of women in an area that affects me directly: design. For once I did not want to preach my views as I have done for more than a year in this platform, but I wanted to pass the microphone to other people with the same interests as me.

For the past six months I have had the pleasure of sharing the classroom with four exemplary women. Through unconventional design practices they try to generate positive change. Maria from Greece, Niranjana from India, Luana from Brazil and Wendy from Hong Kong give us their perspective on the future of design and their role as women in the creative industry.

——————————————————-

MARIA TSILOGIANNI [26, Grecia, http://mariatsilogianni-portfolio.tumblr.com/]

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

My background is in architecture but I am also interested in critical theory, philosophy and i am also an artist.

I think architecture is such a broad area that I cannot define it as design. Personally I cannot see design as something very specific, when I listen to “design” it comes to my mind as a mess that links and connects to everything. Design relates to society, society to the individual, the individual relates back to a group. It is an expansive practice: it is artistic, it’s social, it’s theory, it’s politics.

What do you think the future of design will be like?

First of all as an architect I don’t have a future in Greece. They say that today in Greece, and the near future nobody will need an architect, nobody will build anything, the only things being built are only hotels and houses in islands but the commissioners are always foreigners which employ their own architectects. They won’t hire a Greek architect. So at least my future as an architect in Greece is dead.

What are some of the challenges you face as a young women in architecture/art/design?

I was once told by a male architect: “Maria, in order for a women to get a good position as an architect, you need to first marry a well known male architect”. Even when I was studying, men did not want to work in groups with women because they considered we were not good enough with the softwares. So I was getting really frustrated by this and my response to it was becoming a nerd in software management because I wanted to show them I could be as good as them.

I don’t think they ever considered us equal. And in order to be respected we had to exhaust ourselves to prove to them we could do it: “I can manage software like you guys”, now it’s “I can work and have children at the same time”. You have to work the same or even more.

 

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome?

A lot of people are unsatisfied, and within this, a lot of feminist groups are re-emerging. So I think today our voice is heard a bit more, but I think it still going to take a long time for equality. I do believe that we will be always seen as baby-factories, as if this was our main goal on earth.

Women are great multitaskers. Men need to realise this: we can have babies, and careers, and be smart and be creative, etc.

——————————————————-

NIRANJANA RAMAKRISHNAN [23, India]

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

This is a question I always struggle with a lot. My undergraduate diploma officially says that I am a Graduate of Furniture and Spatial Design. My graduation project had nothing to do with this, because most of the courses are not disciplined focused but thematic in their approach to design. So, the courses by nature were multidisciplinary. So, I am not too sure what my practice is per se, but I am interested in looking at larger systems in a holistic way, and services that help the realisation of these systems.

What do you think the future of design will be like?

I am a kind of an idealist and foolish optimist so I am hoping the future of design is positive and evolves towards spaces where today we don’t really see design manifesting itself strongly. Essentially, design can’t exist in isolation. It is a symbiotic relationship with something else always, it cannot exist by itself.

What are some of the challenges you face as a young women in design?

So many!

India, as a country, is very sexist unfortunately, and interestingly enough, design is regarded as a profession suitable for a women. Because – and I am going to generalise a bit– it is tended to be attributed to an aesthetic value. So when you talk about design it is automatically associated with fashion or graphic design. And I am not saying these are not relevant industries, but design is reduced to something merely visual and therefore something suitable for a women. But not something that could actually have an impact or it’s own voice.

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome?

Yes, career driven women, in any discipline, will always have to make a choice between that and their personal life. Or you will hit the glass ceiling and nobody will do anything about it. So, women are always having to compromise one the other, and I don’t really see it that way. So hopefully this is something that will change in the future, women won’t need to compromise anything.

——————————————————-

LUANA GRACIANO [28, Brazil www.luanagraciano.com]

 

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

I am a graphic designer working mostly with printed matter and its relation to spatial practices. My aim is always to work with visual identity in a wide range of formats, from exhibitions to publications. In my everyday practice I try to bring influences from different fields of my interest such as art, architecture, politics and critical theory into the realm of graphic design.

What do you think the future of design will be like?

In the last couple of years it has been noticeable that the marketplace is pushing professionals towards very high levels of specialisation compromising their ability to have a holistic view and so depriving them from critical participation and decision making. However, with the advances in technology and artificial intelligence, I believe that mechanical and highly specialised tasks will be automatised and the professionals will be required to think in a more global and systematic way.

What are some of the challenges you face as a young women in design?

Even though women are gradually taking over high positions in the market, a young woman might face a paternalistic approach from colleagues or clients at some point in her career, specially if we are talking about Latin America. The creative field can be more progressist than conventional areas, but there is still a need to completely eliminate sexism in our professional relationships, not only in design but in any other field.

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome?

I think we should first acknowledge and understand gender as a social construction –an utterly complex notion and, undoubtedly, a site of struggle. There is, for instance, no such thing as profession for women or for men; with the same amount of training and equal opportunities I believe that we are both capable of performing any kind of job. In this sense, I hope the role of women and men in design in the future are the same, regardless their gender.

——————————————————-

WENDY LAU [29, Hong Kong, www.uuendylau.com]

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

My background is product design, I graduated some years ago and then I worked as a project manager taking care of the design process of projects, from development and production to commercialization and promotion. The projects were mainly products, it could be very diverse: jewelry, houseware or electronic products. At the same time I realized with this dynamic I could never really design what I liked or wanted, so while I worked full time I also made use of my leisure time during weekend to start my own business, a more artistic format. I did illustration, sometimes small scale of art installation, and commercial products such as fashion accessories and stationery.

I have a strong interest in contemporary arts, but in Hong Kong the art is considered as a hobby, not something to sustain your life. To be able to cover the high living expenses in Hong Kong, I think I would need to do product design. People keep on thinking design is not a “major task”, for example, they see branding as something not important compared to advertising strategies.

What do you think the future of design will be like?

I expect more collaboration among different disciplines. I come from the realm of product design I am also interested in fashion, interaction and graphic design or illustration. I do think cooperation can enhance the results of creative tasks. Collaboration is essential, even with other professions, and even ones that are not related to design. I try to be involved in different areas of design and try to be equipped as a multidisciplinary designer. I guess that is the future.

What are some of the challenges you face as a young women in design?

Well, I guess I am quite lucky. For sure there are challenges, but I have always seen everything as opportunities instead of challenges. For example, even competitions that I know I might not get, I will still try because it gets me to practice on my future applications.

In Hong Kong there are still very prevalent issues with whom you know and how you are connected to how further you’ll go. But I guess it is common everywhere. It is a small circle, once you get in your chances and opportunities increase.

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome? I don’t think the situation in Hong Kong is too bad, many design supervisors are women. If you can show your capabilities you can probably get the job. I don’t think there are gender issues. Maybe I don’t realize those things, but then if I see it from another perspective, maybe I am actually part of it and I just don’t see it.

But I really don’t think it is that bad in Hong Kong especially in design industry. Education is of a much higher priority compared to gender. On the other hand, If you demonstrate a good performance then people would appreciate it. Though I won’t deny that before it was a very male dominated society.

In my previous company, 50% were from Hong Kong and 50% were foreigners, so it was a very open-minded environment where I always felt they respected my opinion. Even during meetings with external clients, they would value my ideas and ask for my opinion.

Los podcasts que me salvaron de la soledad

Movern-Love-image

Por: Sofía Bosch – @sboschg 

Nunca había estado realmente sola. La soledad era algo impensable en mi estilo de vida en la Ciudad de México. Siempre estuve acostumbrada a estar rodeada de la perpetua ebullición de la ciudad, las comidas familiares, las salidas con amigos y la vida en pareja. Pero con la oportunidad de estudiar fuera del país, todo eso quedó atrás. De pronto me encontré viviendo en el extranjero completamente sola, con una relación a distancia y sin mi familia. No me puedo quejar del todo, grandes amigos viven en la misma ciudad, pero uno no puede estarse colgando de ellos constantemente.

Lo que nunca había imaginado empezó a ocurrir: días enteros pasaban sin que hablara con alguien. Al principio se me hizo maravilloso. Tenía todo el tiempo del mundo para pensar en problemas complejos relacionadas a mis estudios, para leer todo lo que no había leído en México y para concentrarme al cien por ciento en la maestría. Pero poco a poco esa soledad constructiva empezó a tornarse en una soledad depresiva y ansiosa, en una especie de crisis existencial. Pasé de tener una rutina fija de sueño en México a dormir invariablemente mal y tener noches enteras en vela.

Dormirme a la 1 de la mañana comenzó a convertirse en costumbre, de pronto ya eran las 2, y hubo semanas seguidas en las que las 3 de la mañana fue el horario común para apaciguar el sueño. Esto por supuesto que se vio reflejado en mi humor y desempeño diario.

Al poco sueño se le sumó la angustia y ansiedad. ¿En qué piensa uno a las 2 de la mañana cuando no puede dormir? En mi caso en el sentido de la vida, lo que uno viene a hacer a este mundo, si de verdad se está teniendo un impacto positivo en su entorno, en si eres un peón más del sistema, y demás cosas que lo único que hacían era alimentar mi insomnio. Aquello se estaba convirtiendo en un círculo vicioso.

foto_podcasts_sofia

Un día una amiga me contó lo mucho que le gustaba escuchar podcasts mientras caminaba a la universidad. Sonaba como una gran forma de despejar la cabeza y empezar nuevas practicas positivas que me salvaran de una depresión inminente. Así que con sus recomendaciones anotadas regresé a mi casa a suscribirme a una larga lista.

Los podcasts me salvaron de mi soledad, me salvaron de mis angustias y ansiedades.

Hicieron que pensara en otras historias que las que estaba configurando en mi cabeza y me motivaron a interesarme en otros temas fuera de mi campo de estudio.

En México siempre me gustó escuchar la radio, ya fuera para música o para las noticias y los programas de opinión. Los podcasts eran todo eso mejorado. De pronto me encontré escuchando sin parar episodios de Modern Love, basados en la columna de mismo nombre publicada en el New York Times, el cual relata historias de amor estremecedoras, complejísimas e inusuales. This American Life me permitió entender más a profundidad los matices políticos y sociales que componen a Estados Unidos, escuchar las historias de los soldados recién llegados de la guerra de Irak y su esfuerzo por “continuar con una vida normal”, así como esperanzarme con la lucha de la periodista Meron Estefanos por tratar de salvar vía telefónica a decenas de secuestrados en el desierto de Sinaí, o entender las causas burdas de los malos manejos de los correos electrónicos de Hillary Clinton.

El podcast 99% Invisible me introdujo a pequeñas historias curiosas que se podrían considerar como relatos de sobremesa, pero en realidad le dan un mayor sentido a un sinfín de momentos históricos. Una de las que más me cautivó fue la presentación de Synco (Cybersyn), un proyecto futurista, especulativo e inspirador desarrollado durante el gobierno de Allende, en Chile en los años 70, que habilitaba una planificación económica nacional en tiempo real. Ese podcast me emocionó tanto que me motivó a leer un libro completo sobre el tema (Cibernetic Revolutionaries de Eden Medina).

Para los amantes de los audiolibros y de las historias cortas, Homecoming es un thriller psicológico experimental de seis episodios, 20 minutos cada uno. Una historia de ficción narrada por Catherine Keener, Oscar Isaac y David Schwimmer. El diseño sonoro es impresionantemente bueno, uno puede sentir y visualizar perfectamente las situaciones en las que los personajes se encuentran.

Ahora, después de leer la última nota de mi colega Mario Campa he empezado a escuchar The Partially Examined Life, el cual me ha dado gratas sorpresas en relación a mi practica en diseño y su impacto político y social.

Esos son sólo algunos de los podcasts que escucho mientras camino por la ciudad, mientras voy en el transporte público, hago ejercicio, o cocino. Para personas, como yo, un poco obsesivas, estas son formas de olvidarnos de la soledad y de los pensamientos angustiosos que en las noches sigilosamente nos acechan. Los podcasts me permitieron llenar mi cabeza de historias, reales y ficticias, que no únicamente me ayudaron de forma personal sino que me han dado un acervo gigantesco de referencias y puntos de investigación para mis proyectos profesionales. Además de inspirarme y referenciarme a grandes iniciativas, autores y lecturas, he podido concentrarme más en mi trabajo escolar y por supuesto retomar una rutina de sueño más estable ya que estoy mucho menos ansiosa.

3_sofiabosch

Foto: Oxford Dictionaries – Español

UNDERART: oda a un aterrizaje forzoso

 

foto1-4

Por: Sofía Bosch – @sboschg

En un conjunto de patios interconectados llamado el Hackesche Höfe, situado Mitte, el barrio central de Berlin, se encuentra el teatro de circo y performance experimental Chamäleon. La zona que rodea el conjunto es un área dinámica de la ciudad, con una amplia oferta cultural y artística repleta de restaurantes y tiendas. Esta temporada el Chamäleon presenta la obra interdisciplinaria Underart, una superposición de danza y circo contemporáneo, con performance y música en vivo.

El Chamäleon fue construido en 1906 como un cabaret de variedades y esa es la vibra que trata de mantener hasta hoy por medio de su arquitectura y diseño. El estilo Jugendstil – nombre del estilo equivalente al Art Nouveau de Bélgica y Francia en Alemania y los países nórdicos– de su fachada se nota en los patrones de los azulejos esmaltados, en la escalera de madera vintage por la cual uno sube un par de pisos para llegar a un salón relativamente pequeño compuesto de una serie de mesitas y un gran escenario con telón rojo.

foto2-3

Es en este contexto que se presenta la obra Underart; Ode to a crash landing (Underart: oda a un aterrizaje forzoso). La llamo obra porque la diversidad de roles de los actores es impresionante. Es un parteaguas del circo contemporáneo, ya que mezcla la danza, la música y la interpretación actoral de forma intrínseca, y además sus interpretes son artistas en toda la extensión de la palabra. Las mismas siete personas generan la música, los actos circenses, bailes y recitales poéticos.

La música fue compuesta por el grupo sueco Riddle and Murmur, y sin ella no se puede concebir el espectáculo. El dúo musical está en escena con los artistas, con los cuales cambian papeles durante el espectáculo traspasando la responsabilidad musical a acróbatas y bailarines por igual.

 

La temática de la representación es compleja y estimulante al mismo tiempo, sensible pero potente. La obra está basada en el accidente que Olle Sandberg, director de Underart, tuvo en 2005. Él, siendo acróbata de profesión, no logró completar en su totalidad un salto triple mortal por lo que cayó de cabeza fracturándose el cuello y quedando, en consecuencia, completamente paralítico del cuello hacia abajo. Aunque con el tiempo pudo recuperar la movilidad, el accidente destruyó su carrera y le denegó el regreso al escenario. Es entonces que 11 años después decidió escribir y dirigir Underart, una obra que trata el tema de la desolación, de sentir que el mundo se viene abajo y luego renacer, aunque sea en un contexto diferente, entendiendo que la vida está compuesta de riesgos constantes que uno tiene que tomar sin pensar mucho en las consecuencias.

Durante el espectáculo los interpretes llevan su cuerpo al límite constantemente pero de manera muy diferente a lo que hacen, por ejemplo, los artistas circenses del Cirque du Soleil. En este caso utilizan materiales del día a día para exponerse a un riesgo palpable. En un momento de la obra uno de los artistas sube a dos planchas de madera imitando un par de sancos. En sí el acto no es algo extraordinario, o jamás antes visto por el espectador, la altura de las planchas no es extremadamente alta. De todas formas, el publico está al borde de su asiento. El hecho de que artista lo haga sin ninguna protección, más que la presencia de sus otros 6 compañeros, como si fuera un chico malo que está jugando exponiéndose a la posibilidad de que algo salga mal pone al espectador en un hilo. Y justamente esa es la lección: las cosas que nos llevan al límite del peligro muchas veces son acciones o hábitos diarios, que consideramos hasta un cierto punto “no peligrosos”.

foto3-1

En Underart los actos circenses no son nada del otro mundo. Lo que diferencia a Underart de cualquier otro espectáculo es la maleabilidad de los artistas, su cruce entre diversas disciplinas creativas con un toque de peligro cotidiano mezclado con el asombroso ambiente del teatro que lo hacen un espectáculo como ningún otro.

3_sofiabosch

Fotos: https://chamaeleonberlin.com/en/shows/underart

http://www.berliner-lokalnachrichten.de/kultur/cirkus-cirkoer-underart-ode-to-a-crash-landing-im-chamaeleon/10621/

De Chevening para el Mundo

foto_chevening

Por: Sofía Bosch – @sboschg

El sábado 22 de octubre, 1900 becarios Chevening se reunieron en las inmediaciones del centro de exposiciones ExCel al Este de Londres, Reino Unido. Al llegar al lugar se sentía la emoción en el ambiente. Grandes carteles con el logo de la institución y un autobús de dos pisos vintage, emblemático de la capital, daban la bienvenida al lugar.

Desde el momento en el que uno abordaba el DLR (tren ligero que conecta el centro de Londres con el este de la ciudad), uno podía distinguir a los Cheveners en los vagones. Jóvenes bien peinados, los hombres de saco y las mujeres elegantes, pero también muchos portando los trajes nacionales de su país, resaltaban entre los usuarios.

De los mil novecientos becarios seleccionados como parte de la generación 2016-2017, hubo presencia de 140 países. A México lo representaron 82 becarios, siendo el segundo país después de China, y seguido de la India, con más presencia.

La beca otorgada desde 1983 por la Secretaría de Relaciones Exteriores y del Commonwealth (Foreign and Commonwealth Office) y que retoma su nombre de la Chevening House, mansión a las afueras de Kent que funge como residencia del Secretario de Relaciones Exteriores, opera en 160 países. La beca tiene como meta apoyar a líderes emergentes de países en vías de desarrollo. El apoyo va encausado a cursar una maestría de un año en cualquier universidad del Reino Unido, con la condicionante de que los becarios regresen a sus países de origen por un mínimo de dos años. Con la beca como plataforma, el entendido es que los becarios aplicaran lo aprendido a su contexto nacional.

Las becas Chevening no se pueden describir de otra forma mas que de primera categoría. No sólo cubren absolutamente todos los gastos imaginables, dando tranquilidad al becario y permitiéndole concentrarse al 100% en cursar la maestría de la mejor manera, pero posibilita el acceso a una red de becarios y ex becarios única, llena de talento y diversa. Asimismo, es la única beca a nivel mundial que cubre la colegiatura completa, muchas veces con el apoyo y mancuerna de las universidades o aliados del sector privado, la manutención del becario, sus gastos de avión y visado para llegar al Reino Unido, así como pequeños estipendios extra con el entendimiento de que la llegada y luego salida de un nuevo país pueden producir gastos extra de instalación y mudanza.

El evento de integración llevado a cabo en Londres, y por ende la beca, fue precisamente emocionante por la diversidad cultural y, al mismo tiempo, empatía y entendimiento que se genera entre becarios con realidades extremadamente diferentes. Muchas de las preocupaciones que se expresaron se ven reflejadas en muchas de las realidades locales, por lo que apoyar a jóvenes con preocupaciones locales pero con la capacidad de una comprensión internacional, es vital. Por otro lado, muchos becarios vienen de contextos muy duros, por lo cual el mérito de obtener la beca y luchar por estar en el Reino Unido con la posibilidad de estudiar una maestría es infinito.

La voluntad y disposición de los participantes por hacer cambios fundamentales y de raíz en sus países era palpable, cada uno con antecedentes sobrecogedores y ambiciones claras. La pasión, así como la esperanza, se hizo notar.

Apostar por la formación de líderes en temas de sustentabilidad, gobernanza, corrupción, energía, o derechos humanos, pero también cultura e industrias creativas, es primordial para México y los otros 139 países que participaron este año. Chevening definitivamente será un parte aguas en la carrera de muchos de estos jóvenes líderes.

Que no se deje pasar la convocatoria 2017-2018 de las becas. Aliento fervientemente a los jóvenes mexicanos a participar. Plataformas como las becas Chevening se tienen que aprovechar para despegar y promover cambios positivos en el rumbo del país.

3_sofiabosch

 

Georgia O’Keeffe: abriendo brecha desde 1916

banner2017-02

Por: Sofía Bosch – @sboschg

img1
Georgia O’keeffe, 1920 por Alfred Stiglitz

El 30 de octubre finalizó la exposición retrospectiva sobre la gran pintora estadounidense Georgia O’Keeffe en el museo Tate Modern de Londres. En esta galería se exponen no únicamente renombradas obras de arte moderno y contemporáneo pero también exposiciones temporales, siempre curadas de forma excelsa como es el caso específico de la de O’keeffe. Con más de 100 obras recopiladas de entre las mejores colecciones y museos del mundo, el Tate Modern levanta una de las exposiciones más extraordinarias que jamás se haya visto sobre una artista mujer.  

La exposición se curó para conmemorar los 100 años de la primera exhibición individual de O’Keeffe en la galería del que sería su futuro esposo, el fotógrafo Alfred Stiglitz, en la ciudad de Nueva York en 1916.

La exposición fue montada de forma cronológica por lo que el visitante tiene una línea de tiempo muy clara ante sus ojos y el progreso en la estética y temáticas de la artista son fácilmente entendibles. Desde las primeras experimentaciones en carboncillo, donde O’Keeffe se negaba a probar con color hasta perfeccionar su estilo, pasando por sus cuadros con temática neoyorkina, hasta sus famosos cuadros de paisajes y vegetación de Nuevo México, de las flores y huesos de animales que encontraba en el desierto y de pueblos aún habitados por nativos americanos, como Taos entre otros, la exposición está tan bien montada que uno navega por los procesos de la artista sin confusión alguna.

img2
Oriental Poppies, 1928, Georgia O’Keeffe. Óleo sobre lienzo.

Originaria de Wisconsin, O’Keeffe vivió parte de su juventud en Texas, donde impartió clases de arte en escuelas pública. En 1915, por medio de una amiga en común logró hacerle llegar unos dibujos en carboncillo a Stiglitz el cual exclamó al verlos: “¡finalmente una mujer en papel!” (Finally a women on paper!).  Poco después O’Keeffe se mudó a Nueva York para dedicarse por completo a la pintura, y enamorados, Stiglitz y ella empezaron a vivir juntos.

Algunas de las pinturas más bellas de la exposición son justo de esa época, cuando ella acababa de llegar a la Gran Manzana y él decidió invitarla a la casa de campo de su familia en el Lake George, cerca de las montañas de Adirondack.

img3
Lake George Barns, 1926, Georgia O’Keeffe. Óleo sobre lienzo.

Esos viajes y paseos por el Lake George le permitieron ahondar en su investigación en la abstracción de la naturaleza que luego se repitió en sus cuadros de acercamientos a flores. Uno de los cuadros más importante de esa serie de flores y figura principal de la exposición es el titulado: Jimson Weed/White Flower nº1.

Teniendo un gran formato, la obra absorbe al espectador desde el primer momento que se entra a la sala, cautivándolo por medio de la belleza inmediata, palpable de la flor. Este cuadro es, de hecho, la obra pictórica de una artista femenina que ha llegado a mayor precio en una subasta. La casa Sotheby’s lo subastó en 2014 por $44.4 millones de dólares americanos a Alice Walton, heredera del imperio de Wal-Mart, para el museo Crystal Bridges Museum of American Art en Bentonville, Arkansas.

img4
Jimson Weed/White Flower nº1, 1932, Georgia O’Keeffe. Óleo sobre lienzo.

A partir de 1929, O’Keeffe comenzó a hacer varias visitas a Nuevo México sobretodo al área de Taos, donde amigos suyos residían. Se enamoró perdidamente de los paisajes, vegetación y naturaleza del lugar. De misma forma, las diferentes capas culturales del lugar le parecían fascinantes: la mezcla y el sincretismo entre la influencia colonial española y la complejidad de las culturas nativas americanas. Es específicamente en 1946, después de la muerte de Stiglitz, hasta 1986 que decide mudarse de tiempo completo a su rancho llamado Ghost Ranch cerca de Abiquiu, Nuevo México.  

img5
Black Mesa Landscape, New Mexico / Out Back of Marie’s II, 1930, Georgia O’Keeffe. Óleo sobre lienzo.

Además de conocérsele como uno de los exponentes del arte estadounidense moderno, O’Keeffe es singular ya que se expresaba sin prejuicios ni ataduras sociales. Muchos de sus cuadros de flores han sido interpretados como representaciones de órganos sexuales femeninos, lo cual ella nunca aceptó, y no porque estuviera mal visto para la época , sino porque su acercamiento a la naturaleza era transparente, inocente y honesto. Para ella las flores eran esas pequeñas cosas a las cuales nadie ponía atención. Y a menos de que se les observara muy detenidamente, su belleza no podría ser entendida. Detenidamente, con mucha paciencia, pasión y precisión, pintaba sus cuadros. Esto es notable al ver su obra, y fue lo mismo lo cual la colocó como un parteaguas del arte moderno estadounidense y mundial. Sus obras se equiparan a la fama y reputación de muchos hombres artistas, cosa rara en 1916 y hoy en día.

img6
Grey line with black, blue and yellow, 1923, Georgia O’Keeffe. Óleo sobre lienzo.

3_sofiabosch