100 Días Después de Trump

martymcflydocbrown-620x300

Por: Mauricio Ochoa – @mauri8a

Disclaimer: Nos encontramos un DeLorean con el que intentamos viajar al futuro. Dado que la gasolina está muy cara, nomás nos alcanzó para ir a 100 días después de que Donald Trump asumió la Presidencia, y regresar. Sólo les pudimos traer un periódico (que se imprime en billetes de 100 pesos, porque sale más barato que imprimir en papel bond), y aquí les compartimos algunas de las noticias:

—Donald Trump bloquea la entrada de 74% de exportaciones mexicanas. El Superbowl de 2017 se registra como el de más accidentes por conductores en estado de ebriedad. Se atribuye el alza en los accidentes a que los estadunidenses no pudieron bajarse la peda con guacamole.

—Se prohíbe también la participación de Lady Gaga en el medio tiempo del Superbowl y se sustituye por Kanye West. Hay revueltas homosexuales en San Francisco, Nueva York y Atlanta. El Secretario de Prensa de Estados Unidos atribuye las manifestaciones a un culto religioso cuyo profeta es Freddie Mercury. Encarcelan a Adam Lambert tras ofrecer un concierto ilegal en el Monumento a Jefferson para cantar “Bohemian Rapsody”.

-Se anuncia la salida de Estados Unidos de las Naciones Unidas. Vladimir Putin ofrece Moscú como nueva sede. Marine Le Pen propone París. Miguel Ángel Mancera solicita se le considere como nuevo Secretario General. El Consejo de Seguridad responde con un “AOC”. Voceros de Mancera lo consideran un gran avance.

-Los mercados financieros mexicanos colapsan ante la incertidumbre macroeconómica. Trump amenaza con impuestos a todos los empresarios con inversiones en México. Sale 80% de las marcas internacionales de alimentos, entre ellas McDonald’s. The Economist anuncia que México no podrá participar en el Índice Big Mac. Banco de México sugiere calcular con la torta de tamal, que ronda los $40 pesos.

—El Gobierno Mexicano informa que está tan cerca de alcanzar un acuerdo comercial con Estados Unidos, como de atrapar a Javier Duarte. La sociedad no sabe qué pensar. La PGR sigue esperando a que Fidel Herrera regrese a ser interrogado. Dijo que sólo iba por cigarros.

—El Secretario Narro se ve obligado a renunciar, tras filtrarse grabación en la que dice “antes lo importante era que teníamos salud. Hoy ya ni eso”.

—La Secretaría de Hacienda y Crédito Público declara que “ahora sí, ya en serio, estamos casi seguros que ya no nos va a afectar el alza del dólar”. Se nombra a Andrea Legarreta como Directora General de Comunicación Social.

—César Camacho se solidariza con la situación financiera de los mexicanos y vende uno de sus relojes. Recibe escupitajos de ciudadanos, una vez que se enteran que vendió el Casio.

—Ana Guevara se tropieza con uno de los baches de la Colonia Cuauhtémoc y solicita encabezar la Comisión de Obras Públicas del Senado.

—NETFLIX decide cambiar el nombre de “Una serie de eventos desafortunados”, dado que los mexicanos lo confunden como un documental del actual sexenio.

25_MauricioOchoa

El TLC y la Amenaza de Trump

trump-orden-ejecutiva

Por: Andrés Gómez – @a_gomezl

México fue protagonista involuntario de la elección presidencial en Estados Unidos, tanto por migración como por la relación comercial que tenemos mediante el Tratado de Libre Comercio de América del Norte—TLCAN, o NAFTA por sus siglas en inglés. El ahora Presidente Trump llamó a los mexicanos criminales y violadores cuando anunció su candidatura y prometió “renegociar el TLCAN o retirarse del acuerdo”.

Primero que nada, habría que entender qué es, cómo funciona y qué  efectos ha tenido este tratado. El TLCAN es un acuerdo entre Canadá, Estados Unidos y México que entró en vigor en 1994, y que elimina las tarifas—los montos cobrados a las importaciones—para los bienes y servicios intercambiados entre los tres países. Esto implica que una armadora de coches en México no pagaría extra por importar el motor de EUA y el chasis de Canadá al ensamblar un auto, ni pagaría extra si esos autos se exportaran de México a uno de esos países.

El comercio total entre México y EUA incrementó 543% de 1993 a 2015 (¡543%! ¡Es el equivalente a haber crecido 15% al año, todos los años, por 22 años!) y se han creado cadenas de producción transfronterizas complejas. De acuerdo a un reporte, una autoparte puede cruzar hasta 8 veces alguna de las fronteras antes de estar lista para ser colocada finalmente en un auto. 

El disgusto del electorado estadounidense es que fábricas que solían estar en su país cerraron sus plantas y se vinieron a México. Trump supo apelar a este enojo, y aunque es un problema real, no es la imagen completa: empleos que requieren poca preparación y que se desmantelaron en algún poblado de Michigan pueden haber sido reemplazados por puestos de alta especialización en California. El error ha sido no capacitar a los empleados para labores distintas. Asimismo, la automatización de procesos ha tenido consecuencias en el número de empleados que una planta necesita—incluso un efecto mayor que el de cambiar una planta de un país a otro.

Estados Unidos es por mucho nuestro principal socio comercial. 81% de lo que exportamos es a ellos, y 47% de lo que importamos viene de ahí. De lo que les exportamos, 40% del contenido viene antes de EUA.  Por eso el temor de políticos y empresarios mexicanos ante la amenaza de una renegociación o cancelación del TLCAN.

trump-y-la-amenaza-del-tlc

¿Puede cancelar Trump el acuerdo? No está muy claro, pero todo parece indicar que sí. ¿Qué pasaría entonces con el comercio entre México y Estados Unidos? Si se disolviera el TLCAN, las reglas de intercambio entre los dos países estarían definidas por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y no por un 35% de tarifa (o la cifra que decida inventar Trump en el momento). Según la OMC, los bienes mexicanos entrando a EUA pagarían en promedio 3.5% y los bienes estadounidenses exportados a México pagarían 7.5%. Es decir, subirían más las exportaciones de EUA a México que las de México a EUA, lo que abriría el déficit comercial que Estados Unidos tiene con nosotros. Ahora, si nuestros vecinos decidieran salir de la OMC podría ser catastrófico, pero no sólo para México sino para todo el mundo, y especialmente para Estados Unidos.

Por ahora, supongamos que Trump busca sólo renegociar el tratado. ¿Qué estrategia puede seguir México? El Presidente Peña Nieto sugirió que la negociación sería integral, lo que indica que todo el contenido del tratado está sobre la mesa para ser discutido. México cuenta con dos armas para negociar, unas por las buenas, otras por las malas:

  • Las “galletitas” o premios: incluir en el tratado un apartado de energía, internet y comercio en línea, protección de patentes, mejores condiciones laborales, combate a la corrupción y mayor protección al medio ambiente (no porque al presidente de EUA le importen las últimas tres, sino porque éstas aumentan los costos de producción en México y lo hacen menos competitivo).
  • Los “palos” o castigos: dejar de apoyar a EUA en la guerra contra las drogas, abandonar la cooperación para detener a migrantes centroamericanos que pasan por nuestro país intentando llegar a EUA, el combate al terrorismo.

Obviamente nuestro país depende mucho más de Estados Unidos que viceversa, pero ambos nos favorecemos de una relación de cooperación. México no debe hacer amenazas que no esté dispuesto a cumplir, y debe buscar renegociar en el menor tiempo posible para crear certidumbre a inversionistas locales y extranjeros. Las negociaciones tenidas para la fallida Alianza Transpacífico (ATP, o TPP por sus siglas en inglés) pueden servir de punto de partida.

La incertidumbre acerca del futuro de la política comercial de México llega en mal momento. El gobierno abandonó su regla de no incrementar la deuda pública en 2009 y ha sido incapaz de reducir el gasto, los homicidios relacionados al crimen organizado están en los mismos niveles que los del fin de sexenio de Calderón, el gasolinazo ha provocado descontento social generalizado, Peña Nieto tiene el nivel de aprobación más bajo desde que se tiene registro, la inflación se ve afectada por el tipo de cambio y por el alza en los precios de los combustibles y el Banco de México ha tenido que subir las tasas de interés en respuesta a esto. La percepción de corrupción y hartazgo social rumbo a las elecciones presidenciales de 2018 apuntan casi con certidumbre a un PRI perdedor, pero quién ganará con las pérdidas del PRI está por verse.

8_AndresGomez

Control de Armas: ¿Qué? ¿Quién? y ¿Por qué?

arma gun foto

Por: Luisiana de la Garza – @Luisianadlg

Después de que en junio pasado, en Orlando, Florida, sucediera el tiroteo más violento en la historia de Estados Unidos—49 personas fueron asesinadas y otras 53 fueron heridas—el debate sobre las legislaciones que regulan el control de armas de fuego volvió a retomar fuerza, y con ello el nacimiento—en lo personal—de una gran curiosidad por el tema que me ha impulsado a investigar sobre tres preguntas básicas:

  1. ¿A qué se debe el debate sobre el control de armas de fuego?

Inicialmente, el derecho a la posesión de armas de fuego proviene directamente de la Constitución de Estados Unidos (en la Segunda Enmienda). Por lo que cualquier cambio a dicha Enmienda claramente genera disputa; principalmente, porque muchas personas no quieren que sea “tocado” su derecho a portar un arma, ya que es considerado un precepto básico y un derecho fundamental de todo ciudadano de los Estados Unidos.

  1. ¿Quiénes están a favor y quiénes están en contra?

A lo largo de su administración, el Presidente Barack Obama se ha dedicado ardua y sentimentalmente a insistir al Congreso para que tome las acciones necesarias en pos de “reducir la violencia de las armas, salvar más vidas y proteger nuestros derechos y a nuestros hijos”[1]. Para ello, ha suplicado al Congreso realizar ciertos cambios, considerados necesarios, a las regulaciones sobre armas de fuego, tan permisivas en estos momentos. Ante la dificultad de llegar a un consenso, el actual presidente de Estados Unidos se ha visto obligado a impulsar “acciones ejecutivas” para presionar a los legisladores.

Históricamente, muchos legisladores demócratas han expresado su conformidad en llevar a cabo cambios a las regulaciones permisivas de armas de fuego. Incluso, hace algunos días, decenas de legisladores democráticos protestaron en el suelo del pleno de la Cámara de Representantes por más de 24 horas para insistir a los legisladores republicanos que votaran a favor de las modificaciones planteadas.

No me atrevería a señalar abiertamente que los republicanos son quienes están en contra de que ocurran cambios legislativos. Sin embargo, lo que sí es una realidad es que los republicanos son mayoría en ambas cámaras del Congreso y la mayoría de esa mayoría se opone enérgicamente a las propuestas modificatorias planteadas por los demócratas. Es claro que ambos partidos políticos tienen intereses que proteger, y consecuentemente, al no acordar y unir sus intereses por el bien de la ciudadanía, hasta ahora lo que hay como resultado es: pues nada.

La National Rifle Association (NRA), (firme defensor de la Segunda Enmienda) ha disputado públicamente algunas declaraciones de Barack Obama sobre la cuestión. Señalando que la forma de evitar los tiroteos masivos no será solucionada con un mayor control de armas, y que además la administración de Barack Obama solamente quiere “distraer” al público por el fracaso de sus políticas.

Muchos defensores de la Segunda Enmienda alegan que el Gobierno no quiere imponer un “control sobre las armas de fuego” si no imponer un “control” sobre los ciudadanos y sus derechos de elección, quitándoles la libertad de elegir sobre la compra de armas.

  1. ¿Cuáles son los principales cambios propuestos para la legislación de control de armas?

Entre los principales cambios que han sido propuestos por los legisladores, por los ciudadanos, y por el Presidente Barack Obama, se encuentran: incluir en el procedimiento de compra de armas una verificación de antecedentes del comprador, la prohibición de la venta abierta del rifle AR-15 o armas similares, ya que se considera que esta arma es elegida por muchos terroristas que desean matar y lastimar a personas de una manera rápida y eficiente.

También se ha impulsado el “no fly no buy” si no puede volar, no puede comprar, la cual se relaciona con la lista de posibles terroristas que tienen prohibido volar en avión, y por lo tanto, se propone que deberían tener prohibido la compra de armas de fuego.

23_LuisianaDeLaGarza

Fuentes:

http://www.cronica.com.mx/notas/2016/967974.html

http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-36565962

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/01/08/estados_unidos/1452224044_300071.html

http://washingtonhispanic.com/blogs/puntodevista/de-vacaciones-para-no-debatir-el-tema-de-las-armas/

[1]http://www.elmundo.es/internacional/2016/01/05/568bf9c1268e3e166e8b457f.html

La Corte Incompleta

DESEQU_1

Por: Andrés Gómez – @a_gomezl

Antonin Scalia fue un abogado estadounidense de ascendencia italiana y educado en las universidades de Georgetown y Harvard, además de haber impartido clases en las de Virginia y Chicago. Desde 1986 se convirtió en Juez de la Suprema Corte de Estados Unidos tras ser nominado por Ronald Reagan y aprobado por amplia mayoría en el Senado. Durante su servicio de casi 30 años en la Corte, fue considerado un gran intelectual del Derecho Constitucional y el máximo exponente de la derecha norteamericana. Murió la noche del 12 o mañana del 13 de febrero mientras se encontraba de cacería en Texas por causas naturales[i].

Ahora: ¿Por qué importa la muerte de Scalia? La Suprema Corte de Estados Unidos mantenía un equilibrio entre conservadores y liberales, ya que de sus 9 integrantes 4 votaban consistentemente con un perfil liberal y 4 lo hacían de manera conservadora, con un voto pivotal que solía decidir el sentido de la votación[ii]. Los nuevos miembros de la Corte son nominados por el Presidente en turno y aprobados por el Senado por mayoría simple. El problema es que Barack Obama, del Partido Demócrata e ideología liberal, tiene que proponer a un candidato para ser aprobado en un senado con una mayoría Republicana del 54%, y por si esto fuera poco, tiene que hacerlo a meses de que se elija a su sucesor (recordemos que este noviembre es la elección general para Presidente de Estados Unidos).

El 23 de febrero, miembros del Comité Judicial del Senado, el órgano del Senado encargado de recibir, evaluar y emitir una recomendación acerca de la persona evaluada por el presidente, enviaron una carta al líder del Senado, Mitch McConnell, haciéndole saber que no sostendrían audiencias para siquiera evaluar la propuesta del Presidente[iii] sino hasta el 20 de Enero de 2017, fecha en que el nuevo Presidente tomará protesta. McConnell también ha sido vocal ante los medios de comunicación al decir que no se considerarán propuestas de Obama[iv].

El rol de la Suprema Corte no es menor. Sus casos de mayor impacto en épocas recientes han decidido el sentido de elecciones presidenciales[v], legalizado el matrimonio igualitario a nivel federal[vi], mantenido en vigencia el Affordable Care Act (u Obamacare)[vii], y decidido que los donativos a campañas electorales por parte corporaciones no pueden ser topados[viii]. Dos de estos casos fueron decididos por 5 votos contra 4, lo que quiere decir que si otra persona hubiera estado sentada en la Suprema Corte en lugar de uno de los jueces participantes, la situación en Estados Unidos podría ser una muy distinta.

Antonin Scalia fue, a pesar de su conservadurismo extremo, un erudito del Derecho reconocido por seguidores y detractores. Su principio de interpretación originalista (o sea, que la ley debía ser interpretada bajo la óptica de la intención que se tenía en el momento en el que fue redactada, además de que la Constitución y sus enmiendas debían ser iguales a través del tiempo) y su cuidadosa elección de las palabras “cambió la manera en que se piensa y habla acerca de la ley”[ix]. El vacío que deja en la Corte es indudablemente grande, pero esto no absuelve al Senado de su responsabilidad de cuando menos evaluar al reemplazo propuesto por el Ejecutivo, así resulte rechazado. El plazo promedio para aprobar, rechazar o retirar una nominación a la Suprema Corte es de 25 días, mientras que la confirmación más larga tomó 125. Barack Obama tiene más de 300 días restantes en su mandato[x].

La disyuntiva es comprensible. El Senado en control de los republicanos no quiere ser responsable de aceptar una nominación en un año en el que podrían recuperar la Casa Blanca. De aprobarse un nominado por Obama o su sucesor si éste fuera demócrata ¡Podríamos ser testigos de la Suprema Corte más liberal en décadas! Lo que ésta podría lograr no es nada menos que emocionante.

8_AndresGomez

[i] http://bigstory.ap.org/article/507b286c0caf4dbab00c245119f66e5d/scalias-body-being-flown-back-he-died-natural-causes

[ii] Liberal: Ginsburg, Kagan, Sotomayor y Breyer. Conservador: Thomas, Alito, Scalia y Roberts. Pivotal: Kennedy.

[iii] http://www.nytimes.com/interactive/2016/02/23/us/politics/document-Senate-SCOTUS-Letter.html?_r=0

[iv] http://www.nbcnews.com/politics/supreme-court/mitch-mcconnell-flatly-rejects-any-obama-pick-supreme-court-n524466

[v] Bush v. Gore. 2000.

[vi] Obergefell v. Hodges. 2015.

[vii] King v. Burwell. 2015.

[viii] Citizens United v. FEC. 2010.

[ix] Juez Elena Kagan. http://archive.is/HsPDM

[x] http://www.nytimes.com/interactive/2016/02/13/us/how-long-does-it-take-to-confirm-a-supreme-court-nominee.html

Imagen: http://economianacional3.bligoo.com.mx/media/users/19/980938/images/public/230141/DESEQU_1.GIF?v=1336138019753