La La Land y los Tontos que se Atreven a Soñar

opening-scene-2

Por: Diego Muratalla – @_muratalla

Todos hemos experimentado un embotellamiento: una pérdida frustrante de tiempo encerrados en un coche paralizado sobre el asfalto, con olas de coches que parecen infinitas. Lo que no creo que muchos hayan vivido es un número musical en ese mismo trafical, con todo y maromas, coreografías en los toldos de los coches, mujeres en vestidos de vibrantes colores y hombres fuertes capaces de hacer cualquier acrobacia mientras cantan con un insultante optimismo que a pesar de estar atorados en el tráfico, este es sin duda, un día más bajo el sol.

Algo así es el opening scene de La La Land, una película que ha estado rompiendo récords en nominaciones y premios en esta temporada.

El director es una especie de prodigio de 32 años llamado Damien Chazelle, y digo prodigio por que este es apenas su segundo largometraje después de la magnífica e intensa Whiplash.

Desde un inicio, el proyecto tuvo muchísima atención ya que la opera prima de Chazelle había dejado en todos un increíble sabor de boca y sobre todo incógnita por saber qué haría después, así que cuando anunció que su siguiente obra seria un musical protagonizado por Ryan Gosling y Emma Stone las expectativas se fueron por los cielos.

El tiempo pasó y en los últimos meses del 2016, La La Land vio la luz en festivales alrededor del mundo, donde fue recibida con ovaciones y elogios de forma casi unánime. Después llegó la temporada de premios y terminó por asentar lo que por todos lados se rumoraba: La La Land es la mejor película del 2016.

Como pasa con casi todo en estos días, no hay nada que tenga un alto nivel de aprobación sin que a su vez tenga su buena dosis de detractores, que con cada nominación y premio ganado alzan más sus voces diciendo que la multigalardonada obra está sobrevalorada y que no merece sus triunfos.

Pero no voy a utilizar este espacio para tratar de decidir de una vez por todas si La La Land es o no es una buena película (sí lo es).

El filme se encuentra en un plano que no es tan fácil de ubicar cuando hablamos de periodo de tiempo. Hay referencias a Titanic y a The O.C., sin embargo mucho de la ambientación y gran parte del vestuario evocan a décadas que pueden abarcar desde los 50 y 60 con un buen guiño a los 80. Todo eso sirve para no aterrizarla en un contexto de tiempo actual, y elevarla a un plano donde la época no es realmente importante. Su función más bien, es reforzar el mundo de ensueño y lo atemporal de las ambiciones de sus protagonistas y de paso, quitarle lo raro que podría ser que un par de ciudadanos angelinos, bailen, canten, floten y se amen en maneras que sólo se dan en las fantasías.

mia-y-sebas-van-gogh

Hay más acciones que palabras: montones de emociones dichas con canciones y miradas cargadas de sentimientos que no te dejan otra alternativa más que creer que Ryan Gosling y Emma Stone están profundamente enamorados. Tal vez más de las fantasías prometidas que entre ellos mismos, pero no hay manera alguna de negar que se apoderaron de sus personajes y que la vida de Mia y Sebastian, refleja en muchos sentidos la de unos jóvenes Gosling y Stone que como muchos otros sufrieron y sacrificaron mucho para poder ser los grandes actores que son hoy.

Y es que eso es La La Land, un lugar de fantasía, donde las locuras y los sueños más inalcanzables se pueden hacer realidad, pero siempre con un costo a pagar.

Mucho se ha escrito de los musicales clásicos a los que La La Land rinde tributo, y me preocupaba pensar que, sin tener un profundo conocimiento y aprecio por esas películas, la obra de Chazelle no iba a tener resonancia conmigo, pero el viaje de los personajes, que aunque a primera vista es simple, es uno que todos podemos reconocer, el de la persecución de un sueño por imposible que parezca y las pérdidas que eso puede conllevar.

Gosling y Stone no son los mejores cantantes, ni siquiera son los mejores bailarines, pero no sólo cumplen con lo necesario para que esto no importe, sino que la música de la cual se acompañan tiene también esa cualidad de no pertenecer a un periodo de tiempo en específico (al menos en su conjunto) y hará que La La Land sea apreciada por mucho mucho tiempo.

Escribir estas líneas fue el pretexto perfecto para escuchar los cortos 45 minutos de duración del soundtrack de la película una y otra vez, con su justificada repetición de “Audition” cada vez que le llegaba el turno. Y es que si los dos protagonistas de la película hacen un gran trabajo, es Emma Stone la que sin duda alguna se la lleva, y no porque tenga una voz impresionante, pero sí porque cada palabra esta impregnada con todo el deseo y frustración por el que pasa su personaje y “Audition” es, aparte de la mejor canción de la película, una perfecta muestra de esto.

A final de cuentas, La La Land no es una película que te reconciliará con el mundo, y nunca fue su intención, pero se apodera de tal manera de su romance de ensueño, sus colores vibrantes, sus pintorescos paisajes y sus bailes en las estrellas, que es sin duda un bienvenido descanso de la actualidad y un recuerdo de que hay sueños por los que vale la pena pelear.

14_DiegoMuratalla

Inteligencia, Coraje y Amor por las Matemáticas

talentos-ocultos

Por: Paola González – @PaolagabbieG

En los registros que conocemos de la historia, y en la mayoría de los grupos sociales, las mujeres han llevado sus vidas en la obscuridad, en un segundo plano. Sin embargo, también sabemos de mujeres que se han impuesto ante las reglas y sin importar la situación en la que vivan, muchas de ellas han superado las expectativas que la sociedad les imponía, convirtiéndose así en ejemplos de que la capacidad no es inherente a un género, una edad, o un color de piel.

La Emperatriz  Wu Zetian, quien fue la única mujer que gobernara China.

Marie Curie, la primera mujer en recibir un premio Nobel.

Dian Fossey, la zoóloga defensora de los gorilas fallecida en Ruanda.

… Y existe una lista interminable de mujeres valerosas que buscaron darle sentido a su vida de manera excepcional.

Sin embargo, aún hay historias fascinantes que no han sido contadas – y reconocidas– como se merecen. Es por esto que la escritora Margot Lee Shetterly escribió una novela biográfica acerca de tres asombrosas mujeres que cambiaron el rumbo de la guerra fría gracias a su talento y valentía. Se trata de “Hidden Figures” y narra la historia de tres amigas afroamericanas que trabajaban para el proyecto aeroespacial estadounidense en los años 60; volviéndose tan importantes en la carrera para llevar al hombre a la luna, que la NASA no pudo dejarlas ir sin antes reconocerles su desempeño.

La matemática Katherine Johnson, quien con sus cálculos ayudó a que las trayectorias de vuelo de los cohetes fueran precisas; Dorothy Vaughan, quien se convirtió en la primera supervisora de los servicios de la floreciente IBM; y Mary Jackson, la primera (sí señores, la primera) ingeniera aeroespacial en los Estados Unidos –¡Qué orgullo!-.

Estas mujeres de la estirpe de Hipatia de Alejandría se impusieron ante la discriminación por su género y su raza para convertirse en modelos a seguir de las miles de matemáticas, ingenieras y licenciadas en ciencias exactas que buscan colarse en el desarrollo científico y tecnológico de nuestra era.

Shetterly, la escritora, es también asombrosa, pues fundó en México durante el 2010 la revista “inside México”, dirigida a los angloparlantes que se asientan en el país. Fue consultora de marketing en la industria mexicana de turismo y fundó la organización “The Human Computer Project” que recaba el trabajo de todas esas mujeres que trabajaron en los albores de la aeronáutica como la conocemos hoy en día.

Con cuatro estrellas en el sitio Goodreads, más de cuatro mil votos y mil reseñas, Hidden Figures, además de una buena recepción por la comunidad lectora, no ha pasado desapercibida en la industria cinematográfica: cuenta con una adaptación nominada al Óscar 2017 y protagonizada por Taraji P. Henson, Octavia Spencer y Janelle Monáe. Así que sin importar si prefieres un libro a una película o viceversa, seguro disfrutarás de esta historia.

No prometo que acabes sin algunas lágrimas.

 33_paolagonzalez-08

La La ¿Qué?

mia-y-sebas-2

Por: Juan Carlos Bracho

“Si el público va al cine y no adora esta película estamos condenados”, fueron las palabras que Tom Hanks le dedicó a La La Land mientras promocionaba su propia película, Sully.

Entendiendo perfectamente que mi opinión poco le importaría al señor Hanks si es que llegara a encontrarla, aun así, me atrevo a aseverarle que, en efecto, estamos condenados.

La película de Damien Chazzelle es un éxito total. Ganó más globos de Oro que ninguna otra película, es una de las tres películas con más nominaciones en la historia de los Óscares y ganó 8 premios de los Critic’s Choice Awards. Se perfila para ser la más premiada en la historia, pero no sólo con los críticos ha tenido éxito; de acuerdo con Forbes, la película será una de las más ganadoras en la relación costo-ingreso del 2017.

Con todos esos blasones, declarar que la película es mala, inmediatamente me coloca como uno de esos haters que persigue a la gente por Twitter y Facebook con el único objetivo de derramar bilis; no obstante, a riesgo de ser etiquetado como tal, creo importante decirlo: la película es simplemente mala.

Definir qué hace a una buena película puede parecer complicado, pero no lo es. Una película es el ensamble de varios elementos que deben converger para lograr que la pieza sea eso: una pieza. Es cuando se siente como un tejido perfectamente hilado de principio a fin, que estamos frente a una buena película.

La La Land falla justo en coordinar esos elementos hacia un mismo sentido. Resulta muy difícil, demasiado, atinar al mensaje que el director quiere comunicarnos a través de esta película y eso es porque todo en La La Land parece danzar a su propio compás.

mia-2

El lenguaje cinematográfico que se muestra ambicioso al inicio, es lento y cansino desde que los protagonistas se encuentran por segunda vez, lo cual termina por generar secuencias abruptamente cortadas.

El manejo de los tiempos no aporta en nada a la narración de la historia (¿por qué se divide la historia en las cuatro estaciones?).

Los recursos narrativos como los flashbacks, flashforwards e intertextualidades terminan por dominar la historia lejos de apoyarla.

Al final de la película se presenta un timelapse que dura tanto, que provoca que un final pretendidamente sorpresivo, resulte todo menos eso, y…

A excepción de Mia, el resto de los personajes resultan decorativos.

mia-sola-1

Entonces…

¿Por qué La La Land está por convertirse en la película más galardonada de la historia?

Decía Vince Lombardí que el éxito jamás es obra de la casualidad y a pesar de tener fallas graves en su hechura, el caso de La La Land no es la excepción a la regla. Si uno analiza las fortalezas de la película puede comenzar a hilar la razón de su rotundo éxito:

La fotografía es esplendida. Cada uno de los cuadros se convierte en un deleite visual para el espectador, haciendo varios cuadros de la película marcos sumamente memorables.

El diseño de arte y vestuario es por demás atinado, comunicando una intención clásica sin que los lugares y las personas se sientan viejos, lo cual alimenta nuestra nostalgia por aquellos “tiempos mejores”.

Las coreografías son espectaculares dejando que tanto Emma Stone como Ryan Gosling muestren amplitud actoral en bellos ensambles musicales que se volverán clips dignos de verse una y otra vez.

bailando-en-las-estrellas-2

Todas las fortalezas de la película apuntan hacia un mismo sentido; la estética. La película resulta un cúmulo de cuadros y ensambles musicales altamente estéticos. Como una cajita musical, hecha de la más fina madera con una bailarina de porcelana por dentro. De esas que nuestras abuelas tenían en su tocador cuando eran jóvenes y tuvieron el gesto de regalarnos, pero…

¿Para qué hacer de una película un objeto que carece de significado más allá de la nostalgia que pueden producirle al espectador?

Porque esa es la fórmula que ha usado Hollywood para vender sus películas los últimos años. Desde las tres larguísimas películas de El Hobbit, hasta el esperado estreno de los Power Rangers este año, la industria del cine estadounidense ha vivido de una generación (los millennials) ahogada en nostalgia.

Vista como película, La La Land tiene muy poco que ofrecer, pero vista como un producto mediático, esos elementos que parecen danzar a su propio compás, mágicamente se coordinan para un mismo fin: vender.

Lo triste es que, vista de este modo, deja de ser tan innovadora y disruptiva como el mismo Hanks asegura que es.

Basta con darse un paseo por internet para comprobarlo. El fenómeno La La Land cuenta con todos los pasos que cualquier campaña de mercadotecnia sigue para ser exitosa:

El Warm up:

Se presenta el producto en mercados de nicho o pilotos, en este caso, festivales de cine. En esta etapa el objetivo es construir deseo por el producto, así que se busca el apoyo de algún líder de opinión para que hable bien del producto. Pagado o espontáneo, igual funciona… Pasó también cuando James Cameron declaró no haber visto nada igual a Gravity.

Hero Content:

Se presenta el producto ante un mercado mucho más grande. Por lo mismo, la pieza que lo presenta debe asegurarse de no ser algo difícil de comprender, de ahí lo simple del guión. Además, la pieza debe contar con pruebas que sostengan el argumento de que el producto es digno de consumirse (conocidos como RTBs), que en el caso de las películas son los premios que logra acumular.

Ayuda mucho si tiene una o varias referencias a algo ya conocido o familiar para la audiencia, por eso las intertextualidades, y si se cuenta con al menos un gimmick que mantenga la atención de los espectadores (ya que el spam de atención del público disminuye año con año) la “memorabilidad” de la pieza está casi asegurada, por eso el timelapse del final.

http://www.lalaland.movie/

Fase de Involucramiento (al día de hoy estamos en esta etapa):

En este punto el deseo debió de haber sido satisfecho, así que el siguiente paso no debe ser despertar el deseo, si no que la gente lo sienta propio. Del mismo modo que la gente siente suya la Aspirina o la Coca-Cola, las películas se introducen a los diálogos que sostenemos todos los días a manera de memes, gifs y clips que podemos compartir en nuestras redes sociales. Por eso el preciosismo en los cuadros.

https://twitter.com/lalaland?lang=en

https://www.facebook.com/LaLaLand/

http://giphy.com/search/la-la-land

Fase de Mantenimiento:

Para estos momentos la euforia va cediendo a otras muchas distracciones, así que es momento de mostrar algo nuevo, algo que refresque el producto… ¿Qué tal el DVD o Blueray? Con entrevistas exclusivas y todas las grabaciones de los ensayos en donde se puede captar las frustraciones de Emma Stone por lograr las notas de las canciones (varias a las cuales no logra llegar) y uno que otro chiste que hace lucir a Ryan Gosling más interesante de lo que ya es.

ryan-gos

Si los productores son realmente ambiciosos, quizá salga la línea de ropa inspirada en la película para que las adolescentes se puedan vestir como Mia y sus amigas en el ensamble Someone in the Crowd.

chicas-en-la-calle

Fase de Evolución:

El impulso se desvanece casi por completo, por lo que hay que recordarles a los consumidores que somos necesarios; entonces, el producto debe evolucionar… Ahí es cuando se anunciará lo que nadie ve venir: Broadway lleva La La Land a la escena teatral. La maravillosa película se vuelve ahora una obra de teatro. Es como cuando sacaron al mercado la Sabri-Semana, el mismo producto bajo diferente formato.

http://www.independent.co.uk/arts-entertainment/films/news/la-la-land-stage-musical-lionsgate-a7521756.html

Dos de estas etapas todavía no se cumplen, pero estoy seguro de que lo harán porque pertenecen a una cuidada estrategia de mercadotecnia que tenía como único fin que la película se hiciera memorable, no porque fuera buena, si no por lo mucho que se habló de ella. Esto es el verdadero logro de La La Land y la razón de su éxito.

No es ningún crimen promocionar una película para asegurar su éxito, tampoco lo es que una película mala sea ampliamente premiada, pero lo que resulta trágico de esto es que queda de manifiesto que hemos perdido la distinción entre fondo y forma.

jora-the-andal

En otras palabras: Estamos condenados porque nos hemos entregado por completo al estímulo y olvidado el noble ejercicio de reflexionar.

30_juancarlosbracho

 

 

UNDERART: oda a un aterrizaje forzoso

 

foto1-4

Por: Sofía Bosch – @sboschg

En un conjunto de patios interconectados llamado el Hackesche Höfe, situado Mitte, el barrio central de Berlin, se encuentra el teatro de circo y performance experimental Chamäleon. La zona que rodea el conjunto es un área dinámica de la ciudad, con una amplia oferta cultural y artística repleta de restaurantes y tiendas. Esta temporada el Chamäleon presenta la obra interdisciplinaria Underart, una superposición de danza y circo contemporáneo, con performance y música en vivo.

El Chamäleon fue construido en 1906 como un cabaret de variedades y esa es la vibra que trata de mantener hasta hoy por medio de su arquitectura y diseño. El estilo Jugendstil – nombre del estilo equivalente al Art Nouveau de Bélgica y Francia en Alemania y los países nórdicos– de su fachada se nota en los patrones de los azulejos esmaltados, en la escalera de madera vintage por la cual uno sube un par de pisos para llegar a un salón relativamente pequeño compuesto de una serie de mesitas y un gran escenario con telón rojo.

foto2-3

Es en este contexto que se presenta la obra Underart; Ode to a crash landing (Underart: oda a un aterrizaje forzoso). La llamo obra porque la diversidad de roles de los actores es impresionante. Es un parteaguas del circo contemporáneo, ya que mezcla la danza, la música y la interpretación actoral de forma intrínseca, y además sus interpretes son artistas en toda la extensión de la palabra. Las mismas siete personas generan la música, los actos circenses, bailes y recitales poéticos.

La música fue compuesta por el grupo sueco Riddle and Murmur, y sin ella no se puede concebir el espectáculo. El dúo musical está en escena con los artistas, con los cuales cambian papeles durante el espectáculo traspasando la responsabilidad musical a acróbatas y bailarines por igual.

 

La temática de la representación es compleja y estimulante al mismo tiempo, sensible pero potente. La obra está basada en el accidente que Olle Sandberg, director de Underart, tuvo en 2005. Él, siendo acróbata de profesión, no logró completar en su totalidad un salto triple mortal por lo que cayó de cabeza fracturándose el cuello y quedando, en consecuencia, completamente paralítico del cuello hacia abajo. Aunque con el tiempo pudo recuperar la movilidad, el accidente destruyó su carrera y le denegó el regreso al escenario. Es entonces que 11 años después decidió escribir y dirigir Underart, una obra que trata el tema de la desolación, de sentir que el mundo se viene abajo y luego renacer, aunque sea en un contexto diferente, entendiendo que la vida está compuesta de riesgos constantes que uno tiene que tomar sin pensar mucho en las consecuencias.

Durante el espectáculo los interpretes llevan su cuerpo al límite constantemente pero de manera muy diferente a lo que hacen, por ejemplo, los artistas circenses del Cirque du Soleil. En este caso utilizan materiales del día a día para exponerse a un riesgo palpable. En un momento de la obra uno de los artistas sube a dos planchas de madera imitando un par de sancos. En sí el acto no es algo extraordinario, o jamás antes visto por el espectador, la altura de las planchas no es extremadamente alta. De todas formas, el publico está al borde de su asiento. El hecho de que artista lo haga sin ninguna protección, más que la presencia de sus otros 6 compañeros, como si fuera un chico malo que está jugando exponiéndose a la posibilidad de que algo salga mal pone al espectador en un hilo. Y justamente esa es la lección: las cosas que nos llevan al límite del peligro muchas veces son acciones o hábitos diarios, que consideramos hasta un cierto punto “no peligrosos”.

foto3-1

En Underart los actos circenses no son nada del otro mundo. Lo que diferencia a Underart de cualquier otro espectáculo es la maleabilidad de los artistas, su cruce entre diversas disciplinas creativas con un toque de peligro cotidiano mezclado con el asombroso ambiente del teatro que lo hacen un espectáculo como ningún otro.

3_sofiabosch

Fotos: https://chamaeleonberlin.com/en/shows/underart

http://www.berliner-lokalnachrichten.de/kultur/cirkus-cirkoer-underart-ode-to-a-crash-landing-im-chamaeleon/10621/

TOSEPAN: Transformando en Comunidad

1970373_10155125616620111_8440533061787705787_n-1
Por: Daniela Romero

Sin duda alguna hay algo que cambió en mí desde que tuve el privilegio de conocer “La Unión de Cooperativas de Tosepan”. Desde entonces, me atrevo a decir que estuve en el centro de la tierra, en el corazón de México, donde el bienestar social brilla entre las comunidades. El uso del respeto y el amor a las raíces hacen un pueblo sano, con todas las herramientas para construir un futuro.

Las comunidades de TOSEPAN están ubicadas en la Sierra Nororiental de Puebla, rodeadas por un espeso y verde bosque. Anteriormente, fue una región explotada por su riqueza en recursos y capital humano, conformada por una población desintegrada, marcada por una desigualdad y pobreza latente.

La cooperativa nació en 1980 bajo la premisa de crear un sistema de bienestar social, económico y ambiental totalmente sostenible, que buscaba darle solución a la carencias de la población y a la búsqueda de unidad como comunidad. Esto se logra apostando por la coexistencia entre el humano y el medio ambiente. Tomando medidas, protegiendo los derechos humanos, agregándole conocimiento, para abastecer sus necesidades con una agricultura responsable, dando como resultado una calidad de vida digna y equilibrada.

El comienzo fue casi fortuito, todo ocurrió cuando los socios fundadores decidieron comprar algo tan básico como el azúcar a un precio de mercado y venderlo entre las comunidades a un precio accesible para el pueblo. Esto desencadenó que Luis Márquez Tirado, fundador y líder, se diera cuenta de la fuerza que tenían como comunidad, de todas las posibilidades que tenían de explotar un comercio justo, bajo programas de trabajo que se adecuen al pueblo y con el objetivo de conservarse como civilización rica en recursos y en identidad cultural. El trabajo de Luis Márquez fue de vital importancia para la formación de la Cooperativa, ya que impulsó la cohesión social en la comunidad y el despertar de muchos comenzó a hacerse presente.

A lo largo de casi 40 años, “La Unión de Cooperativas de Tosepan”, ha estado en continuo desarrollo, formando un conjunto de más de 8 cooperativas regionales y 3 organizaciones civiles, las cuales trabajan en conjunto para lograr lo inimaginable. Se han desarrollado técnicas para una óptima explotación de sus materias primas como son: el café, la miel virgen y la pimienta. También se ha creado una caja de ahorro y crédito para lo habitantes de la región, disminuyendo así su dependencia de recursos financieros externos. Y por último establecieron una distribución más democrática de los bienes y recursos que conforman los territorios entendidos por las cooperativas.

En Tosepan el conocimiento es un regalo y un medio que debe de ser heredado de generación en generación, es por eso que los niños desde muy pequeños tienen la obligación de aprender técnicas de cultivo amigables con la naturaleza, asistir a sus propias escuelas para conocer su identidad cultural y la importancia de preservarla, así como la convicción de vivir en comunidad. La finalidad de esta educación es hacer memoria, usarla al beneficio de todos los corazones que palpitan en la comunidad, contagiar historia y heredar la presencia de todo lo conseguido como unidad.

10934036_10155125633935111_5755217869691807284_n

Uno de los aprendizajes más significativos que obtuve visitando Tosepan, fue que todos somos comunidad, cada elemento de la naturaleza es imprescindible para un equilibrio perfecto. La búsqueda de ese equilibrio dio como resultado la creación de dos grandes programas: Programa para el Rescate de la Abeja Nativa Mexicana (Scaptotrigona mexican) y el Programa de Reproducción de Plantas Nativas (produciendo 800,000 plantas anuales). Estos programas no solo benefician el medio ambiente de la comunidad, sino que aportan en la construcción de significados entre el vínculo naturaleza-comunidad.

Todo este apoyo y ‘buen uso’ de las tierras hacen que la comunidad no únicamente se mantenga sola, sino que “La Unión de Cooperativas de Tosepan” sea reconocida en el mercado internacional, por su presencia de café orgánico en países como Holanda, Alemania y Japón. Logrando crecer, desde dentro hacia afuera, y de manera horizontal, con y para todos.

10171895_10155125637140111_6050908897373645889_n

Para que el bienestar ambiental, económico y social avancen, no hay que olvidar el gran trabajo que se realiza en Tosepan. Más de 34,000 familias decidieron abordar y sumarse a la búsqueda de soluciones en temas como la desigualdad, conductas de explotación y en la pérdida de identidad cultural, mediante un sistema de asambleas. Una vez al mes, con razonamiento, diálogo y trabajo logran reducir todas las carencias para transformarlas en potencia.

Tosepan es la suma de distintos pensamientos, percepciones y acciones, que invitan a replantear la forma de vivir en comunidad, la importancia del uso responsable de nuestros recursos y el impacto que puede tener la organización social, para recordarnos que juntos somos potencia.

Nos dimos cuenta que juntos podíamos hacer cosas y que si nos manteníamos unidos, seríamos fuertes” (Luis Márquez Tirado, Socio Fundador).

36_danielaromero

Vargas Llosa vs el consumo postmoderno de la literatura

mario-vargas-llosa-78

Por: Paola González – @PaolagabbieG

Hace unas semanas el mundo literario se sacudió ante el inesperado veredicto de la Academia Sueca. Bob Dylan obtenía el Premio Nobel de Literatura, arrasando a los escritores y poetas que habían sido nombrados como posibles ganadores. El año pasado también hubo discusiones sobre la decisión de otorgarle a la periodista Bielorrusa Svetlana Alexievich el Nobel por su prosa—según sus detractores, similar a varios autores (leease Joyce Carol Oates, John Banville, Jon Fosse, entre otros)–. ¿Cuál es la mayor diferencia entre estos dos casos?

-Ah, sí, Bob es cantautor-.

Si bien su icónica trayectoria y sus letras son de una belleza excepcional, muchos literatos expresaron su inconformidad al conocer el veredicto y miles de opiniones contra este se sumaron al del veterano Mario Vargas Llosa, quien en algunas ceremonias que ha presidido en estos días, como la presentación en Berlín de su último libro, dijo a la prensa que el Premio Nobel de Literatura debe ser para escritores y no para cantantes, a pesar de que disfruta de la obra del señor Dylan. Comentó también que este galardón no debería abrirse a la poesía cantada, ya que dejaba el paso abierto a que cualquier persona de la farándula aspire a un Nobel dedicado al arte de las Letras.

Si bien pareciera que el señor Vargas Llosa dio estas palabras a la prensa por la emoción negativa que aún mantienen muchos respecto al galardón de las letras, no dista mucho de la realidad que hemos presenciado este mismo año. Durante la Feria del Libro en Bogotá, Colombia, la prensa local se escandalizó al ver que la presentación del libro del youtuber Germán Garmendia, titulado “Chupa el Perro”, atrajo a más personas al recinto, e incluso medios como El Universal afirmaron que el saldo final fue de mayores ventas del joven chileno que del veterano peruano que asistía junto a otros grandes de la literatura latinoamericana a esta Feria del Libro.

Tenemos entonces motivos claros para que el escritor Mario Vargas Llosa se exprese de esa manera ante la prensa, aunque más allá de sus experiencias se encuentran los datos estadísticos en países latinoamericanos. Tan solo en México, Grupo Milenio publicó en el 2013 que había cerca de 100 ferias del libro en el país, y sólo se leían 2.5 libros al año en promedio, aumentando a 5.3 en el 2015, según datos arrojados por el Excelsior y El Universal.

-¿Pero cuales fueron los libros más leídos en el año más leído?-

Excelsior tiene el top 5:

5.- Crepúsculo (sí, aún lo leen)

4.-El Principito

3.-Cien Años de Soledad

2.-Trilogía Cincuenta Sombras de Grey (hasta mis tías lo leyeron)

1.- La Biblia

Aunque sabemos que entre nuestros amigos pasa que dicen haber leído tal o cual libro para sentirse importantes, “únicos y diferentes” (que tire la primer piedra el que no), en un mundo lleno de hipsters o cosas mainstream y es tan usual que se vea ahora un best seller de una socialité, una autobiografía de algún famoso caído a menos buscando la gloria perdida o un compendio de absurdos traducidos a un lenguaje “impropio del vulgo”, que no nos damos cuenta a simple vista de las tendencias del consumo literario hasta que hacemos un análisis más profundo: preguntando por sus hábitos de lectura, sus afinidades y gustos más allá de las páginas.

Esto es lo que critica el señor Vargas Llosa en sus discursos, el poder de la opinión pública de personajes lejanos a la literatura y las tendencias en redes sociales, para guiar al consumo literario impuesto por el pensamiento postmoderno que se rige por las ganancias en ventas y la sentencia—si no leíste a (…) no eres lector –.

Les mando un cordial saludo a todos los que asistieron a la Feria Internacional del Libro 2016 en Guadalajara, Jalisco, estuve paseando por los pasillos llenos de póster promocionales del nuevo libro de Kim Kardashian, mientras buscaba una buena edición de la obra Cyrano de Bergerac.

33_paolagonzalez-08

Poema Póstumo

pasted1.png

Por: José García Dobarganes – @jooosege

¿Acabamos de chocar? ¿Íbamos a Aguascalientes?
No, no íbamos a ningún lado, me temo.
Solo teníamos ganas ¿sabes? Pero al final no se cumplió, nada.  

¿Qué sucedió?¿Dónde estoy?
Nada. En ningún lado. Esta es la realidad de la que no quiero escribir. Estar en la sala de espera con las miradas de todos y todas; de la señora con el rebozo y la bolsa de mercado, sentir que soy como ella. Me quería poner un traje para ir al funeral, pero no lo hice, no llegó a tiempo. La muerte, no el traje. Caminé y abracé y me cansé. ¿No rentaran mujeres para que se sienten enfrente de la caja y lloren mientras rezan un rosario? Lloré, solo un poco. Sentí que debía hacerlo. Era mi obligación en el funeral de mi padre. ¿Eso hacen los hombres también? Mi madre lloraba en mi hombro. Mi primo iba de jeans y su papá con una chamarra de futbol americano. Quería que se fueran. Me dieron asco. Mi papá estaba enfrente de ellos en un caja con fotos y flores. Estaban vestidos como si estuvieran comiendo barbacoa en el mercado del domingo. Con las barbas llenas de grasa y las manos de mengambrea.

¿Lo que pasó fue mi culpa? ¿Me voy a morir?
Los dedos amarillos del cigarro, los labios rotos y la piel reseca. Todos tienen la culpa. La tiene la mujer deforme, la cocainómana, la puta, la alcohólica, la protagonista, la amargada, la erotizada, la ladrona y depravada, la adúltera. Tiene la culpa ese mundo de vulgaridades; de habitaciones sucias, de cocinas grasosas, de platos con manchas de comida, de sábanas con semen, de ropa polvosa, de coños calientes y de vergas y huevos y sin quehaceres. De maquinaciones y sueños frustrados. ¿Sabes lo que pasaba tras esas cortinas gruesas, azules y espesas? ¿Sabes cómo entraba la luz, la luz amarilla, a corroerlo todo? El alma se estaba pudriendo en el abandono; en la soledad más cruel y desesperante.

¿Me voy a morir?
Volvía a preguntar una y otra vez, entre infartos y convulsiones y llantos y tías y madres y abuelas y amigos y mi propia condición y debilidad. Entre los papeles que tenía que firmar porque no había nadie más. Entre las miradas de la familia, esa misma que deseo con el corazón que desaparezca. Que sufran, que lloren, que sientan una espada atravesarlos desde la espalda al corazón. La muerte no es suficiente castigo, sino la pérdida de lo amado, el dolor y el sufrimiento, continuo.

¿Qué me pasó? Confió en tí, siempre lo he hecho. Solo dímelo, ¿me voy a morir?
Los oxfords boleados y las agujetas bien amarradas. Los cobardes no vinieron al funeral, los enemigos tampoco. Quería que todos se fueran. Nadie estuvo ahí nunca, solo yo. ¿Por qué habrían de estar frente a su cuerpo frío? Nadie lo merece. Yo era el único que lo conocía. Váyanse, todos. Esta es la realidad de la que no quiero escribir.

24_JoseGarcia