Un viaje por el mundo de Stanley Kubrick

Stanley Kubrick en la Cineteca

Por Uriel Gordon – @Urielo_

Se escucha música de Beethoven como telón de fondo. En frente de ti, aparece un maniquí vestido con pantalón, camisa y tirantes de color blanco; trae puestas unas botas, un sombrero negro y en su mano, sostiene un bastón del mismo color. Lo rodean dos maniquíes de mujeres desnudas que portan pelucas güeras. En las paredes negras, se alcanza a leer, en tipografía psicodélica, palabras como “Moloko plus” y “Moloko vellocet”. Sabes perfectamente dónde estás: en el Bar Korova que abre la película A Clockwork Orange de Stanley Kubrick, que se basa en la novela de Anthony Burgess.

Bar Korova

Te imaginas que a tu lado, se encuentran Alex DeLarge y sus amigos o “droogs”, Georgie, Dim y Pete; escuchas la risa tonta de Dim y miras a los ojos a Alex, que te proyectan de inmediatamente, una malicia sarcástica; sientes miedo: conoces bien a los personajes y sabes de lo que son capaces. Por instinto, quieres escapar, pero te das cuenta que involuntariamente has dejado de ser solo un espectador, que la cinta vive en ti desde hace tiempo. El escenario en el que estás simplemente te recuerda que hay una parte tuya que se encuentra encapsulada en este filme que se estrenó en 1971. Sigues avanzando.

The-Shining-Danny-Apollo-11

Miras el suelo y ahora estás caminando sobre un tapete con figuras geométricas naranjas, cafés y rojas. Frente a ti, ves un diminuto suéter de color azul cielo que en medio, trae un cohete espacial: es la ropa del pequeño Danny Torrence. Imaginas al niño recorriendo, en su triciclo, el tenebroso Overlook Hotel cuando de pronto, te topas con una máquina de escribir; te llama la atención, te acercas y observas un papel que refleja todo el trabajo literario que el papá de Danny se ha dedicado a escribir en los últimos meses.

“All work and no play makes Jack a dull boy”

Lees la siguiente frase que se repite a lo largo de la página: “All work and no play makes Jack a dull boy”(“Solo trabajar y no jugar hace de Jack un chico aburrido”). Sabes lo que representan esas palabras y la máquina de escribir; son símbolos del caos y el terror que carga y desata Jack Torrance, en la cinta de The Shining de 1980 que está basada en la novela de Stephen King. Sientes ansiedad, pero continúas adentrándote al mundo de esta película de Kubrick que por primera vez, viste a los 14 años y que desde ahí, te persigue.

Eyes wide shut

La sensación de nerviosismo incrementa: comienzas a escuchar una especie de cantos dignos de un ritual satánico; la música y las voces te hacen saber perfectamente que ha llegado el momento de sumergirte al mundo de la última película de Kubrick, Eyes Wide Shut de 1999. Te invade el suspenso; al entrar a una nueva sala, la luz se vuelve más oscura, la bienvenida te la dan una serie de extrañas máscaras que podrían verse en el Carnaval de Venecia. Sigues caminando y todo lo que ves tiene una estética de sueño: te encuentras en una mansión de Nueva York con gente millonaria muy extraña, que viste túnicas, capas negras y que cubre sus rostros precisamente con el tipo de máscaras que observaste en la entrada. Aunque todos esconden su identidad con el disfraz, conocen perfectamente quién es quién ahí.

Repentinamente, aparece un intruso que no fue invitado a la fiesta: es el maniquí del Dr. Bill Harford, cubierto con una máscara blanca que trae una especie de antifaz dorado, que se extiende desde la frente hasta las mejillas. Para su mala fortuna, descubren que no pertenece ahí. Sientes angustia: sabes que en los siguientes minutos le darán una lección que no esperaba; sabes que la película que busca adaptar al cine la novela Relato soñado de Arthur Schnitzler, tiene la capacidad de convertir las fantasías del Dr. Harford en su peor pesadilla.

Terminas el recorrido de “Stanley Kubrick, la exposición”, en La Galería de la Cineteca Nacional de México, y sientes primero alivio y luego la emoción de haber tenido la oportunidad de observar en vivo, más de 900 piezas que envuelven a la obra de este cineasta. Piensas en los objetos icónicos, en las películas con las que creciste, en cómo sus historias e imágenes permanecen en tu memoria y te acompañan, en como es que el cine es un vehículo para compartir sueños, emociones, anhelos y pesadillas.

11_UrielGordon

5 personajes que cambiaron la historia y seguro no conocías

 

5 Personajes de la HistoriaPor: Gabriela S. Gómez – @GabrielaSGH

De Einstein, Aristóteles, Da Vinci, Julio César, Hitler, y un larguísimo etcétera hemos leído y escuchado mucho. Si no hubieran nacido, tal vez el mundo no sería como lo conocemos hoy. Personajes que con su paso por la tierra lo han transformado todo hay miles; unos más decisivos e impactantes han logrado trascender a la cultura popular con más fuerza. Pero existen otros muchos que con sus acciones generaron un efecto mariposa igual de determinante. Aquí les presentamos una cortísima lista con sólo cinco de ellos, pero igual de importantes:

Akenaton

1. Faraón Akenatón. (aprox. 1372 – 1336 A.C.)

Hace miles de años—literalmente, por ahí del 1300 A.C.—en Egipto sucedió algo que le dio una tremenda sacudida a toda su población: el nuevo faraón, Akenatón, decidió cambiar la religión oficial del imperio. Del culto politeísta de los dioses Ra, Horus, Osiris y un largo etc. decretó que, de ese momento en adelante, en Egipto sólo se podría adorar a un solo dios, Atón. Imagínense el trauma de la gente que tenía más de mil años adorando a los mismos dioses y de pronto les dicen, “esos son falsos, el verdadero es este, el único, no discutas”. Por supuesto generó revueltas y al final acabaron asesinando al pobre faraón. Pero eso no es lo importante. El culto a Atón como deidad única es el primer registro que se tiene en la historia de la creencia en que existe un solo dios. Y más interesante aún, los historiadores ubican la existencia de Moisés, el libertador del pueblo judío, justo en ese tiempo (!!!). Algunos incluso llegan a asegurar que la religión de Atón fue la chispa que alumbró la religión judía, de la que finalmente se derivan el cristianismo e incluso el islam.

Pablo de Tarso

2. Pablo de Tarso, o mejor dicho, San Pablo. (aprox. 5 – 67 D.C.)

No cabe duda que el nacimiento de Jesucristo cambió la historia. Pero, ¿qué hubiera ocurrido si nadie nos hubiera contado de él? Tal vez su presencia en la tierra hubiera pasado desapercibida, porque ni él, ni sus inmediatos seguidores escribieron una sola palabra. La difusión de su doctrina empezó de boca en boca y los primeros “cristianos” eran considerados solo como una secta dentro del judaísmo. No fue hasta que un judío llamado Pablo de Tarso (aprox. 5- 67 D.C.)—que al principio de su vida adulta le daba por perseguir y encarcelar cristianos—se convirtió en seguidor de Jesús, que el cristianismo empezó a tomar forma como religión independiente. Pablo fue de los primeros en poner en papel los mensajes de Cristo. Además, su incansable acción misionera fuera de la zona de Jerusalén se considera la clave de la expansión de la religión cristiana en el Imperio Romano (y ya todos sabemos cómo acabó eso).

XIR157017

3. Rodrigo Borgia – Papa Alejandro VI (1431 – 1503)

La historia de este personaje es fascinante y hasta puede causar un poco de morbo. Sobre él y su familia se han escrito mil cosas (seguramente la mayoría mentiras o exageraciones, nunca lo sabremos) que han despertado la imaginación hasta de productores de películas porno. Pero a pesar de lo jugoso que suena todo ello no es lo que lo coloca en esta lista. Cuando Cristóbal Colón descubrió América para los españoles, el mundo entero se paró de pelos y todos querían una parte del pastel. Los más poderosos contendientes eran España y Portugal y nomás no lograban ponerse de acuerdo sobre quién se quedaba con qué. Entonces, como era costumbre en la época, acudieron al papa en turno para que resolviera la disputa. Rodrigo Borgia, o mejor conocido como Alejandro VI, lideró las negociaciones y trazó una línea (posteriormente llamada Línea Alejandrina) a 100 leguas de la isla de Cabo Verde, África. Los portugueses se quedaban con lo que estuviera antes de esa línea, los españoles con lo que quedara más allá de ella. Seguramente, cuando los portugueses vieron TODO lo que había después de la línea, (prácticamente todo el continente americano ex-Brasil) les dio el telele. Pero ya era demasiado tarde. Esta línea determinó el futuro de millones de personas que hoy habitamos este lado del mundo, y es, entre otras cosas, el motivo por el cual unos nacemos para hablar español y otros portugués.

Emmeline Pankhurst

4. La Sufragista Emmeline Pankhurst (1858 – 1928)

Nada más natural para las personas del siglo XXI en Occidente que el que las mujeres puedan votar. Obvio, ¿no? Somos ciudadanos igual que los demás, pagamos impuestos, trabajamos, educamos a futuros votantes, etc. Pero esto no siempre ha sido así. A principios del siglo pasado, en la mayoría de los países, las mujeres no tenían este derecho; de hecho casi ninguno. A medida que han pasado los años hemos ido ganando más, pero ninguno más fundamental que el voto. Gracias a él, los políticos nos toman en cuenta al desarrollar sus propuestas de gobierno. Sin el voto, las mujeres serían invisibles. Aunque desde finales del siglo XIX algunos tipos de mujeres (de la clase alta o con propiedades) podían votar en países como Nueva Zelanda y Finlandia, no fue hasta que se le dio el voto a las mujeres del Reino Unido (1918) que la fiebre sufragista se expandió por todo el mundo occidental. Emmeline Pankhurst fue la líder del movimiento sufragista de Inglaterra. Fue capaz de todo para conseguir su objetivo, desde manifestaciones pacíficas hasta incendios de comercios y establecimientos públicos.

Klaus_Fuchs

5. El Espía Atómico Klaus Fuchs (1911 – 1988)

El miedo a la guerra atómica es algo que gobierna las decisiones de política internacional desde que Estados Unidos decidió tirar las primeras bombas en Hiroshima y Nagasaki en 1945. Hoy en día, el nivel de poder o seguridad militar de cualquier país se mide en si tiene o no tiene armas nucleares. Incluso podríamos decir que si no hubo una guerra abierta entre Rusia y Estados Unidos el siglo pasado fue precisamente por el miedo de ambos a ser completamente destruidos por estas armas. Ahora, ¿cómo fue que se coló la fórmula maldita de un país a otro? Por los llamados espías atómicos. Fueron muchos, pero uno de los más importantes fue el físico alemán Klaus Fuchs. Formó parte del Manhattan Project y desde el principio estuvo pasando información a la Unión Soviética sobre los avances de la investigación. Seguramente el mundo no sería el mismo si sólo un país tuviera acceso a esta tecnología. Si fuera mejor o peor, nunca lo sabremos.

9_GabrielaGomez

 

 

 

Entre Homero Adams y Tim Burton

Dos símbolos de creatividad, autenticidad y belleza

adams

Por Uriel Gordon – @Urielo_

El dibujo del juguete de Homero Adams

Principios de los años noventa, Ciudad de México. La silueta que se dibuja corresponde a la “figura de acción” o al juguete de Homero Adams que, por cierto, no se parece mucho físicamente al personaje que protagoniza Raúl Julia en The Adams Family (1991); más bien, el patriarca de la familia Adams, que aparece plasmado en el papel con lápiz y crayones, está inspirado, por lo menos visualmente, en la serie animada de 1992 que cuenta las historias de esta familia excéntrica.

Tratando de hacer una fiel copia del cartón, desde el lápiz de un niño de entre seis y siete años, Homero porta un traje rayado con botones cruzados, color rosa mexicano, una camisa amarilla y una corbata verde. Tiene una cara redonda, un bigote que personifica el estereotipo de algún chef italiano, y bolsas en los ojos que lo hacen ver como si estuviera cansado, pero la ironía que refleja en los gestos faciales, es la que hace que el juguete de la caricatura se convierta en el objeto ideal del retrato.

La sonrisa dice más que mil palabras y conociendo el contexto del personaje, refleja a Homero como alguien que sí tiene un gusto por lo mórbido, por lo que está descompuesto pero, ante todo, es alguien noble: trata a la gente que lo rodea con respeto, es justo, por decirlo de cierta forma, y profesa un amor por su familia inigualable. Parte de ahí la fascinación por pintar inconscientemente a un símbolo del humor negro que nos lleva a tolerar la creativa locura que no busca dañar al otro, que nos lleva a mirar y abrazar por una ventana las diferencias que nos hacen únicos y que nos ponen en contacto con la belleza de la autenticidad.

Tim Burton

Disfrazando a monstruos

 2008, Nueva York.- En el Museo de Arte Moderno se muestra una exhibición del cineasta Tim Burton. Aparecen bocetos de sus personajes, vestuarios, cortos animados y, lo que más llama la atención, retratos en pintura que dejan que nos asomemos a la locura del artista. Particularmente, hay un par que llaman la atención: si la memoria no traiciona, vemos en un cuadro, a dos o más personas que al parecer, se encuentran cenando; la vestimenta es típica y las caras no reflejan nada fuera de lo ordinario. Los vemos recargados sobre la mesa; no observamos lo que se esconde…

Al voltear al otro cuadro, nos damos cuenta que no son humanos: son monstruos que están jugando debajo de la mesa a disfrazarse de humanos, engendros que traen puesto en sus cabezas, sombreros grandes que personifican el torso y la cara de distintos seres humanos. Es fascinante la historia que se cuenta entre líneas: monstruos que se divierten disfrazándose de humanos. ¿Qué no es al revés? ¿Quiénes son los monstruos, ellos o nosotros? ¿Será una forma de decir que los verdaderos seres fantásticos o temibles somos nosotros? ¿Será que la creativa locura que tenemos nos pone en contacto con auténticos bellos monstruos?

11_UrielGordon

Cuatro mujeres alrededor del mundo y sus perspectivas de diseño

PORTADA

ARTICLE IN ENGLISH AVAILABLE BELOW THE LAST INTERVIEW 

Por: Sofía Bosch – @sboschg

El mes pasado se celebró el Día de la Mujer y con esto, tuve muchas reflexiones sobre el rol de la mujer en un área que a mí me afecta directamente: el diseño. Por primera vez no quise plasmar mi visión de las cosas, como lo he estado haciendo por medio de Inteligencia Independiente el último año, pero le quería ceder el micrófono a otras personas con los mismos intereses.

Desde hace seis meses que tengo el placer de compartir un salón de clases con estas cuatro mujeres ejemplares. Cada una ha adoptado prácticas de diseño poco convencionales y trata de generar cambios positivos por medio de ellos. Maria de Grecia, Niranjana de la India, Luana de Brasil y Wendy de Hong Kong nos dan su perspectiva del futuro del diseño y su rol como mujer dentro de esta industria creativa.

MARIA TSILOGIANNI [26, Grecia, http://mariatsilogianni-portfolio.tumblr.com/]

Maria
MARIA TSILOGIANNI, GRECIA

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Estoy formada como arquitecta pero me interesa la teoría crítica, la filosofía y me considero también artista.

Creo que la arquitectura es un área tan amplia que no la puedo en realidad definir como diseño. Personalmente no puedo ver el diseño como algo muy específico, cuando me hablan de “diseño” lo que me viene a la mente es un masa desordenada total, todo conectado y vinculado a todo. El diseño se relaciona con la sociedad, la sociedad con el individuo, el individuo de regreso a lo colectivo. El diseño es una práctica expansiva: es artístico, social, teórico, político, etc.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

Para empezar, como arquitecta, no tengo futuro en Grecia. Dicen que en Grecia hoy en día y en el futuro cercano nadie va a necesitar un arquitecto. Nadie va a construir nada. Las únicas cosas que se están construyendo por el momento son hoteles y casas en las islas, pero los comisionados siempre son extranjeros y contratan a sus propios arquitectos. No van a venir a contratar a una arquitecta griega. Entonces mi futuro como arquitecta en Grecia está muerto.

¿Cuáles crees que son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer en arquitectura/arte/diseño?

Una vez un colega arquitecto me dijo “Maria, para que una mujer consiga una buena posición como arquitecta, necesita casarse con un arquitecto conocido”. Hasta cuando estaba estudiando, los hombres de mi clase no querían trabajar en equipo con las mujeres porque consideraban que no éramos lo suficientemente buenas en el software requerido. Eso me frustraba demasiado y mi respuesta a eso fue convertirme en una nerd en el manejo del software porque quería demostrarles que lo podía hacer igual de bien que ellos.

No creo que nos consideraran en ningún momento como sus iguales. Con el fin de darnos a respetar nos teníamos que agotar trabajando para probar que lo podíamos hacer igual o mejor: “puedo manejar el software como ustedes”, ahora es: “puedo trabajar y tener hijos”. Como mujer una tiene que trabajar igual o más.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

Mucha gente hoy en día está insatisfecha, y de la mano de esa insatisfacción muchos grupos feministas han renacido. Creo que hoy nuestras voces se oyen un poco más, pero considero que todavía hay un largo camino para la igualdad. Todavía somos consideradas como fábricas de bebés, como si esa fuera nuestra única meta en este mundo.

Las mujeres son muy buenas manejando varias cosas a la vez: podemos tener bebés, pero también carreras, ser inteligentes, creativas, etc.

NIRANJANA RAMAKRISHNAN [23, India]

Niranjana
NIRANJANA RAMAKRISHNAN, INDIA

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Esta es una pregunta que me cuesta mucho trabajo responder. Mis estudios de licenciatura oficialmente fueron en diseño de mobiliario y diseño espacial. Mi proyecto de graduación no tuvo nada que ver con esto ya que la mayoría de las clases no estaban centradas en una disciplina sino más bien en temáticas amplias que abordábamos por medio del diseño. Por ende los cursos eran por naturaleza multidisciplinarios. En conclusión, no estoy muy segura cuál es mi giro per se, pero mi enfoque es entender sistemas complejos de forma holística y generar conexiones de diseño en los servicios que ayudan a la realización de estos sistemas.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

Soy una idealista y una tonta optimista, entonces espero que el futuro del diseño sea siempre positivo y se desarrolle hacia áreas en las que hoy no vemos su manifestación contundente. Esencialmente, el diseño no puede existir en aislación. Tiene una relación simbiótica con otras disciplinas, y no puede existir por sí mismo.

¿Cuáles crees que son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer diseñadora?

¡Tantos!

La India es, desafortunadamente, un país muy sexista. Curiosamente, el diseño se ve como una profesión adecuada para las mujeres. Creo que es porque se considera que –y aquí voy a generalizar un poco– es algo a lo que se le atribuye un valor estético. Entonces cuando uno habla de diseño, automáticamente es asociado con la industria de la moda o con el diseño gráfico. Y no estoy diciendo que estas no sean industrias relevantes, pero reducen el diseño a eso, a algo meramente visual y por ende conveniente para una mujer, no algo que pudiera tener impacto y su propia voz.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

Sí. Las mujeres con carrera profesional, de cualquier disciplina, siempre se verán en la encrucijada de escoger entre su vida personal y su carrera. O habrá un momento donde no puedan rebasar el ya famoso glass ceiling (techo de cristal) y nadie va a hacer nada al respecto. Entonces, las mujeres siempre tendrán que comprometer lo uno o lo otro, y para mí eso no es una posibilidad. Ojalá esto sea algo que cambie en un futuro, que lleguemos a un punto en donde las mujeres no tengan que hacer concesiones por absolutamente nada. 

 

LUANA GRACIANO [28, Brasil www.luanagraciano.com]

Luana
LUANA GRACIANO, BRASIL

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Soy diseñadora gráfica enfocada principalmente en cuestiones impresas y su relación a prácticas espaciales. Mi objetivo es trabajar desarrollando la identidad visual en una gran variedad de formatos, desde exhibiciones hasta publicaciones. En mi práctica cotidiana trato de conjugar influencias de diferentes disciplinas como el arte, la arquitectura, la política y la teoría crítico dentro del mundo del diseño gráfico.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

En los últimos años es perceptible como el mercado ha empujado a los profesionistas a altos niveles de especialización, comprometiendo su habilidad a tener una visión holística y privándolos de una participación crítica en la toma de decisiones. Sin embargo, con los avances en tecnología e inteligencia artificial, creo que las tareas mecánicas y extremadamente especializadas se automatizarán y los profesionistas tendrán que adaptarse a pensar de una forma más global y sistémica.

¿Cuáles crees que son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer diseñadora?

Aunque las mujeres han gradualmente ocupado puestos clave en el mercado laboral, una joven mujer puede que se tope con una actitud paternalista por parte de sus colegas o clientes en algún punto, sobre todo en el contexto latinoamericano. Las industrias creativas pueden ser más progresistas que otras áreas más convencionales, pero sigue habiendo una necesidad de eliminar el sexismo en nuestras relaciones profesionales, no solo en diseño, sino en cualquier esfera.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

Creo que deberíamos primero reconocer y entender el género como una construcción social –una noción compleja e indudablemente un sitio de lucha. No hay, por ejemplo, tal cosa como una profesión para mujeres o para hombres; con el mismo nivel de entrenamiento y las mismas oportunidades creo que ambos somos capaces de realizar cualquier tarea. En este sentido, espero que el rol de las mujeres como el de los hombres en el futuro sea el mismo, sin importar el género.

WENDY LAU [29, Hong Kong, www.uuendylau.com]

Wendy

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Mis antecedentes son en diseño de producto. Me gradué ya hace varios años y trabajé como coordinadora de proyectos encargándome del proceso de diseño, desde el desarrollo y producción hasta la comercialización y promoción. Los proyectos eran principalmente relacionados a productos, pero eran bastante variados: desde proyectos de joyería hasta productos electrónicos para el hogar. Al mismo tiempo me di cuenta que con esta dinámica nunca podía realmente diseñar lo que quería por lo que, mientras trabajaba tiempo completo, en mi tiempo libre los fines de semana fundé mi propia empresa, un formato mucho más artístico. Hice ilustración, a veces instalaciones de arte pequeñas o productos comerciales, como accesorios de moda o papelería.

Tengo un gran interés por el arte contemporáneo, pero en Hong Kong las artes se consideran como un pasatiempo, no algo de lo que puedes vivir. Para poder cubrir los altos costos de vida de la ciudad, necesitaría seguir haciendo diseño de producto. La gente sigue pensando que el diseño no es una “tarea importante”, por ejemplo ven el branding como algo sin importancia comparado con estrategias de publicidad.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

Espero que haya más colaboración entre diferentes disciplinas. Yo vengo del mundo del diseño de producto y me interesan también el diseño de modas, de interacciones, gráfico e ilustración. Creo que la cooperación puede mejorar los resultados de tareas creativas. La colaboración es esencial, no solo dentro del diseño pero con otras profesiones, hasta las no relacionadas al diseño. Trato de involucrarme en diferentes áreas de diseño para estar equipada como diseñadora multidisciplinaria. Supongo que ese es el futuro.

¿Cuáles crees son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer diseñadora?

La verdad es que soy muy afortunada. Por supuesto que hay retos, pero siempre he visto esos retos más bien como oportunidades. Por ejemplo voy a intentar participar en cualquier concurso aunque sepa que tal vez no pueda ganar, porque eso me genera práctica para mis solicitudes futuras.

En Hong Kong todavía hay muchas cuestiones prevalecientes con respecto a las conexiones y qué tan lejos puedes llegar. Supongo que eso es común en todos lados. Es un círculo pequeño, pero una vez que logras entrar tus posibilidades y oportunidades aumentan.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

No siento que la situación sea mala en Hong Kong. Muchos diseñadores de alto rango son mujeres. Si demuestras que eres capaz, probablemente te den el trabajo. No siento que haya problemas de género. Tal vez yo no me doy cuenta de esas cosas y en el momento que me posiciono en otra perspectiva entonces me doy cuenta que en realidad soy parte de ello y no lo veo. Pero de verdad no siento que sea tan grave en Hong Kong, especialmente en la industria del diseño. La educación tiene mayor prioridad comparado al género. Por otra parte, si demuestras que tienes un buen desempeño entonces la gente lo reconoce. Aunque, no voy a negar que antes era una sociedad dominada por los hombres.

En mi empresa anterior, el 50% eran hongkoneses y el otro 50% eran extranjeros, el ambiente era entonces muy abierto donde siempre sentí que respetaron mi opinión. Hasta en juntas con clientes externos valoraban mis ideas y me pedían mi opinión.

————————————————————-

ARTICLE IN ENGLISH

Last month Women’s Day was celebrated. It sparked in me many reflexions on the role of women in an area that affects me directly: design. For once I did not want to preach my views as I have done for more than a year in this platform, but I wanted to pass the microphone to other people with the same interests as me.

For the past six months I have had the pleasure of sharing the classroom with four exemplary women. Through unconventional design practices they try to generate positive change. Maria from Greece, Niranjana from India, Luana from Brazil and Wendy from Hong Kong give us their perspective on the future of design and their role as women in the creative industry.

——————————————————-

MARIA TSILOGIANNI [26, Grecia, http://mariatsilogianni-portfolio.tumblr.com/]

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

My background is in architecture but I am also interested in critical theory, philosophy and i am also an artist.

I think architecture is such a broad area that I cannot define it as design. Personally I cannot see design as something very specific, when I listen to “design” it comes to my mind as a mess that links and connects to everything. Design relates to society, society to the individual, the individual relates back to a group. It is an expansive practice: it is artistic, it’s social, it’s theory, it’s politics.

What do you think the future of design will be like?

First of all as an architect I don’t have a future in Greece. They say that today in Greece, and the near future nobody will need an architect, nobody will build anything, the only things being built are only hotels and houses in islands but the commissioners are always foreigners which employ their own architectects. They won’t hire a Greek architect. So at least my future as an architect in Greece is dead.

What are some of the challenges you face as a young women in architecture/art/design?

I was once told by a male architect: “Maria, in order for a women to get a good position as an architect, you need to first marry a well known male architect”. Even when I was studying, men did not want to work in groups with women because they considered we were not good enough with the softwares. So I was getting really frustrated by this and my response to it was becoming a nerd in software management because I wanted to show them I could be as good as them.

I don’t think they ever considered us equal. And in order to be respected we had to exhaust ourselves to prove to them we could do it: “I can manage software like you guys”, now it’s “I can work and have children at the same time”. You have to work the same or even more.

 

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome?

A lot of people are unsatisfied, and within this, a lot of feminist groups are re-emerging. So I think today our voice is heard a bit more, but I think it still going to take a long time for equality. I do believe that we will be always seen as baby-factories, as if this was our main goal on earth.

Women are great multitaskers. Men need to realise this: we can have babies, and careers, and be smart and be creative, etc.

——————————————————-

NIRANJANA RAMAKRISHNAN [23, India]

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

This is a question I always struggle with a lot. My undergraduate diploma officially says that I am a Graduate of Furniture and Spatial Design. My graduation project had nothing to do with this, because most of the courses are not disciplined focused but thematic in their approach to design. So, the courses by nature were multidisciplinary. So, I am not too sure what my practice is per se, but I am interested in looking at larger systems in a holistic way, and services that help the realisation of these systems.

What do you think the future of design will be like?

I am a kind of an idealist and foolish optimist so I am hoping the future of design is positive and evolves towards spaces where today we don’t really see design manifesting itself strongly. Essentially, design can’t exist in isolation. It is a symbiotic relationship with something else always, it cannot exist by itself.

What are some of the challenges you face as a young women in design?

So many!

India, as a country, is very sexist unfortunately, and interestingly enough, design is regarded as a profession suitable for a women. Because – and I am going to generalise a bit– it is tended to be attributed to an aesthetic value. So when you talk about design it is automatically associated with fashion or graphic design. And I am not saying these are not relevant industries, but design is reduced to something merely visual and therefore something suitable for a women. But not something that could actually have an impact or it’s own voice.

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome?

Yes, career driven women, in any discipline, will always have to make a choice between that and their personal life. Or you will hit the glass ceiling and nobody will do anything about it. So, women are always having to compromise one the other, and I don’t really see it that way. So hopefully this is something that will change in the future, women won’t need to compromise anything.

——————————————————-

LUANA GRACIANO [28, Brazil www.luanagraciano.com]

 

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

I am a graphic designer working mostly with printed matter and its relation to spatial practices. My aim is always to work with visual identity in a wide range of formats, from exhibitions to publications. In my everyday practice I try to bring influences from different fields of my interest such as art, architecture, politics and critical theory into the realm of graphic design.

What do you think the future of design will be like?

In the last couple of years it has been noticeable that the marketplace is pushing professionals towards very high levels of specialisation compromising their ability to have a holistic view and so depriving them from critical participation and decision making. However, with the advances in technology and artificial intelligence, I believe that mechanical and highly specialised tasks will be automatised and the professionals will be required to think in a more global and systematic way.

What are some of the challenges you face as a young women in design?

Even though women are gradually taking over high positions in the market, a young woman might face a paternalistic approach from colleagues or clients at some point in her career, specially if we are talking about Latin America. The creative field can be more progressist than conventional areas, but there is still a need to completely eliminate sexism in our professional relationships, not only in design but in any other field.

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome?

I think we should first acknowledge and understand gender as a social construction –an utterly complex notion and, undoubtedly, a site of struggle. There is, for instance, no such thing as profession for women or for men; with the same amount of training and equal opportunities I believe that we are both capable of performing any kind of job. In this sense, I hope the role of women and men in design in the future are the same, regardless their gender.

——————————————————-

WENDY LAU [29, Hong Kong, www.uuendylau.com]

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

My background is product design, I graduated some years ago and then I worked as a project manager taking care of the design process of projects, from development and production to commercialization and promotion. The projects were mainly products, it could be very diverse: jewelry, houseware or electronic products. At the same time I realized with this dynamic I could never really design what I liked or wanted, so while I worked full time I also made use of my leisure time during weekend to start my own business, a more artistic format. I did illustration, sometimes small scale of art installation, and commercial products such as fashion accessories and stationery.

I have a strong interest in contemporary arts, but in Hong Kong the art is considered as a hobby, not something to sustain your life. To be able to cover the high living expenses in Hong Kong, I think I would need to do product design. People keep on thinking design is not a “major task”, for example, they see branding as something not important compared to advertising strategies.

What do you think the future of design will be like?

I expect more collaboration among different disciplines. I come from the realm of product design I am also interested in fashion, interaction and graphic design or illustration. I do think cooperation can enhance the results of creative tasks. Collaboration is essential, even with other professions, and even ones that are not related to design. I try to be involved in different areas of design and try to be equipped as a multidisciplinary designer. I guess that is the future.

What are some of the challenges you face as a young women in design?

Well, I guess I am quite lucky. For sure there are challenges, but I have always seen everything as opportunities instead of challenges. For example, even competitions that I know I might not get, I will still try because it gets me to practice on my future applications.

In Hong Kong there are still very prevalent issues with whom you know and how you are connected to how further you’ll go. But I guess it is common everywhere. It is a small circle, once you get in your chances and opportunities increase.

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome? I don’t think the situation in Hong Kong is too bad, many design supervisors are women. If you can show your capabilities you can probably get the job. I don’t think there are gender issues. Maybe I don’t realize those things, but then if I see it from another perspective, maybe I am actually part of it and I just don’t see it.

But I really don’t think it is that bad in Hong Kong especially in design industry. Education is of a much higher priority compared to gender. On the other hand, If you demonstrate a good performance then people would appreciate it. Though I won’t deny that before it was a very male dominated society.

In my previous company, 50% were from Hong Kong and 50% were foreigners, so it was a very open-minded environment where I always felt they respected my opinion. Even during meetings with external clients, they would value my ideas and ask for my opinion.

Bjork: la Tejedora

Bjork en el Auditorio Nacional

Por: Mauricio González del Castillo – @magomcgrath

Es la tercera vez que Björk Guðmundsdóttir pisa tierras mexicanas y la primera en la CDMX. A falta de encuentros previos, en esta ocasión decide darnos todo y no dejar nada a la imaginación. Dos conciertos (el primero en el Auditorio Nacional, el segundo en el casi no, que siempre sí Ceremonia 2017) y una exposición de realidad virtual permiten al afortunado peregrino de aquel hajj islandés poder maquinar la traducción del lenguaje oculto de una mujer llena de gracia, siempre marchando al ritmo de su propio tambor. Como calamar gigante en Arrival de Villeneuve, el interpretar björkiano y adentrarse en sus palabras abre otras dimensiones. Ella posee tal radar para componer que puede romantizar a las placas tectónicas así como trazar fielmente la cronología del dolor.

En el concierto del Auditorio no necesita más que del apoyo de cuerdas para formular una receta cándida del proceso de generación, supuración y sanación de una herida. Ante diez mil personas que no sabían muy bien como comportarse al principio, (severa ante la exposición mediática indiscriminada) la gran sacerdotisa de todas las cosas sonoras abre el rito que le hace oda a su más reciente trabajo, Vulnicura, producto del desencanto amoroso con su antigua pareja, Matthew Barney.

Bjork

Se logra el silencio total mediante la procesión de mantras de ruptura. Stonemilker anhela (9 meses antes de darse en la madre), Lionsong siembra la duda (5 meses antes) , The History of Touches desnuda (3 meses antes). Su política estricta de no fotos rinde frutos y la audiencia permite ser llevada de su mano por la corriente del Estigia en Black Lake, el punto más álgido y sombrío de Vulnicura (2 meses después). Family lamenta la muerte de la unión (6 meses después) y Notget es despecho puro (11 meses después). Llega el intermedio y la segunda parte, el cuerpo se suelta poquito, Björk recita viejos y nuevos pasajes de su arquitectura cerebral, realza el espíritu y da por terminada la misa.

Björk Digital, en el Foto Museo Cuatro Caminos (hasta inicios de mayo) consiste en una serie de instalaciones de realidad virtual que utilizan a Vulnicura como punto de partida narrativo en una experiencia de inmersión. Como si todavía fuera necesario, las canciones cobran vida, los hilos de dolor son tangibles, el pesar de Black Lake se vuelve cueva y Björk te canta al oído. Si su approach con la tecnología y la ciencia se consagra con Biophilia, es con Vulnicura que adquiere su tono más personal y crudo.

Festival Ceremonia

Pero el triángulo casi no se cierra a causa de los infortunios del clima. Ceremonia 2017, movido milagrosamente casi todo (con sus desafortunadas ausencias, Beach House, M.I.A, Vince Staples) al domingo, abre sus puertas tímidamente a todo aquellos que quisieron o pudieron darle una segunda oportunidad. Si en el Auditorio encarna a Norma la druida, es en Ceremonia donde Björk adquiere una de sus más resguardadas facetas: la de la multipremiada entertainer. Quizás los años le han permitido hacer las paces con la fama, a beneficio de todos. El concierto en Ceremonia es una verdadera celebración de su arte pasado y presente, el público grita, la música (literalmente) explota. A suerte de un hada madrina, de una mariliendre mágica que da en el clavo en cada una de sus colaboraciones, como lo hizo a su vez con el dúo Matmos o con Anohni, Björk encuentra una nueva complicidad de las manos de Arca, quien realza cada beat y da hilo a la tejedora para tejer sus entramados a lo largo de 17 canciones, una hora y media.

Ella es la fuente de sangre, la cazadora, la lava. Tal como lo ha dicho, hay tantas cosas que quiere hacer y es tan poco el tiempo. A nosotros nos queda esperar. Hasta pronto, valquiria. Dicen que te quedas un tiempo acá a grabar. No tardes.

El Milagro de Kafka

El Milagro de Kafka

Por: Mario Campa – @mario_campa/ @latampm

Cada que mi convicción sobre la nobleza del espíritu humano mengua, recurro a un episodio de los últimos meses de la vida de Kafka para alentar mi creencia en la posibilidad de los milagros. Reproduzco íntegramente a continuación un fragmento del libro de The Brooklyn Follies (2006) de Paul Auster (traducción al español de Benito Gómez Ibáñez), donde el autor narra mediante una conversación digresiva entre dos personajes de la novela—Nathan y Tom— un suceso en la vida de Kafka que es como para hincarse y aplaudir:

   –Vale. Cuéntame ya esa historia.

   –De acuerdo. Esa historia. La historia de la muñeca… Estamos en el último año de la vida de Kafka, que se ha enamorado de Dora Diamant, una chica polaca de diecinueve o veinte años de familia hasídica (algo así como judía ortodoxa) que se ha fugado de casa y ahora vive en Berlín. Tiene la mitad de años que él, pero es quien le infunde valor para salir de Praga, algo que Kafka desea hacer desde hace mucho, y se convierte en la primera y única mujer con quien Kafka vivirá jamás. Llega a Berlín en el otoño de 1923 y muere la primavera siguiente, pero esos últimos meses son probablemente los más felices de su vida. A pesar de su deteriorada salud. A pesar de las condiciones sociales de Berlín: escasez de alimentos, disturbios políticos, la peor inflación en la historia de Alemania. Pese a ser plenamente consciente de que tiene los días contados.

   »Todas las tardes, Kafka sale a dar un paseo por el parque. La mayoría de las veces, Dora lo acompaña. Un día, se encuentran con una niña pequeña que está llorando a lágrima viva. Kafka le pregunta que le ocurre, y ella contesta que ha perdido su muñeca. Él se pone inmediatamente a inventar un cuento para explicarle lo que ha pasado. “Tu muñeca ha salido de viaje”, le dice. “¿Y tú cómo lo sabes?”, le pregunta la niña. “Porque me ha escrito una carta”, responde Kafka. La niña parece recelosa. “¿Tienes ahí la carta?”, pregunta ella. “No, lo siento”, dice él, “la he dejado en casa sin darme cuenta, pero mañana te la traigo”. Es tan persuasivo, que la niña ya no sabe qué pensar. ¿Es posible que ese hombre misterioso esté diciendo la verdad?

     »Kafka vuelve inmediatamente a casa para escribir la carta. Se sienta frente al escritorio y Dora, que ve cómo se concentra en la tarea, observa la misma gravedad y tensión que cuando compone su propia obra. No es cuestión de defraudar a la niña. La situación requiere un verdadero trabajo literario, y está resuelto a hacerlo como es debido. Si se le ocurre una mentira bonita y convincente, podrá sustituir la muñeca perdida por una realidad diferente; falsa, quizá, pero verdadera en cierto modo y verosímil según las leyes de la ficción.

     »Al día siguiente, Kafka vuelve apresuradamente al parque con la carta. La niña lo está esperando, y como todavía no sabe leer, él se la lee en voz alta. La muñeca lo lamenta mucho, pero está harta de vivir con la misma gente todo el tiempo. Necesita salir y ver mundo, hacer nuevos amigos. No es que no quiera a la niña, pero le hace falta un cambio de aires, y por tanto deben separarse durante una temporada. La muñeca promete entonces a la niña que le escribirá todos los días y la mantendrá al corriente de todas sus actividades.

   »Ahí es donde la historia empieza a llegarme al alma. Ya es increíble que Kafka se tomara la molestia de escribir aquella primera carta, pero ahora se compromete a escribir otra cada día, única y exclusivamente para consolar a la niña, que resulta ser una completa desconocida para él, una criatura que se encuentra casualmente una tarde en el parque. ¿Qué clase de persona hace una cosa así? Y cumple su compromiso durante tres semanas, Nathan. Tres semanas. Uno de los escritores más geniales que han existido jamás sacrificando su tiempo (su precioso tiempo que va menguando cada vez más) para redactar cartas imaginarias de una muñeca perdida. Dora dice que escribía cada frase prestando una tremenda atención al detalle, que la prosa era amena, precisa y absorbente. En otras palabras, era su estilo característico, y a lo largo de tres semanas Kafka fue diariamente al parque a leer otra carta a la niña. La muñeca crece, va al colegio, conoce a otra gente. Sigue dando a la niña garantías de su afecto, pero apunta a determinadas complicaciones que han surgido en su vida y hacen imposible su vuelta a casa. Poco a poco, Kafka va preparando a la niña para el momento en que la muñeca desaparezca de su vida por siempre jamás. Procura encontrar un final satisfactorio, pues teme que, si no lo consigue, el hechizo se rompa. Tras explorar diversas posibilidades, finalmente se decide a casar a la muñeca. Describe al joven del que se enamora, la fiesta de pedida, la boda en el campo, incluso la casa donde la muñeca vive ahora con su marido. Y entonces, en la última línea, la muñeca se despide de su antigua y querida amiga.

   »Para entonces, claro está, la niña ya no echa de menos a la muñeca. Kafka le ha dado otra cosa a cambio, y cuando concluyen esas tres semanas, las cartas la han aliviado de su desgracia. La niña tiene la historia, y cuando una persona es lo bastante afortunada para vivir dentro de una historia, para habitar un mundo imaginario, las penas de este mundo desaparecen. Mientras la historia sigue su curso, la realidad deja de existir.

Ahí termina la digresión sobre Kafka.

¡Al diablo con la ontología! Los milagros poéticos los escribimos aquí, en esta vida bellamente absurda.

4_MarioCampa

Los podcasts que me salvaron de la soledad

Movern-Love-image

Por: Sofía Bosch – @sboschg 

Nunca había estado realmente sola. La soledad era algo impensable en mi estilo de vida en la Ciudad de México. Siempre estuve acostumbrada a estar rodeada de la perpetua ebullición de la ciudad, las comidas familiares, las salidas con amigos y la vida en pareja. Pero con la oportunidad de estudiar fuera del país, todo eso quedó atrás. De pronto me encontré viviendo en el extranjero completamente sola, con una relación a distancia y sin mi familia. No me puedo quejar del todo, grandes amigos viven en la misma ciudad, pero uno no puede estarse colgando de ellos constantemente.

Lo que nunca había imaginado empezó a ocurrir: días enteros pasaban sin que hablara con alguien. Al principio se me hizo maravilloso. Tenía todo el tiempo del mundo para pensar en problemas complejos relacionadas a mis estudios, para leer todo lo que no había leído en México y para concentrarme al cien por ciento en la maestría. Pero poco a poco esa soledad constructiva empezó a tornarse en una soledad depresiva y ansiosa, en una especie de crisis existencial. Pasé de tener una rutina fija de sueño en México a dormir invariablemente mal y tener noches enteras en vela.

Dormirme a la 1 de la mañana comenzó a convertirse en costumbre, de pronto ya eran las 2, y hubo semanas seguidas en las que las 3 de la mañana fue el horario común para apaciguar el sueño. Esto por supuesto que se vio reflejado en mi humor y desempeño diario.

Al poco sueño se le sumó la angustia y ansiedad. ¿En qué piensa uno a las 2 de la mañana cuando no puede dormir? En mi caso en el sentido de la vida, lo que uno viene a hacer a este mundo, si de verdad se está teniendo un impacto positivo en su entorno, en si eres un peón más del sistema, y demás cosas que lo único que hacían era alimentar mi insomnio. Aquello se estaba convirtiendo en un círculo vicioso.

foto_podcasts_sofia

Un día una amiga me contó lo mucho que le gustaba escuchar podcasts mientras caminaba a la universidad. Sonaba como una gran forma de despejar la cabeza y empezar nuevas practicas positivas que me salvaran de una depresión inminente. Así que con sus recomendaciones anotadas regresé a mi casa a suscribirme a una larga lista.

Los podcasts me salvaron de mi soledad, me salvaron de mis angustias y ansiedades.

Hicieron que pensara en otras historias que las que estaba configurando en mi cabeza y me motivaron a interesarme en otros temas fuera de mi campo de estudio.

En México siempre me gustó escuchar la radio, ya fuera para música o para las noticias y los programas de opinión. Los podcasts eran todo eso mejorado. De pronto me encontré escuchando sin parar episodios de Modern Love, basados en la columna de mismo nombre publicada en el New York Times, el cual relata historias de amor estremecedoras, complejísimas e inusuales. This American Life me permitió entender más a profundidad los matices políticos y sociales que componen a Estados Unidos, escuchar las historias de los soldados recién llegados de la guerra de Irak y su esfuerzo por “continuar con una vida normal”, así como esperanzarme con la lucha de la periodista Meron Estefanos por tratar de salvar vía telefónica a decenas de secuestrados en el desierto de Sinaí, o entender las causas burdas de los malos manejos de los correos electrónicos de Hillary Clinton.

El podcast 99% Invisible me introdujo a pequeñas historias curiosas que se podrían considerar como relatos de sobremesa, pero en realidad le dan un mayor sentido a un sinfín de momentos históricos. Una de las que más me cautivó fue la presentación de Synco (Cybersyn), un proyecto futurista, especulativo e inspirador desarrollado durante el gobierno de Allende, en Chile en los años 70, que habilitaba una planificación económica nacional en tiempo real. Ese podcast me emocionó tanto que me motivó a leer un libro completo sobre el tema (Cibernetic Revolutionaries de Eden Medina).

Para los amantes de los audiolibros y de las historias cortas, Homecoming es un thriller psicológico experimental de seis episodios, 20 minutos cada uno. Una historia de ficción narrada por Catherine Keener, Oscar Isaac y David Schwimmer. El diseño sonoro es impresionantemente bueno, uno puede sentir y visualizar perfectamente las situaciones en las que los personajes se encuentran.

Ahora, después de leer la última nota de mi colega Mario Campa he empezado a escuchar The Partially Examined Life, el cual me ha dado gratas sorpresas en relación a mi practica en diseño y su impacto político y social.

Esos son sólo algunos de los podcasts que escucho mientras camino por la ciudad, mientras voy en el transporte público, hago ejercicio, o cocino. Para personas, como yo, un poco obsesivas, estas son formas de olvidarnos de la soledad y de los pensamientos angustiosos que en las noches sigilosamente nos acechan. Los podcasts me permitieron llenar mi cabeza de historias, reales y ficticias, que no únicamente me ayudaron de forma personal sino que me han dado un acervo gigantesco de referencias y puntos de investigación para mis proyectos profesionales. Además de inspirarme y referenciarme a grandes iniciativas, autores y lecturas, he podido concentrarme más en mi trabajo escolar y por supuesto retomar una rutina de sueño más estable ya que estoy mucho menos ansiosa.

3_sofiabosch

Foto: Oxford Dictionaries – Español