Los 9 momentos más indignantes de la guerra contra el narco

Por: Andrés Gómez Laborín – @a_gomezl

Estamos en guerra. Llevamos poco más de diez años en guerra, de eso no debería de haber duda. Pero la hay, o por lo menos actuamos como si no estuviéramos. Los enfrentamientos y los asesinatos han dejado ya las primeras planas de los periódicos y ahora están en las páginas interiores. La violencia ya no es noticia, la administración de Peña Nieto se ha esforzado en sacarla de los encabezados, y ya sea por éxito de su parte o por hartazgo de la nuestra, así fue.

Preferimos pensar en otra cosa porque el tema nos perturba. Nos excusamos con frases como “se están matando entre ellos” o “son estados como Michoacán y Guerrero, aquí está súper tranquilo”, pero en poco más de una década han desaparecido más de 28,000 personas (¡¡!!) y muerto más de 150,000 (¡¡¡¡!!!!). El 2016 fue el año con más homicidios desde 2011 y 2012, cuando la violencia alcanzó su pico. Para poner en perspectiva la magnitud del conflicto, te presentamos los 9 momentos más representativos e indignantes de esta guerra:

1. Los Garza de Allende

En marzo de 2011 Los Zetas desaparecieron a todas las personas de apellido Garza en Allende, Coahuila. José Luis Garza era uno de los operadores del cártel en la región, y después de quedarse con una tajada de las ganancias (sin discutirlo con el cártel, me imagino), el grupo criminal tomó venganza sobre él y toda su familia. Se tiene evidencia de 42 desaparecidos, aunque algunas versiones hablan de más de 300[i]. 26 personas fueron encontradas muertas e incineradas en dos ranchos de la familia Garza, y de los otros 16 no se sabe nada.

2. Los migrantes de San Fernando

En agosto de 2010, viajaban dos camiones con 77 migrantes centro y sudamericanos rumbo a la frontera. A la altura de San Fernando, Tamaulipas, fueron detenidos por un comando de Los Zetas. Fueron llevados a una bodega, donde les ofrecieron trabajar con ellos a cambio de sus vidas; sólo uno aceptó. En la bodega fueron encontrados 72 cuerpos, muertos a balazos. 58 hombres y 14 mujeres fueron asesinados ese día. 5 de los 77 pasajeros sobrevivieron.

3. El ataque a Morelia

Era la noche del 15 de septiembre de 2008 en la plaza principal de Morelia. Las fiestas por el aniversario de la Independencia de México ya habían empezado y el ambiente era de celebración. De pronto, se detonan dos granadas que acaban con la noche, matando a 7 personas. El ataque no tenía el objetivo de matar a una persona en particular; fue un acto de terrorismo del crimen organizado contra la sociedad. A la fecha no se conoce a los responsables.

4. Bar Heaven

La Ciudad de México había sido relativamente inmune a la violencia en el resto del país, tanto así que el candidato idóneo en las elecciones de 2012 no podría más que ser el Procurador, Miguel Ángel Mancera. Un año después, a finales de mayo de 2013, son “levantados” de un bar en la céntrica Zona Rosa 13 jóvenes que posteriormente fueron encontrados en una fosa junto con algunas armas. Al parecer se trató de un ajuste de cuentas entre dos grupos narcomenudistas locales.

5. La muerte del candidato

Rodolfo Torre Cantú era candidato a la gubernatura de Tamaulipas por el PRI cuando fue asesinado en junio de 2010. Según la investigación, el candidato no quiso cooperar con el Cártel del Golfo y esto lo llevó a su muerte. A la fecha es quizá la figura política de más alto nivel en caer a manos del narcotráfico. La sensación es que nadie está a salvo. Es plata o plomo.

6. La Tuta y el hijo del góber

En 2014 salieron a la luz videos en los que Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, líder de los Caballeros Templarios, y Rodrigo Vallejo, hijo del entonces gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, tomaban cerveza y discutían temas que tenían que ver con el gobierno de la entidad. Entre problemas de salud y acusaciones de vínculos con el narcotráfico, Vallejo terminó por renunciar a la gubernatura ese mismo año.

7. Tlatlaya

La versión oficial fue que habían muerto 22 criminales en un enfrentamiento con las Fuerzas Armadas en Tlatlaya, Estado de México. Tras una investigación, la Comisión Nacional de Derechos Humanos determinó que por lo menos 15 de los 22 fallecidos habían sido ejecutados, y que la escena había sido alterada para que pareciera que habían muerto en un enfrentamiento. Varios eran michoacanos y habían sido obligados a trabajar para el crimen organizado. Tres eran menores de edad.

8. Los 43 de Ayotzinapa

El caso que más estremeció al país y dinamitó la aprobación de Peña. A finales de septiembre de 2014 un grupo de normalistas que viajaban en varios camiones son interceptados por la policía municipal de Iguala, Guerrero. Los estudiantes arrojaron piedras… Y los policías balazos. Desaparecieron 43 estudiantes. Entre investigaciones enredadas y verdades históricas, el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su esposa, María de los Ángeles Pineda, son señalados como responsables, y el entonces jefe de la PGR, Jesús Murillo Karam, anuncia que los estudiantes fueron asesinados e incinerados en un basurero. El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes desmiente la versión oficial, y aunque ciertos restos han sido identificados, aún no sabemos qué pasó con ellos.

9. Otra vez San Fernando

Karen, hija de Miriam Rodríguez, fue secuestrada cuando tenía 14 años en San Fernando, Tamaulipas. Miriam, ante la incompetencia de las autoridades, buscó a su hija y a los criminales que se la llevaron. Karen fue encontrada sin vida en una fosa clandestina, y su madre llevó a cabo una investigación y presentó evidencia suficiente para procesar a 16 narcotraficantes y enviar a 13 de ellos a la cárcel por la desaparición y asesinato de su hija. A partir de entonces, Miriam dedicó su vida a la búsqueda de los desaparecidos por la guerra, recibiendo amenazas constantes por parte de criminales y poca protección por parte del gobierno. El 10 de mayo de 2017, en pleno Día de las Madres, fue asesinada afuera de su casa.

8_AndresGomez

[i] http://www.animalpolitico.com/2016/10/desaparicion-masiva-en-allende-coahuila-quedo-en-el-olvido-institucional-colmex/

El origen de la violencia

descarga (2)

Por: Paola González – @PaolagabbieG

La historia de la humanidad está plagada de conflictos y actos violentos. Constantemente se han hecho investigaciones y discursos acerca de la violencia que ha sido blandida desde la aparición de nuestra especie; incluso algunos se atreven a especular que sin esta situación jamás habríamos desarrollado un pensamiento científico y tecnológico como el que tenemos hoy en día.

¿Qué es lo que la detona?

¿Es una reacción inherente al ser humano?

¿Acaso falta la razón o el respeto en la crianza?

Sí, Freud afirmaba que es un acto instintivo, proveniente de nuestros genes y patrones evolutivos. Sin embargo, la ONU ha respaldado un acuerdo médico afirmando que es un efecto social que detona según el contexto de la persona violenta. Teniendo en cuenta que hay tantos estudios que se suprimen el uno al otro según el enfoque y el campo de estudio que se utilice, hasta el día de hoy los estudiosos no han podido llegar a un acuerdo.

Por otra parte, Tomás Moro (Sir Thomas Moore) en su obra “Utopía” explica que si la sociedad misma le niega las oportunidades de desarrollo adecuadas a su gente y crecen para convertirse en ladrones y asesinos, que queda más que concluir que la misma sociedad castiga a quienes ha dejado desvalidos. Esta obra podría explicar medianamente la razón de la extremada violencia que sufre y ejecuta el ser humano.

descarga (1)

Hemos crecido escuchando que somos el pináculo de la evolución, que el hombre es el único en el reino animal capaz de razonar; que en ese razonamiento está el goce de la vida, el amor, el uso de la inteligencia como herramienta y el desarrollo cognitivo superior. Hemos creído que TODAS las personas que sufren en carne propia la violencia retorcida de una voluntad mezquina se vuelven unos mártires benditos de la comunidad.

Creemos que la vida es una constante lucha en la que el más fuerte siempre se impondrá ante el débil; no nos damos cuenta que en ocasiones esa persona que venció fue en una ocasión esa persona que fue rota, retorcida en el dolor y que perdió toda esperanza de redención, de una vida digna, de paz y justicia.

No es la genética la que detona comportamientos crueles, no es nuestro ancestro primitivo el que nos incita a la venganza. No es nuestro instinto animal el que decide y planea toda una masacre. Una vez un anciano con los ojos arrasados en lágrimas le contó a su nieto sentado en su regazo cómo en tiempos de la Revolución Mexicana, él mismo siguió al ejército de Pancho Villa y entró a las ciudades ocupadas precedido por un río interminable de carmesí. Cuerpos colgando de los alféizares, vida hecha lluvia de lágrimas, sudor y sangre.

Si los especialistas juran que estamos en la época más pacifista y consciente de la historia; las millones de voces víctimas del trato inhumano en cualquier sentido gritan diciendo “MENTIRA” “CALUMNIA” “TRAICIÓN”. Desde los asaltos a mano armada, los feminicidios constantes, la represión política, segregación, asesinato por armas químicas, el mundo entero dice BASTA.

Se necesita ser valiente para tenderle la mano a quien ha sido cegado y no puede encontrar la esperanza y la redención. Sé luz, sé un puente sobre aguas turbulentas. Sé un milagro para quienes lo necesiten; no solo un post en redes sociales sobre lo terrible que te sientes viendo cómo la humanidad se destruye a si misma.

33_paolagonzalez-08

Acción y palabra: ¿hasta la victoria siempre?

Yoga

Por: Alex Leurs

El Bahavagad-Gita, elemento central del poema Mahabarata, es uno de los textos sagrados más importantes del Hinduismo. Escrito originalmente en sánscrito —la lengua sagrada de los dioses—, se le considera como el texto fundador de la filosofía yóguica. En él, Krisna dialoga con el príncipe Aryuna en la víspera de la batalla de Kurukshetra. Reflexionando sobre el camino espiritual, el príncipe pone en duda su involucramiento en la batalla. Perseguido por una comprensión moralista del mundo considera que emprender la batalla, una acción que traería la muerte de conocidos, es incompatible con una vida que pretende romper el ciclo de las reencarnaciones (Samsara). Sin embargo Krisna señala que la acción es una de las vías principales para romper el Samsara y que la vida le ha dado las herramientas para dirigir la guerra. Es su responsabilidad usar esas herramientas y por lo tanto, en este caso, Aryuna debería no solo emprender en la batalla sino ganarla.

Detrás de las palabras de Krisna se encuentra el corazón de la doctrina yóguica. Sí, el yoga es una filosofía de vida que se centra en la acción y, más específicamente, en el alineamiento de la acción con la intención. De esta manera queda que toda acción se puede realizar de dos formas: siendo —o no— “consciente” de lo que se hace, por qué y cómo se hace. El yoga no puede ser reducido a su versión Occidental consumista: tapetes de colores, licras bonitas, botellitas con agua purificada, la esperanza de un mejor cuerpo, una o dos horas a la semana. El yoga trae la mente a la acción. Puedes hacer yoga mientras lavas los trastes, cantas, haces ejercicio o el amor. Es el matrimonio del cuerpo con la mente en el presente: la intención alineada con la acción. La filosofía yóguica nos ayuda a exponer las condiciones en las cuales la acción es fuente de cambio, de ruptura de patrones en el sentido largo de la palabra.

En el transcurso de su diálogo Krisna invita a Aryuna a considerar un panorama más grande. ¿Cuál es el sentido de su acción? ¿Qué es lo que defiende? ¿A quién protege? ¿De qué? ¿Para qué? ¿Qué sentido tiene esta batalla a la luz de la historia? ¿De su historia? Pelear por pelear y pelear por defender a tu prójimo no es lo mismo. Podríamos decir que se trata de pelear con el corazón en la mano, con la convicción de que esa pelea tiene un objetivo que merece ser perseguido.

Ahora bien, en este artículo no pretendo reproducir el contenido de un texto sagrado y mucho menos vulgarizarlo. Más bien se trata de un punto de partida para reflexionar sobre las acciones en nuestro presente político, económico y social.

En el presente que nos toca compartir me parece que la palabra (individual, ciudadana y/o colectiva) ocupa un lugar paradójico: si bien parece estar legitimada no parece abrir caminos de alternativas. La palabra está habilitada porque en el inconsciente colectivo occidental la democracia y la libertad destronaron la autoridad tiránica y la represión. Y si bien es verdad que la(s) palabra(s) puede(n) —en algunas circunstancias— llegar a representar una acción, también es verdad que la palabra puede ser usada para eludir la acción. Las plataformas sociales han generado un espacio ilusorio en el cual las opiniones se transforman en enunciados arrojados en un barranco a un vacío que fantaseamos está repleto de gente esperando por nosotros. En esta configuración, dar su opinión parece ser sinónimo de una acción que reivindica una toma de posición. La paradoja radica en que el eco de nuestras intenciones muere en el vacío del barranco al buscar un amplificador de señal que pueda crear de él una acción. Y si hace falta un receptor para cargar la palabra y transformarla en acción es porque nosotros mismos no sabemos cargar con nuestras vociferaciones. Palabras fuertes en bocas débiles. Hoy por hoy hablamos fácilmente de revolución, en el plato, en la calle, en la economía y en la política. Pero, ¿quién entiende realmente el alcance de usar esa palabra? ¿Lo que supone? ¿Lo que incita? ¿Las puertas que abre? ¿Sus repercusiones? ¿Su significado?

Decir que vivimos momentos nunca antes vistos sería una ablación total de la historia (típica del egocentrismo humano). Sin embargo, estos parecen ser tiempos cargados de un ambiente que grita: indignación. Cambio. Ahora o nunca. Tal vez sea el peso de la historia que nos recuerda que se repite. Lo que hoy en día vivimos tanto a nivel nacional (corrupción, violencia, inseguridad, incertidumbre, descontento, falta de cohesión social) como a nivel internacional (Trump, Brexit, Le Pen o Mélenchon, Syria, Venezuela, Corea del Norte, Ukrania) parece ser la repetición de un viejo escenario con actores diferentes. Lo que hoy se repite es el ser humano intolerante, desolado y alienado en busca de métodos para defenderse de una amenaza exterior que en realidad es interna y consecuente del miedo a la diferencia. La historia se repite, nos la han cantado desde niños, pero hace falta un poco de perspectiva para darse cuenta de la veracidad de esas palabras. Sentir el peso de la “Crónica de una decadencia anunciada”. La historia se repite y tenemos —a mi parecer— mayor obligación que nuestros antepasados a emprender acciones coherentes con lo que hemos aprendido de lo que ellos han vivido. Deberíamos considerar el peso de la palabra revolución ante la luz de la historia de nuestros antepasados. De alguna manera, todos somos productos de una historia cuyas dimensiones trascienden las de una sola vida.

La pregunta entonces es: ¿qué estamos haciendo? ¿Cómo hemos asumido esa responsabilidad que la historia y nuestro presente de conectividad e información nos arrojan implícitamente? ¿Asumimos esa responsabilidad? O, como Aryuna, ¿intentamos rehuirla? Como él, podríamos enfrentar nuestra comprensión limitada de la historia y los procesos que la escriben para asumir nuestra responsabilidad hacia la vida. Podríamos movernos con el corazón en la mano. En una época en la que viejos fantasmas que creíamos estaban tirados en la lona regresan para acecharnos, nos hemos quedado como venados lampareados.

La magnitud de algunos eventos de nuestro presente es abrumadora y nuestras respuestas parecen ladridos de perro enojado pero con la cola entre las patas. No metemos las manos al fuego por nada y, cuando pretendemos hacer algo, nuestras acciones brillan por tener mecha corta y poca gasolina. Entonces, retomando las enseñanzas de Krisna, ¿qué tipo de acciones estamos llevando cada uno de nosotros para contrarrestar esta ola de violencia e inhumanidad a favor de la economía e interés de algunos cuantos? La historia se repite y aunque pueda parecer cliché, sabemos cómo esta historia puede acabar: en repetición, más de lo mismo. La repetición es una forma de cárcel. La información ya la tenemos. En esta época de redes sociales no saber no es argumento. No querer sí lo es pero es una postura que hay que asumir. Porque se vale ser egoísta pero no se vale ser hipócrita.

Tal vez hoy por hoy únicamente las acciones puedan marcar una diferencia.

Tal vez las acciones que hoy necesitamos van mas allá de mensajes inspiradores como los de Prince EA.

Tal vez la palabra ha llegado a su límite al ser explotada como pantalla para obscurecer la falta de acciones.

Tal vez la palabra sin acción se asemeja a lo que Lacan describió como palabra vacía: fuente de angustia e inmovilidad.

La acción permite la realización de la palabra. En un contexto en el cual la palabra ha sido violada (en todos sus sentidos) solo la acción puede devolverle su estatuto que alguna vez pudo tener. Porque cuando palabra y acción no están acordadas, las fuentes de cambio y transformación permanecen ocultas…

Espero dejarte con preguntas. Estoy convencido de que son mas útiles que las respuestas…

…. Eso sí, el chiste de una pregunta es que sostenga un acción,

“Hasta la victoria siempre”.

35_alexleurs

Por qué amo y odio la CDMX

 

Sofía Bosch – @sboschg

La Ciudad de México me encanta, pero muchas otras veces también me horroriza. Tengo sentimientos encontrados. Una relación amor-odio con mi ciudad natal.

No me gusta sentirme insegura caminando por la calle y estar constantemente alerta, me da mucha tristeza subirme a cualquiera de las líneas del metro que no sea la dorada: están sucias y saturadas pero por otra parte el tráfico me vuelve loca. Leo las notas con respecto a robos, homicidios y presencia del crimen organizado en la capital. Empieza la ebullición dentro de mí. Un enojo y repulsión total hacia mi ciudad. Me dan ganas de quedarme a vivir en el extranjero para siempre.

Luego me acuerdo de las caminatas que hacía por el Centro Histórico con mis ex compañeros del trabajo, de lo mucho que me encantan los chicharrones de carrito con Valentina (de la que no pica y con limón), que los domingos de conciertos en la Sala Nezahualcóyotl son increíbles, de los mariscos del Danubio en la calle de Uruguay, de mis recuerdos de infancia andando en bici con mi papá por Ciudad Universitaria y que jamás le digo que no a unos esquites del carrito que se pone en frente de la iglesia en la glorieta de la Guadalupe Inn. Entonces se me llena el corazón. Me emociono. Me dan ganas de regresar a vivir a mi ciudad, a la que siempre ha sido mi casa.

——————————

Hace unos meses que no había venido de visita.

Voy pasando frente al metro Barranca del Muerto dirección sur, volteo y a mi lado derecho hay un nuevo mamotreto. Se llama Portal San Ángel, un nuevo centro comercial que acaba de abrir. Empieza en mi una cocción de enfado hacía la CDMX.

Los logotipos de los comercios anunciados llaman mi atención. Cinépolis: pff, para que nos pasen la misma película malísima de Derbez que también se proyecta en el las otras miles de salas del país. Sam’s Club: no vaya a ser que no tengamos donde comprar paquetes gigantes de Cocas de 2 litros. Starbucks: claro, para echarnos el cafecito pretencioso de 60 pesos después de la comida. Recórcholis: ¿Qué es esto, el 2002?

Y por supuesto la epítome de los centros comerciales mexicanos: un Italiannis.

Los que me conocen saben que se me pone roja la cara cuando me enojo. Aquí me iba a explotar.

¿Cuándo dejaremos de construir centros comerciales a diestra y siniestra en la ciudad? ¿Cuándo aprenderemos a que vale más apostar por espacios públicos donde la cohesión social no esté sujeta a la capacidad de adquisición de las familias, pero a la convivialidad?

Los vecinos de Pedregal de San Ángel acaban de frenar la construcción del Picacho Lifestyle Center (qué vergüenza de nombre, por fortuna lo cambiaron a ARTZ Pedregal) también conocido como el “Antara del Sur”, el centro comercial a cargo del Grupo Sordo Madaleno desarrollador del visible Antara de Polanco. Reclaman reparen el daño ambiental que ha producido la construcción —la tala de más de mil árboles así como los problemas ocasionados por los derrumbes y desgajes de hace unos meses a metros de la lateral del Periférico. La desarrolladora deberá retribuir a la zona por medio de la planta de árboles, restituir 20 mil metros cuadrados de áreas verdes así como la planeación y construcción de vialidades para evitar el caos que la entrada y salida de autos del centro comercial generará sobre el Periférico. (Como referencia solo hay que ver lo que la plaza Oasis Coyoacán ha producido sobre Miguel Ángel de Quevedo).

Le aplaudo a los vecinos por pedir una rendición de cuentas a nivel logístico y ambiental, pero esto debería de haber sucedido antes de que la construcción comenzara. Nos deberíamos de enfurecer cada vez que se propone la construcción de un nuevo centro comercial en lugar de un espacio público verde. Su impacto no es únicamente a nivel ambiental, está también ligado a cómo nos vemos como sociedad.

——————————

Trato de respirar lento para que se me baje el enojo pero no puedo. Mi aborrecimiento hacía esta ciudad está llegando a un límite. Y por supuesto no puedo respirar bien porque hay contingencia ambiental y el cielo está gris por la contaminación.

Llego a la Plaza del Carmen. Ya no camino, pero voy marchando furibunda.

Se me cruza el chicharronero…

enhanced-25293-1455750669-2

10 pesos después me estoy zampando un chicharrón grande cortado en tiritas con Valentina de la que no pica y limón. Veo a mi alrededor y la Plaza del Carmen está llena de gente, sentada en las bancas, descansando, caminando, paseando. Volteo al cielo y sus altos árboles y jacarandas me hacen sombra. Doy un buen respiro y vuelvo a amar a mi Ciudad de México.

[Después de mi chicharrón, seguí caminando y dos cuadras adelante casi llegando a Plaza Loreto me encontré con OTRO nuevo centro comercial: Patio Revolución, y seguí y me topé con OTRO (!!): Plaza Vista Pedregal. ¿Qué diría Jane Jacobs de nuestra ciudad?]

3_sofiabosch

 

 

¿Como te afecta la Ley de Seguridad Interior? Infórmate Aquí.

Imagen Marzo

Por: Andrés Gómez Laborín – @a_gomezl

Estos últimos días se ha hablado mucho de la Ley de Seguridad Interior en los periódicos y noticiarios. Entender qué hay detrás es básico para poder formarnos una opinión y para saber qué deberíamos exigir a nuestros gobernantes.

Empecemos por el principio: seguridad pública no es lo mismo que seguridad nacional —o seguridad interior. Según el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) la seguridad nacional “tiene como propósito mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado Mexicano”, mientras que la seguridad pública tiene el objetivo de “salvaguardar la integridad y derechos de las personas, así como preservar las libertades, el orden y la paz públicos”[i].

¿Qué significa esto?

La seguridad interior es la que tiene que ver con la defensa del Estado Mexicano, por ejemplo, en caso de una invasión extranjera o de un desastre natural. Es responsabilidad exclusiva del Ejecutivo Federal y cuenta con las Fuerzas Armadas (Ejército, Armada y Fuerza Aérea) para su implementación

La seguridad pública es la que hace referencia a la prevención, persecución y castigo de delitos. Es responsabilidad de los tres niveles de gobierno —federal, estatal y municipal— y para mantenerla se cuenta con las diferentes policías, ministerios públicos, etc.

El problema se da a partir del inicio de la guerra contra el narco. En diciembre de 2006, un recién ungido Presidente Felipe Calderón inicia la guerra contra el narcotráfico en Michoacán. Compleja, desorganizada y sumamente violenta, la guerra ha dejado cien mil (¡CIEN MIL!) muertos y treinta mil desaparecidos[ii], sin mencionar el incremento en extorsión, secuestro, robo, y un largo etcétera.

Podríamos preguntarnos si la guerra era necesaria, si la manera en que se ha llevado a cabo ha sido la correcta, si existe una estrategia clara y efectiva y muchas otras cuestiones que son fundamentales, pero el punto es que en el combate, a falta de corporaciones policiacas preparadas y de confianza, se decidió sacar al Ejército de los cuarteles a realizar funciones que no le corresponden, para las que no están capacitados y para las cuales no tienen reglas claras, porque la ley no prevé la intervención de las Fuerzas Armadas en seguridad pública.

Durante diez años muchos personajes han exigido al gobierno escribir las reglas que deben seguir las Fuerzas Armadas al realizar estas funciones. No contar con ellas permite que prevalezca el crimen y que haya violaciones graves a derechos humanos, como la ejecución de 22 sospechosos desarmados por parte del Ejército en Tlatlaya; o la ejecución, desde un helicóptero, de un presunto líder del narco junto con 7 de sus ayudantes por parte de la Marina (que se dijo había sido en un enfrentamiento, aunque en el video publicado en Youtube aparenta ser una operación militar planeada). Hasta Salvador Cienfuegos, Secretario de la Defensa Nacional, ha sido vocal al respecto[iii].

Una ley de seguridad interior debería de atender a varias preguntas básicas. Por ejemplo: por qué es necesaria la intervención de las Fuerzas Armadas; cómo se pretende restablecer a la policía para que cumpla sus funciones; cuánto tiempo puede durar la intervención, y quién y bajo qué circunstancias puede durar ésta.

Las propuestas actuales aumentan el poder del Ejecutivo. La propuesta del PRI, por ejemplo, da la facultad al Presidente de declarar la intervención sin autorización del Congreso, “hacer uso de cualquier método de recolección de información” en labores de inteligencia (lo que sin mayores reglas puede significar espiarnos a ti y a mí); uso legítimo de la fuerza para controlar, repeler o neutralizar hasta actos de resistencia no agresiva (o sea, que el Presidente podría pedir al Ejército usar violencia para aplacar una protesta pacífica. ¿Te suena bien?); y encima de todo, como la información de las operaciones militares es de seguridad nacional, no tiene que ser pública o siquiera sujeta a leyes de transparencia, por lo que el Ejecutivo no tendría ni siquiera que rendir cuentas[iv].

Lo que necesitamos es que existan cuerpos de policía preparados, con recursos materiales y de personal suficientes, y que éstas cumplan con estándares de confianza. El uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública ha sido tal vez necesario, y retirarlas en este momento sería catastrófico, pero legalizarlo es militarizar al país. Su uso debería de ser en ocasiones extraordinarias, y sólo de manera temporal y con los contrapesos y herramientas de rendición de cuentas que lo grave de la situación amerite.

(para informarte más, visita www.seguridadsinguerra.org)

8_AndresGomez

[i] http://www.cisen.gob.mx/snPrincipiosTema1.html

[ii] http://www.milenio.com/policia/10_anos_guerra_contra_el_narco-muertos-desaparecidos-homicidios-milenio_0_863913709.html

[iii]http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/seguridad/2016/12/5/cienfuegos-no-confundir-seguridad-interior-con-seguridad-publica

http://www.unotv.com/noticias/portal/nacional/detalle/estudiamos-perseguir-delincuentes-cienfuegos-944283/

[iv] http://gaceta.diputados.gob.mx/Gaceta/63/2016/oct/20161027-V.html#Iniciativa32

Dejar de Contar

What now

Por: Mauricio Ochoa – @mauri8a

Cuando me dijeron que podía colaborar en Inteligencia Independiente, la única solicitud que me hicieron fue que tratara “temas de interés público” y que “no fuera un blog de viajeros”. Tenemos un mes para escribir algo y cerca de dos semanas para que se publique. Lo frustrante de esto es que muchas veces los temas, para ese entonces, ya están quemados o, generalmente, ya sucedió algo peor.

Desde hace algunos meses nos han bombardeado con infinidad de anuncios con el slogan de “las cosas buenas no se cuentan, pero cuentan mucho”. Yo, francamente, ya no me acuerdo de alguna cosa buena que haya sucedido recientemente. ¿Algún mexicano descubrió la cura contra el cáncer? Ah, no. Y, además, en Veracruz, Duarte acabó dando quimioterapias falsas a niños. QUIMIOTERAPIAS. FALSAS. No sé ustedes, pero cuando leí esa noticia ya no me imaginé otro punto más bajo. En verdad no se me ocurre alguna cosa peor que formar parte de un Gobierno que dé medicina falsa a niños con cáncer. De cualquier manera, no voy a decir mucho, porque el Gobierno no deja de sorprenderme.

Nos piden que contemos las cosas buenas que cuentan mucho. ¿Qué cosas buenas? ¿Qué político decente? ¿Alejandra Barrales? Ya le encontraron la casa en Miami. ¿Ríos Piter? No sé. ¿Ahora sí va a ir a la votación contra Paloma Merodio o va a aplicar la misma que con Medina Mora? Yo ya no sé qué contar. Uno ya ve las noticias y no sabe qué más puede salir peor. En lo que venía a mi casa del trabajo, salió la noticia que ya exoneraron a uno de los “porkys”. Los escuincles que ultrajaron a la niña en Veracruz. Leí el resumen de la sentencia y resulta que se concluyó que el mono “le introdujo sus dedos por debajo del calzón y se los introdujo en la vagina [sin intención] lasciva ni con intención de copular”. Ah, ok. Le metió el dedo a la fuerza, pero sin ganas de copular. Fue de amiguis, de compas, violacioncita tranqui. Qué bueno que no fue con intención lasciva. ¿Ya ven? Eso no se cuenta, pero cuenta mucho.

O, no nos vayamos tan lejos. La susodicha Plaqueta. Que a veces me cae bien y a veces me cae mal. Independientemente de cómo me caiga (o a las de mi oficina que dicen que “ya no es banda”); independientemente de si le gritó guapa un taxista o William Levy desde su Ferrari, qué pedo con la gente insultándola porque “además de todo está bien fea”. Qué pedo con las amenazas de muerte que recibió. Qué pedo que la gente no se puede poner de acuerdo en si les parece o no que denunciara al mono que la acosó.  Qué pedo con los monos diciendo que “ya no se puede cortejar a una mujer”. ¿Neta? ¿cortejarla gritándole guapa desde el coche? Ni la Bestia tuvo tan poquita madre con su VAS A CENAR CONMIGO MIENTRAS MIS CUBIERTOS TE BAILAN QUIERAS Y TE CHINGASTE.

¿Ustedes saben de algo reciente que cuente mucho? Yo ya no quiero contar. Aún creo que si encontrara alguna de esas cosas buenas de las que hablar el Gobierno, creo que ninguna cuenta lo suficiente como para que cuente mucho.

25_MauricioOchoa

Cuatro mujeres alrededor del mundo y sus perspectivas de diseño

PORTADA

ARTICLE IN ENGLISH AVAILABLE BELOW THE LAST INTERVIEW 

Por: Sofía Bosch – @sboschg

El mes pasado se celebró el Día de la Mujer y con esto, tuve muchas reflexiones sobre el rol de la mujer en un área que a mí me afecta directamente: el diseño. Por primera vez no quise plasmar mi visión de las cosas, como lo he estado haciendo por medio de Inteligencia Independiente el último año, pero le quería ceder el micrófono a otras personas con los mismos intereses.

Desde hace seis meses que tengo el placer de compartir un salón de clases con estas cuatro mujeres ejemplares. Cada una ha adoptado prácticas de diseño poco convencionales y trata de generar cambios positivos por medio de ellos. Maria de Grecia, Niranjana de la India, Luana de Brasil y Wendy de Hong Kong nos dan su perspectiva del futuro del diseño y su rol como mujer dentro de esta industria creativa.

MARIA TSILOGIANNI [26, Grecia, http://mariatsilogianni-portfolio.tumblr.com/]

Maria
MARIA TSILOGIANNI, GRECIA

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Estoy formada como arquitecta pero me interesa la teoría crítica, la filosofía y me considero también artista.

Creo que la arquitectura es un área tan amplia que no la puedo en realidad definir como diseño. Personalmente no puedo ver el diseño como algo muy específico, cuando me hablan de “diseño” lo que me viene a la mente es un masa desordenada total, todo conectado y vinculado a todo. El diseño se relaciona con la sociedad, la sociedad con el individuo, el individuo de regreso a lo colectivo. El diseño es una práctica expansiva: es artístico, social, teórico, político, etc.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

Para empezar, como arquitecta, no tengo futuro en Grecia. Dicen que en Grecia hoy en día y en el futuro cercano nadie va a necesitar un arquitecto. Nadie va a construir nada. Las únicas cosas que se están construyendo por el momento son hoteles y casas en las islas, pero los comisionados siempre son extranjeros y contratan a sus propios arquitectos. No van a venir a contratar a una arquitecta griega. Entonces mi futuro como arquitecta en Grecia está muerto.

¿Cuáles crees que son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer en arquitectura/arte/diseño?

Una vez un colega arquitecto me dijo “Maria, para que una mujer consiga una buena posición como arquitecta, necesita casarse con un arquitecto conocido”. Hasta cuando estaba estudiando, los hombres de mi clase no querían trabajar en equipo con las mujeres porque consideraban que no éramos lo suficientemente buenas en el software requerido. Eso me frustraba demasiado y mi respuesta a eso fue convertirme en una nerd en el manejo del software porque quería demostrarles que lo podía hacer igual de bien que ellos.

No creo que nos consideraran en ningún momento como sus iguales. Con el fin de darnos a respetar nos teníamos que agotar trabajando para probar que lo podíamos hacer igual o mejor: “puedo manejar el software como ustedes”, ahora es: “puedo trabajar y tener hijos”. Como mujer una tiene que trabajar igual o más.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

Mucha gente hoy en día está insatisfecha, y de la mano de esa insatisfacción muchos grupos feministas han renacido. Creo que hoy nuestras voces se oyen un poco más, pero considero que todavía hay un largo camino para la igualdad. Todavía somos consideradas como fábricas de bebés, como si esa fuera nuestra única meta en este mundo.

Las mujeres son muy buenas manejando varias cosas a la vez: podemos tener bebés, pero también carreras, ser inteligentes, creativas, etc.

NIRANJANA RAMAKRISHNAN [23, India]

Niranjana
NIRANJANA RAMAKRISHNAN, INDIA

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Esta es una pregunta que me cuesta mucho trabajo responder. Mis estudios de licenciatura oficialmente fueron en diseño de mobiliario y diseño espacial. Mi proyecto de graduación no tuvo nada que ver con esto ya que la mayoría de las clases no estaban centradas en una disciplina sino más bien en temáticas amplias que abordábamos por medio del diseño. Por ende los cursos eran por naturaleza multidisciplinarios. En conclusión, no estoy muy segura cuál es mi giro per se, pero mi enfoque es entender sistemas complejos de forma holística y generar conexiones de diseño en los servicios que ayudan a la realización de estos sistemas.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

Soy una idealista y una tonta optimista, entonces espero que el futuro del diseño sea siempre positivo y se desarrolle hacia áreas en las que hoy no vemos su manifestación contundente. Esencialmente, el diseño no puede existir en aislación. Tiene una relación simbiótica con otras disciplinas, y no puede existir por sí mismo.

¿Cuáles crees que son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer diseñadora?

¡Tantos!

La India es, desafortunadamente, un país muy sexista. Curiosamente, el diseño se ve como una profesión adecuada para las mujeres. Creo que es porque se considera que –y aquí voy a generalizar un poco– es algo a lo que se le atribuye un valor estético. Entonces cuando uno habla de diseño, automáticamente es asociado con la industria de la moda o con el diseño gráfico. Y no estoy diciendo que estas no sean industrias relevantes, pero reducen el diseño a eso, a algo meramente visual y por ende conveniente para una mujer, no algo que pudiera tener impacto y su propia voz.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

Sí. Las mujeres con carrera profesional, de cualquier disciplina, siempre se verán en la encrucijada de escoger entre su vida personal y su carrera. O habrá un momento donde no puedan rebasar el ya famoso glass ceiling (techo de cristal) y nadie va a hacer nada al respecto. Entonces, las mujeres siempre tendrán que comprometer lo uno o lo otro, y para mí eso no es una posibilidad. Ojalá esto sea algo que cambie en un futuro, que lleguemos a un punto en donde las mujeres no tengan que hacer concesiones por absolutamente nada. 

 

LUANA GRACIANO [28, Brasil www.luanagraciano.com]

Luana
LUANA GRACIANO, BRASIL

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Soy diseñadora gráfica enfocada principalmente en cuestiones impresas y su relación a prácticas espaciales. Mi objetivo es trabajar desarrollando la identidad visual en una gran variedad de formatos, desde exhibiciones hasta publicaciones. En mi práctica cotidiana trato de conjugar influencias de diferentes disciplinas como el arte, la arquitectura, la política y la teoría crítico dentro del mundo del diseño gráfico.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

En los últimos años es perceptible como el mercado ha empujado a los profesionistas a altos niveles de especialización, comprometiendo su habilidad a tener una visión holística y privándolos de una participación crítica en la toma de decisiones. Sin embargo, con los avances en tecnología e inteligencia artificial, creo que las tareas mecánicas y extremadamente especializadas se automatizarán y los profesionistas tendrán que adaptarse a pensar de una forma más global y sistémica.

¿Cuáles crees que son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer diseñadora?

Aunque las mujeres han gradualmente ocupado puestos clave en el mercado laboral, una joven mujer puede que se tope con una actitud paternalista por parte de sus colegas o clientes en algún punto, sobre todo en el contexto latinoamericano. Las industrias creativas pueden ser más progresistas que otras áreas más convencionales, pero sigue habiendo una necesidad de eliminar el sexismo en nuestras relaciones profesionales, no solo en diseño, sino en cualquier esfera.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

Creo que deberíamos primero reconocer y entender el género como una construcción social –una noción compleja e indudablemente un sitio de lucha. No hay, por ejemplo, tal cosa como una profesión para mujeres o para hombres; con el mismo nivel de entrenamiento y las mismas oportunidades creo que ambos somos capaces de realizar cualquier tarea. En este sentido, espero que el rol de las mujeres como el de los hombres en el futuro sea el mismo, sin importar el género.

WENDY LAU [29, Hong Kong, www.uuendylau.com]

Wendy

¿Puedes contarnos sobre tu práctica, cuáles son tus intereses en el mundo del diseño?

Mis antecedentes son en diseño de producto. Me gradué ya hace varios años y trabajé como coordinadora de proyectos encargándome del proceso de diseño, desde el desarrollo y producción hasta la comercialización y promoción. Los proyectos eran principalmente relacionados a productos, pero eran bastante variados: desde proyectos de joyería hasta productos electrónicos para el hogar. Al mismo tiempo me di cuenta que con esta dinámica nunca podía realmente diseñar lo que quería por lo que, mientras trabajaba tiempo completo, en mi tiempo libre los fines de semana fundé mi propia empresa, un formato mucho más artístico. Hice ilustración, a veces instalaciones de arte pequeñas o productos comerciales, como accesorios de moda o papelería.

Tengo un gran interés por el arte contemporáneo, pero en Hong Kong las artes se consideran como un pasatiempo, no algo de lo que puedes vivir. Para poder cubrir los altos costos de vida de la ciudad, necesitaría seguir haciendo diseño de producto. La gente sigue pensando que el diseño no es una “tarea importante”, por ejemplo ven el branding como algo sin importancia comparado con estrategias de publicidad.

¿Cómo crees que será el futuro del diseño?

Espero que haya más colaboración entre diferentes disciplinas. Yo vengo del mundo del diseño de producto y me interesan también el diseño de modas, de interacciones, gráfico e ilustración. Creo que la cooperación puede mejorar los resultados de tareas creativas. La colaboración es esencial, no solo dentro del diseño pero con otras profesiones, hasta las no relacionadas al diseño. Trato de involucrarme en diferentes áreas de diseño para estar equipada como diseñadora multidisciplinaria. Supongo que ese es el futuro.

¿Cuáles crees son algunos de los retos a los cuales te enfrentas como mujer diseñadora?

La verdad es que soy muy afortunada. Por supuesto que hay retos, pero siempre he visto esos retos más bien como oportunidades. Por ejemplo voy a intentar participar en cualquier concurso aunque sepa que tal vez no pueda ganar, porque eso me genera práctica para mis solicitudes futuras.

En Hong Kong todavía hay muchas cuestiones prevalecientes con respecto a las conexiones y qué tan lejos puedes llegar. Supongo que eso es común en todos lados. Es un círculo pequeño, pero una vez que logras entrar tus posibilidades y oportunidades aumentan.

¿Cuál será el rol de las mujeres en diseño en el futuro? ¿Hay barreras que crees que tengan que superar?

No siento que la situación sea mala en Hong Kong. Muchos diseñadores de alto rango son mujeres. Si demuestras que eres capaz, probablemente te den el trabajo. No siento que haya problemas de género. Tal vez yo no me doy cuenta de esas cosas y en el momento que me posiciono en otra perspectiva entonces me doy cuenta que en realidad soy parte de ello y no lo veo. Pero de verdad no siento que sea tan grave en Hong Kong, especialmente en la industria del diseño. La educación tiene mayor prioridad comparado al género. Por otra parte, si demuestras que tienes un buen desempeño entonces la gente lo reconoce. Aunque, no voy a negar que antes era una sociedad dominada por los hombres.

En mi empresa anterior, el 50% eran hongkoneses y el otro 50% eran extranjeros, el ambiente era entonces muy abierto donde siempre sentí que respetaron mi opinión. Hasta en juntas con clientes externos valoraban mis ideas y me pedían mi opinión.

————————————————————-

ARTICLE IN ENGLISH

Last month Women’s Day was celebrated. It sparked in me many reflexions on the role of women in an area that affects me directly: design. For once I did not want to preach my views as I have done for more than a year in this platform, but I wanted to pass the microphone to other people with the same interests as me.

For the past six months I have had the pleasure of sharing the classroom with four exemplary women. Through unconventional design practices they try to generate positive change. Maria from Greece, Niranjana from India, Luana from Brazil and Wendy from Hong Kong give us their perspective on the future of design and their role as women in the creative industry.

——————————————————-

MARIA TSILOGIANNI [26, Grecia, http://mariatsilogianni-portfolio.tumblr.com/]

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

My background is in architecture but I am also interested in critical theory, philosophy and i am also an artist.

I think architecture is such a broad area that I cannot define it as design. Personally I cannot see design as something very specific, when I listen to “design” it comes to my mind as a mess that links and connects to everything. Design relates to society, society to the individual, the individual relates back to a group. It is an expansive practice: it is artistic, it’s social, it’s theory, it’s politics.

What do you think the future of design will be like?

First of all as an architect I don’t have a future in Greece. They say that today in Greece, and the near future nobody will need an architect, nobody will build anything, the only things being built are only hotels and houses in islands but the commissioners are always foreigners which employ their own architectects. They won’t hire a Greek architect. So at least my future as an architect in Greece is dead.

What are some of the challenges you face as a young women in architecture/art/design?

I was once told by a male architect: “Maria, in order for a women to get a good position as an architect, you need to first marry a well known male architect”. Even when I was studying, men did not want to work in groups with women because they considered we were not good enough with the softwares. So I was getting really frustrated by this and my response to it was becoming a nerd in software management because I wanted to show them I could be as good as them.

I don’t think they ever considered us equal. And in order to be respected we had to exhaust ourselves to prove to them we could do it: “I can manage software like you guys”, now it’s “I can work and have children at the same time”. You have to work the same or even more.

 

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome?

A lot of people are unsatisfied, and within this, a lot of feminist groups are re-emerging. So I think today our voice is heard a bit more, but I think it still going to take a long time for equality. I do believe that we will be always seen as baby-factories, as if this was our main goal on earth.

Women are great multitaskers. Men need to realise this: we can have babies, and careers, and be smart and be creative, etc.

——————————————————-

NIRANJANA RAMAKRISHNAN [23, India]

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

This is a question I always struggle with a lot. My undergraduate diploma officially says that I am a Graduate of Furniture and Spatial Design. My graduation project had nothing to do with this, because most of the courses are not disciplined focused but thematic in their approach to design. So, the courses by nature were multidisciplinary. So, I am not too sure what my practice is per se, but I am interested in looking at larger systems in a holistic way, and services that help the realisation of these systems.

What do you think the future of design will be like?

I am a kind of an idealist and foolish optimist so I am hoping the future of design is positive and evolves towards spaces where today we don’t really see design manifesting itself strongly. Essentially, design can’t exist in isolation. It is a symbiotic relationship with something else always, it cannot exist by itself.

What are some of the challenges you face as a young women in design?

So many!

India, as a country, is very sexist unfortunately, and interestingly enough, design is regarded as a profession suitable for a women. Because – and I am going to generalise a bit– it is tended to be attributed to an aesthetic value. So when you talk about design it is automatically associated with fashion or graphic design. And I am not saying these are not relevant industries, but design is reduced to something merely visual and therefore something suitable for a women. But not something that could actually have an impact or it’s own voice.

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome?

Yes, career driven women, in any discipline, will always have to make a choice between that and their personal life. Or you will hit the glass ceiling and nobody will do anything about it. So, women are always having to compromise one the other, and I don’t really see it that way. So hopefully this is something that will change in the future, women won’t need to compromise anything.

——————————————————-

LUANA GRACIANO [28, Brazil www.luanagraciano.com]

 

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

I am a graphic designer working mostly with printed matter and its relation to spatial practices. My aim is always to work with visual identity in a wide range of formats, from exhibitions to publications. In my everyday practice I try to bring influences from different fields of my interest such as art, architecture, politics and critical theory into the realm of graphic design.

What do you think the future of design will be like?

In the last couple of years it has been noticeable that the marketplace is pushing professionals towards very high levels of specialisation compromising their ability to have a holistic view and so depriving them from critical participation and decision making. However, with the advances in technology and artificial intelligence, I believe that mechanical and highly specialised tasks will be automatised and the professionals will be required to think in a more global and systematic way.

What are some of the challenges you face as a young women in design?

Even though women are gradually taking over high positions in the market, a young woman might face a paternalistic approach from colleagues or clients at some point in her career, specially if we are talking about Latin America. The creative field can be more progressist than conventional areas, but there is still a need to completely eliminate sexism in our professional relationships, not only in design but in any other field.

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome?

I think we should first acknowledge and understand gender as a social construction –an utterly complex notion and, undoubtedly, a site of struggle. There is, for instance, no such thing as profession for women or for men; with the same amount of training and equal opportunities I believe that we are both capable of performing any kind of job. In this sense, I hope the role of women and men in design in the future are the same, regardless their gender.

——————————————————-

WENDY LAU [29, Hong Kong, www.uuendylau.com]

Can you tell us about your practice, what are your interests in the realm of design?

My background is product design, I graduated some years ago and then I worked as a project manager taking care of the design process of projects, from development and production to commercialization and promotion. The projects were mainly products, it could be very diverse: jewelry, houseware or electronic products. At the same time I realized with this dynamic I could never really design what I liked or wanted, so while I worked full time I also made use of my leisure time during weekend to start my own business, a more artistic format. I did illustration, sometimes small scale of art installation, and commercial products such as fashion accessories and stationery.

I have a strong interest in contemporary arts, but in Hong Kong the art is considered as a hobby, not something to sustain your life. To be able to cover the high living expenses in Hong Kong, I think I would need to do product design. People keep on thinking design is not a “major task”, for example, they see branding as something not important compared to advertising strategies.

What do you think the future of design will be like?

I expect more collaboration among different disciplines. I come from the realm of product design I am also interested in fashion, interaction and graphic design or illustration. I do think cooperation can enhance the results of creative tasks. Collaboration is essential, even with other professions, and even ones that are not related to design. I try to be involved in different areas of design and try to be equipped as a multidisciplinary designer. I guess that is the future.

What are some of the challenges you face as a young women in design?

Well, I guess I am quite lucky. For sure there are challenges, but I have always seen everything as opportunities instead of challenges. For example, even competitions that I know I might not get, I will still try because it gets me to practice on my future applications.

In Hong Kong there are still very prevalent issues with whom you know and how you are connected to how further you’ll go. But I guess it is common everywhere. It is a small circle, once you get in your chances and opportunities increase.

What will be the role of women in design in the future? Are there barriers you think they will need to overcome? I don’t think the situation in Hong Kong is too bad, many design supervisors are women. If you can show your capabilities you can probably get the job. I don’t think there are gender issues. Maybe I don’t realize those things, but then if I see it from another perspective, maybe I am actually part of it and I just don’t see it.

But I really don’t think it is that bad in Hong Kong especially in design industry. Education is of a much higher priority compared to gender. On the other hand, If you demonstrate a good performance then people would appreciate it. Though I won’t deny that before it was a very male dominated society.

In my previous company, 50% were from Hong Kong and 50% were foreigners, so it was a very open-minded environment where I always felt they respected my opinion. Even during meetings with external clients, they would value my ideas and ask for my opinion.

El vaso. ¿Está medio lleno o medio vacío?

Vaso medio lleno o medio vacio

Por: Alex Leurs

En “El potencial social de la comunidad”, mi primera colaboración con Inteligencia Independiente, hice alusión a la película-documental “Demain”. Este proyecto propone una aproximación distinta a las dificultades ecológicas y económicas de nuestra actualidad; en vez de centrarse en problemas y citar tragedias escoge enfocarse en propuestas de solución. Resulta interesante destacar este aspecto ya que las conceptualizaciones teóricas de terapias contemporáneas proponen que todos los días, cada uno de nosotros, tenemos la posibilidad de escoger el tipo de historias que queremos contar.

En terapia narrativa se parte del principio de que la realidad se construye socialmente. Esto quiere decir que en las interacciones cotidianas, mediante el diálogo, se reproducen y sostienen visiones específicas de la realidad. La realidad social, esa que resulta de los significados que arrojamos al mundo, se crea y mantiene conforme la hablamos y la actuamos. Algunos apelarían en este momento al concepto de cultura para identificar un sistema de significados en el cual estamos inmersos y que determina, en parte, formas de comprender la realidad.

Es decir que la metáfora del vaso medio lleno/vacío no se puede reducir a un sesgo intencional o a una simple cuestión de enfoque. En el tipo de discurso que decidimos implementar existe, implícitamente, una forma de interpretar al mundo. Detrás de la elección lleno/vacío radica un proceso de construcción de realidad —del vaso— ya que en función de la perspectiva que se adopta, diferentes posibilidades se abren —tanto al vaso como a la relación con él—. Como lo discutí en “La locura o la cachetada de guante blanco a la normalidad”, uno de los elementos más analizados en psicología narrativa son las practicas de poder implícitas tanto en los discursos de las instituciones como en los de la cotidianidad. Sin embargo ello no supone que no existan un sin fin de significados tácitos dentro de nuestras cotidianidades. Así, en este caso, me gustaría exponer otra noción implícita: la dicotomización de la realidad.

Retomando la metáfora del vaso —y sometidos a una visión binaria de la realidad—, se nos presentan dos posibilidades: el vaso medio lleno asociado a una visión positiva del mundo o, el vaso medio vacío asociado a una visión pesimista de la realidad. Dicho de otra manera, puedes ver al mundo de forma positiva o pesimista. Es necesario escoger una porque son mutuamente excluyentes: escoges enfocarte en lo positivo o en lo negativo. El mundo, entonces, es bueno o malo. Sin embargo existe una tercera alternativa: aceptar la ambivalencia de los eventos que conforman nuestra cotidianidad, nuestra vida y que permiten crear la realidad social. Esto no es tarea fácil ya que supone romper con una visión dicotómica en la que las cosas no pueden ser dos caras de la misma moneda al mismo tiempo.

Permítanme apelar a otro ejemplo para destacar el impacto del tipo de discursos implementados a escala nacional. Recuerdo que hace algunos años (tal vez 20), al mismo tiempo que los hermanos Brennan explotaban el alarmismo y amarillismo con su noticiero “Duro y Directo”, y que Zabludovsky nos quería hacer ”bobos”, surgía un noticiero cuyo lema era “las buenas noticias también son noticias”. Aquí tenemos nuevamente dos posturas: discursos centrados en problemas y un discurso centrado en soluciones.

En el primer caso la saturación de noticias agravantes reproduce una realidad pesimista, dominaba por la violencia y los abusos generando así una realidad de la cual hay que defenderse. Difundir pánico es crear miedo y crear miedo genera problemas. Que estos problemas existan o no es irrelevante ya que la condición necesaria para que se vuelvan reales es que la gente los interiorice como ciertos. Así funcionan los rumores: los eventos importan poco cuando la genta está convencida. El lobo no tiene que llegar, sólo necesita ser anunciado para que la gente lo empiece a buscar e, inevitablemente, a encontrar.

En el segundo tipo de discurso parecería que tenemos exactamente lo opuesto: un enfoque en eventos cotidianos positivos. No obstante, existe una ligera diferencia que se manifiesta en el uso del adverbio “también”. Este último introduce una visión complementaria que no rechaza la presencia de eventos propios al primer caso. En realidad, lejos de negar la presencia de eventos negativos en la realidad, propone rescatar buenas noticias ya que ellas también forman parte de la realidad.

No se trata de hacer la apología de un noticiero que traía noticias bonitas. Más bien, se trata de subrayar que en su lema, el noticiero (tal vez sin querer), señala que la realidad es ambivalente y que en ella, elementos que asumimos ser mutuamente excluyentes en realidad, cohabitan. A diferencia de los discursos alarmistas que no dejan lugar para aspectos positivos, los discursos centrados en soluciones no se limitan a ignorar lo problemático. Este punto es crucial: un discurso centrado en soluciones presenta rasgos de flexibilidad que hacen espacios para la complementariedad de aspectos de la vida que en nuestros discursos asumimos son incompatibles. Esto es válido para cualquier par de opuestos: guerra/paz, blanco/negro, sucio/limpio, dentro/fuera, etc.

Ambos tipos de noticias reproducen alguna faceta de la realidad cuya complejidad radica en la coexistencia de incompatibilidades conceptuales creadas por sistemas de creencia. La única limitante está en el sistema de creencias que asume incompatibilidades en hechos de la cotidianidad. Entonces, el vaso no está ni medio lleno ni medio vacío. El vaso tiene agua y es, al mismo tiempo, metáfora de pesimismo y positivismo. Está medio lleno y medio vacío al mismo tiempo. Incluso, si integramos la variable de tiempo, podríamos destacar que ambos son momentos de transición de un dinamismo en el que el vaso se vacía y se vuelve a llenar.

Así es el mundo y la realidad. Aceptar esta ambigüedad y deshacer mitos dicotómicos abre las puertas a una relación más amena con el mundo. Justamente uno puede odiar a los que ama y amar a los que odia. Estar triste siendo feliz y ser feliz estando triste. Estar bien consigo mismo no excluye el sentirse triste. No hay emociones buenas o malas simplemente existe un aparato para sentir el mundo y esta se manifiesta con un rango diverso de estados de animo. De la misma manera, ambos tipos de noticieros pueden coexistir. Aunque sería más productivo presentarlos en un mismo programa en vez de entretener la psicosis dicotómica de una faceta (un programa) buena y otra mala.

La vida entendida como movimiento requiere de un dinamismo que, a mi parecer, está garantizado por la ambivalencia tanto de los eventos de la realidad como de las experiencias subjetivas de los individuos. La película-documental “Demain” es un buen ejemplo de cómo podemos incorporar discursos alarmistas con discursos centrados en soluciones: los primeros despiertan la necesidad de los segundos. Si los problemas no se aceptan no hay manera de proponer acciones para resolverlos. Así, un discurso centrado en soluciones no puede ignorar los problemas ya que representan la condición necesaria para que puedan surgir alternativas. Para que el vaso pueda llenarse tiene que vaciarse y viceversa.

35_alexleurs

Tener y aparentar: hacia una sociedad totalmente palacio

Imagen Febrero

Por: Andrés Gómez Laborín – @agomezlaborin, en colaboración con Gabriela Gómez  –  @gabrielasgh

Cuando salió la idea de este artículo lo primero que nos preocupó fue como abordar la situación manteniendo un respeto absoluto a la gente que tenemos alrededor. Si estamos hablando del tema es sólo porque es un fenómeno con el que vivimos y en el que participamos. Esto nos preocupa. Estamos viviendo en una época en el que lo que consumes define quién eres y la forma se ha vuelto el fondo. Nos gustaría que al leer esta nota, hagas el ejercicio de introspección y reflexión que nosotros hicimos al escribirlo.

El lujo siempre ha existido. La sociedad siempre ha aspirado a acceder a él. ¿Por qué? No podemos mas que hacer suposiciones. Puede ser que busquemos pertenecer a un grupo que sentimos ajeno o incluso superior, y al vestirnos y actuar como sus miembros sintamos que encajamos. Puede ser que queramos proyectar una imagen perfecta de nosotros mismos para que el resto nos perciba así y nos trate como tal. O puede ser que el hacerlo nos abra la oportunidad de hacer negocios, de vender nuestro estilo de vida o de ser popular, porque por muy cliché y tonto que se escuche, ¡a nadie nos gusta que nos hagan el feo!

I want to be rich and I want lots of money
I don’t care about clever I don’t care about funny
I want loads of clothes and fuckloads of diamonds
I heard people die while they are trying to find them

Preparándonos para escribir, acudimos a nuestros amigos y familiares para que nos confirmaran si ellos también sentían que este era un fenómeno que crecía a un ritmo cada vez mayor, y no nomás todos estaban de acuerdo, sino que lo ejemplificaron con anécdotas que hubiéramos pensado eran inconcebibles. Aquí les van algunas joyas:

  • Una personita, llamémosle Anasofi, aceptó jubilosa la propuesta de matrimonio de su galante novio. Pero había un pequeñísimo problema que no tardó en hacer notar su querida madre, quien siendo pilar de su sociedad vio que los ojos de su hija brillaban más que la piedra en el anillo. Anasofi ni siquiera se había dado cuenta, pero al ver las rocas que portaban sus amiguitas y compararla con la suya, decidió recurrir a la habilidad de su experimentada madre, quien ofreció su sabio consejo: vender el anillo y ella, desinteresadamente, le aportaría los recursos para que adquiriera un anillo que reflejara su estatus. El galante novio siguió siendo galante, pero ya no su novio.
  • Luis Armando quería festejar en grande su cumpleaños ¡¿porqué no?! Si al final de cuentas se lo merecía, y que mejor manera de hacerlo que con un homenaje a Project X, una de las películas de fiesta más exhilarantes que hay. Hasta su apellido indicaba su estatus: Reynoso. REY…. noso. Su papá era la honorable cabeza del Ejecutivo del Estado de Aguascalientes. La noche era perfecta y a la fiesta no le faltó nada: malabaristas con fuego, un espectáculo tipo “Stomp”, un automóvil sumergido en la alberca, y ríos de champaña. ¡Ah! También muchos de sus más cercanos cientos de amigos. Aunque su papi acabó en la cárcel, el video en Youtube le durará a Luis Armando para siempre.

Historias hay para tirar al cielo. Desde el empleado de cafetería que trae el smartphone de último momento y que cuesta varios meses de su sueldo, a comprar la camioneta del año en la que queremos que nos vean llegar.

I’ll take my clothes off and it will be shameless
Cause everyone knows that’s how you get famous
I’ll look at the sun and I’ll look in the mirror
I’m on the right track yeah I’m on to a winner

Platicar con una wedding planner se vuelve una fuente de eterna diversión sólo de escuchar las anécdotas de los novios y sus papás que buscan maneras creativas, no de tener la boda de sus sueños, sino de tener una boda más lujosa y memorable que la de sus amigas.

Sin embargo, lo más preocupante son las pequeñas acciones y pensamientos de todos los días que incorporamos a nuestro inconsciente. Pedir con tus amigos la mejor mesa del antro, para ver a todos y que todos te vean. Irte arreglada al salón de belleza, aunque no conozcas a nadie ahí, porque es exclusivo y quieres demostrar que perteneces. Subir a redes sociales fotos de tu desayuno nutritivo, orgánico y presentado como si fuera a salir en la revista Good Housekeeping. Ir a la exposición de Yayoi Kusama o Anish Kapoor exclusivamente a tomarte una foto con la obra de moda. Todos lo hacemos. La aspiración no distingue entre clase social o género.

I don’t know what’s right and what’s real anymore
I don’t know how I’m meant to feel anymore
When do you think it will all become clear
And I’ll be taken over by the fear

Las redes sociales sólo exacerban el fenómeno. Hay una presión para demostrarle a tus seguidores que eres guapo, simpático, interesante, divertido y cool. Perfecto. Y no sólo eso, pues la interacción tiene que ser constante. El ver más likes en la foto que subimos a Instagram nos da un placer que se esfuma casi de inmediato. Necesitamos más.

Ahora, la foto debe de ser del destino vacacional exótico, del platillo en el restaurante mejor calificado, de la decoración perfecta de tu casa. Antes las mujeres no querían usar el mismo vestido en un evento donde se iban a encontrar a la misma gente que estaba la primera vez que lo usaron; ahora, no lo quieren volver a usar ni en otro evento, ¿adivinan porqué? ¡Porque ya subieron una foto con él a Facebook!

Life’s about film stars and less about mothers
It’s all about fast cars and cussing each other
But it doesn’t matter cause I’m packing plastic
And that’s what makes my life so fuckin’ fantastic

Quizá lo más curioso es que cuando hablamos del tema, todos identificamos a tal persona o tal grupo que cae en ese comportamiento, pero nunca nos ponemos el saco. Nunca reconocemos que buscamos esa aprobación. Siempre tenemos una excusa para justificar nuestro comportamiento: “Es que no es por la marca, ¡me encantó la bolsa!”, “No es porque tengan la suela roja, ¡los zapatos están padrísimos!”, “No es por la hebilla de herradura, pero estos cinturones salen buenísimos.”, “¡Es que los BMW son súper seguros y no se devalúan tanto!”.

La situación se presenta en personas cada vez más jóvenes. Los padres se vuelven cómplices, facilitadores voluntarios o involuntarios, del problema. Los bienintencionados lo harán por darle a sus hijos lo mejor, o porque, tal vez, si su hijo no tiene el nuevo iPhone, o su hija no tiene la bolsa de cierta marca, sus amigos los vean distinto. Los malintencionados tal vez vean a sus hijos como una extensión o reflejo de ellos mismos, entonces, lo que ellos traen puesto y la vida que se puedan dar, es un reflejo de su poder adquisitivo. Otros quizá ni siquiera vean cuál es el problema con ello.

And I am a weapon of massive consumption
And its not my fault it’s how I’m programmed to function
I’ll look at the sun and I’ll look in the mirror
I’m on the right track yeah I’m on to a winner

El aparador de las redes sociales nos muestra sólo lo mejor de las vidas ajenas, y nos lleva a pensar que sus vidas son así siempre, mientras las nuestras no son más que una sucesión de días iguales en la escuela u oficina. Esto nos provoca una insatisfacción natural y constante y aunque es generalizada, o la vives en soledad o eres un acomplejado. La felicidad de Anasofi por comprometerse fue opacada por la presión de vivir en una sociedad que considera que el anillo de compromiso es pequeño. Nos hemos autoimpuesto un conjunto de reglas que se vuelven imposibles de cumplir, pero dejaríamos todo en la cancha tratando de hacerlo.

La necesidad que sentimos como sociedad por demostrar que tenemos todo, o aparentar que lo tenemos, es un círculo vicioso que se amplía cada vez más. Estemos agradecidos de tener lo que tenemos, sin caer en conformismo. Dejemos de sentirnos merecedores de las cosas. Compartamos nuestras alegrías porque queremos compartirlas y no porque nos validan como parte de algo. Dejemos de juzgar al que no cumple con ciertos estándares que se esperarían de él. Busquemos nuestra felicidad en nuestro desarrollo como estudiantes, profesionistas, hijos, hermanos, amigos. Si tus amistades no te permiten ser tú, y te provocan más inseguridades que alegrías o soporte, ¡mándalos a la fregada! Te sorprendería lo que puede mejorar tu vida cuando te rodeas de gente que te aporta.

I don’t know what’s right and what’s real anymore
I don’t know how I’m meant to feel anymore
When do you think it will all become clear
And I’ll be taken over by the fear

*Las estrofas insertadas en el texto corresponden a la canción The Fear, de la artista Lily Allen.

8_AndresGomez

9_GabrielaGomez

¿Seremos la última generación?

calentamient.globalll

Por: Diana Vázquez  – @dianavzcs

Con esta pregunta no me refiero a que si ya no habrá más bebés en camino, sino que si seremos la última generación que habrá visto el mar limpio, aire puro, los glaciares, especies preciosas de animales, la tranquilidad de los bosques, etc. Puede que nuestros hijos o nietos logren aún ver estas bellezas pero es muy probable que nada más lo hagan por medio de fotografías y documentales. Estamos perdiendo lo único que tenemos, desperdiciando y dañando el único planeta en el que podemos vivir (hasta ahora). Pero, ¿qué está pasando?

El medio ambiente se ha visto afectado desde hace muchos años por factores como la deforestación, la contaminación de mares y la quema de combustibles. Todos han dejado su huella y han puesto en peligro las especies que viven en diferentes ecosistemas, pero el que ha causado más daño y el que es de mayor preocupación hoy en día son las emisiones de CO2. El punto más crítico de dichas emisiones fue en los años 50, cuando empezaron a crecer a un paso mucho más rápido que los años anteriores. Sesenta años más tarde, en la actualidad, la cifra de emisiones ha crecido aproximadamente un 900% a nivel global, y continúa.

Oso polar con desnutricion

Estos gases de dióxido de carbono han causado lo que tanto escuchamos hoy en día: el calentamiento global. Al llegar estos a la capa de ozono, esa que nos protege de los rayos del sol reflejándolos hacia el exterior, la debilitan y hacen que se rompa cada vez más. Al ocurrir esto, nosotros nos quedamos desprotegidos de los rayos y del calor tan potente. Este calor hace que se derritan los glaciares, por consecuente el nivel del mar sube, ciudades se inundan, las selvas se secan, los desiertos se vuelven aún más áridos, olas de calor matan especies, etcétera etcétera. En resumen, nos afecta a todos.

En fin, es muy probable que toda esta explicación ya la sepan muchos de memoria. Lo que creo que no saben algunos es el impacto que tiene hoy en día y que será mucho mayor en unos años. Por esta ignorancia es por lo cual muchos aún no toman consciencia ni acción (o al menos eso me gustaría creer). Puede que algunos no hagan algo al respecto porque lo ven muy lejano, porque ayer, hoy y mañana no les pasó algo que los conmoviera tanto como para tomar acción. Pues están en lo incorrecto. Esta situación nos afecta a todos día a día, algunos días de manera más notoria o extrema, pero siempre está presente y creciendo.

Algunas de las consecuencias que ha tenido el calentamiento global desde que inició el siglo son:

  1.  Temperaturas realmente superiores a los récords
  2.  Sequías extensas
  3. Incendios forestales de 2006: 100,000 incendios y 10 millones de acres quemados
  4. 10% más lluvias y más intensas, por consecuente huracanes y tormentas desastrosas. En el 2005 hubieron 15 huracanes, entre ellos Katrina.
  5. Olas de calor más intensas, por consecuente miles de humanos y animales muriendo. En el 2003 en Europa aproximadamente 35,000 personas murieron, en África todavía más. Hace pocos días en Australia murieron miles de murciélagos haciéndolos caer en peligro de extinción.
  6. Enfermedades ocasionadas por plagas de insectos: malaria
  7. En 2007 el nivel de glaciares disminuyó casi medio millón de millas cuadradas
  8. El mar ha aumentado casi 8 pulgadas
  9. Casi 30% de todas la especies de plantas y animales correrán riesgo de extinción en unos años
  10. 97% de los arrecifes pueden desaparecer
  11. 40% de los glaciares ha desaparecido en los últimos 50 años. Es increíble pensar que en la misma cantidad de años puede que ya no existan los polos.

Polos derretidos

Si hay algunos que sepan las consecuencias y aún así no hagan algo para detenerlo, entonces son personas muy egoístas, indiferentes e inconscientes. Sé que se escucha por todos lados el calentamiento global, tanto que ya hasta vemos normal que una nueva especie de animal o planta se encuentre en peligro de extinción, pero debemos hacer algo para contrarrestarlo. En estos momentos de incertidumbre y crisis, donde ni siquiera el presidente de Estados Unidos cree de verdad en este problema ambiental, debemos unirnos todos para lograr un cambio, evitar más desastres como los ya pasados, disfrutar un día a día y dejarle un mejor planeta a nuestros hijos.

26_dianavazquez