5 Personajes de la HistoriaPor: Gabriela S. Gómez – @GabrielaSGH

De Einstein, Aristóteles, Da Vinci, Julio César, Hitler, y un larguísimo etcétera hemos leído y escuchado mucho. Si no hubieran nacido, tal vez el mundo no sería como lo conocemos hoy. Personajes que con su paso por la tierra lo han transformado todo hay miles; unos más decisivos e impactantes han logrado trascender a la cultura popular con más fuerza. Pero existen otros muchos que con sus acciones generaron un efecto mariposa igual de determinante. Aquí les presentamos una cortísima lista con sólo cinco de ellos, pero igual de importantes:

Akenaton

1. Faraón Akenatón. (aprox. 1372 – 1336 A.C.)

Hace miles de años—literalmente, por ahí del 1300 A.C.—en Egipto sucedió algo que le dio una tremenda sacudida a toda su población: el nuevo faraón, Akenatón, decidió cambiar la religión oficial del imperio. Del culto politeísta de los dioses Ra, Horus, Osiris y un largo etc. decretó que, de ese momento en adelante, en Egipto sólo se podría adorar a un solo dios, Atón. Imagínense el trauma de la gente que tenía más de mil años adorando a los mismos dioses y de pronto les dicen, “esos son falsos, el verdadero es este, el único, no discutas”. Por supuesto generó revueltas y al final acabaron asesinando al pobre faraón. Pero eso no es lo importante. El culto a Atón como deidad única es el primer registro que se tiene en la historia de la creencia en que existe un solo dios. Y más interesante aún, los historiadores ubican la existencia de Moisés, el libertador del pueblo judío, justo en ese tiempo (!!!). Algunos incluso llegan a asegurar que la religión de Atón fue la chispa que alumbró la religión judía, de la que finalmente se derivan el cristianismo e incluso el islam.

Pablo de Tarso

2. Pablo de Tarso, o mejor dicho, San Pablo. (aprox. 5 – 67 D.C.)

No cabe duda que el nacimiento de Jesucristo cambió la historia. Pero, ¿qué hubiera ocurrido si nadie nos hubiera contado de él? Tal vez su presencia en la tierra hubiera pasado desapercibida, porque ni él, ni sus inmediatos seguidores escribieron una sola palabra. La difusión de su doctrina empezó de boca en boca y los primeros “cristianos” eran considerados solo como una secta dentro del judaísmo. No fue hasta que un judío llamado Pablo de Tarso (aprox. 5- 67 D.C.)—que al principio de su vida adulta le daba por perseguir y encarcelar cristianos—se convirtió en seguidor de Jesús, que el cristianismo empezó a tomar forma como religión independiente. Pablo fue de los primeros en poner en papel los mensajes de Cristo. Además, su incansable acción misionera fuera de la zona de Jerusalén se considera la clave de la expansión de la religión cristiana en el Imperio Romano (y ya todos sabemos cómo acabó eso).

XIR157017

3. Rodrigo Borgia – Papa Alejandro VI (1431 – 1503)

La historia de este personaje es fascinante y hasta puede causar un poco de morbo. Sobre él y su familia se han escrito mil cosas (seguramente la mayoría mentiras o exageraciones, nunca lo sabremos) que han despertado la imaginación hasta de productores de películas porno. Pero a pesar de lo jugoso que suena todo ello no es lo que lo coloca en esta lista. Cuando Cristóbal Colón descubrió América para los españoles, el mundo entero se paró de pelos y todos querían una parte del pastel. Los más poderosos contendientes eran España y Portugal y nomás no lograban ponerse de acuerdo sobre quién se quedaba con qué. Entonces, como era costumbre en la época, acudieron al papa en turno para que resolviera la disputa. Rodrigo Borgia, o mejor conocido como Alejandro VI, lideró las negociaciones y trazó una línea (posteriormente llamada Línea Alejandrina) a 100 leguas de la isla de Cabo Verde, África. Los portugueses se quedaban con lo que estuviera antes de esa línea, los españoles con lo que quedara más allá de ella. Seguramente, cuando los portugueses vieron TODO lo que había después de la línea, (prácticamente todo el continente americano ex-Brasil) les dio el telele. Pero ya era demasiado tarde. Esta línea determinó el futuro de millones de personas que hoy habitamos este lado del mundo, y es, entre otras cosas, el motivo por el cual unos nacemos para hablar español y otros portugués.

Emmeline Pankhurst

4. La Sufragista Emmeline Pankhurst (1858 – 1928)

Nada más natural para las personas del siglo XXI en Occidente que el que las mujeres puedan votar. Obvio, ¿no? Somos ciudadanos igual que los demás, pagamos impuestos, trabajamos, educamos a futuros votantes, etc. Pero esto no siempre ha sido así. A principios del siglo pasado, en la mayoría de los países, las mujeres no tenían este derecho; de hecho casi ninguno. A medida que han pasado los años hemos ido ganando más, pero ninguno más fundamental que el voto. Gracias a él, los políticos nos toman en cuenta al desarrollar sus propuestas de gobierno. Sin el voto, las mujeres serían invisibles. Aunque desde finales del siglo XIX algunos tipos de mujeres (de la clase alta o con propiedades) podían votar en países como Nueva Zelanda y Finlandia, no fue hasta que se le dio el voto a las mujeres del Reino Unido (1918) que la fiebre sufragista se expandió por todo el mundo occidental. Emmeline Pankhurst fue la líder del movimiento sufragista de Inglaterra. Fue capaz de todo para conseguir su objetivo, desde manifestaciones pacíficas hasta incendios de comercios y establecimientos públicos.

Klaus_Fuchs

5. El Espía Atómico Klaus Fuchs (1911 – 1988)

El miedo a la guerra atómica es algo que gobierna las decisiones de política internacional desde que Estados Unidos decidió tirar las primeras bombas en Hiroshima y Nagasaki en 1945. Hoy en día, el nivel de poder o seguridad militar de cualquier país se mide en si tiene o no tiene armas nucleares. Incluso podríamos decir que si no hubo una guerra abierta entre Rusia y Estados Unidos el siglo pasado fue precisamente por el miedo de ambos a ser completamente destruidos por estas armas. Ahora, ¿cómo fue que se coló la fórmula maldita de un país a otro? Por los llamados espías atómicos. Fueron muchos, pero uno de los más importantes fue el físico alemán Klaus Fuchs. Formó parte del Manhattan Project y desde el principio estuvo pasando información a la Unión Soviética sobre los avances de la investigación. Seguramente el mundo no sería el mismo si sólo un país tuviera acceso a esta tecnología. Si fuera mejor o peor, nunca lo sabremos.

9_GabrielaGomez

 

 

 

Escrito por InteIndep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s