What now

Por: Mauricio Ochoa – @mauri8a

Cuando me dijeron que podía colaborar en Inteligencia Independiente, la única solicitud que me hicieron fue que tratara “temas de interés público” y que “no fuera un blog de viajeros”. Tenemos un mes para escribir algo y cerca de dos semanas para que se publique. Lo frustrante de esto es que muchas veces los temas, para ese entonces, ya están quemados o, generalmente, ya sucedió algo peor.

Desde hace algunos meses nos han bombardeado con infinidad de anuncios con el slogan de “las cosas buenas no se cuentan, pero cuentan mucho”. Yo, francamente, ya no me acuerdo de alguna cosa buena que haya sucedido recientemente. ¿Algún mexicano descubrió la cura contra el cáncer? Ah, no. Y, además, en Veracruz, Duarte acabó dando quimioterapias falsas a niños. QUIMIOTERAPIAS. FALSAS. No sé ustedes, pero cuando leí esa noticia ya no me imaginé otro punto más bajo. En verdad no se me ocurre alguna cosa peor que formar parte de un Gobierno que dé medicina falsa a niños con cáncer. De cualquier manera, no voy a decir mucho, porque el Gobierno no deja de sorprenderme.

Nos piden que contemos las cosas buenas que cuentan mucho. ¿Qué cosas buenas? ¿Qué político decente? ¿Alejandra Barrales? Ya le encontraron la casa en Miami. ¿Ríos Piter? No sé. ¿Ahora sí va a ir a la votación contra Paloma Merodio o va a aplicar la misma que con Medina Mora? Yo ya no sé qué contar. Uno ya ve las noticias y no sabe qué más puede salir peor. En lo que venía a mi casa del trabajo, salió la noticia que ya exoneraron a uno de los “porkys”. Los escuincles que ultrajaron a la niña en Veracruz. Leí el resumen de la sentencia y resulta que se concluyó que el mono “le introdujo sus dedos por debajo del calzón y se los introdujo en la vagina [sin intención] lasciva ni con intención de copular”. Ah, ok. Le metió el dedo a la fuerza, pero sin ganas de copular. Fue de amiguis, de compas, violacioncita tranqui. Qué bueno que no fue con intención lasciva. ¿Ya ven? Eso no se cuenta, pero cuenta mucho.

O, no nos vayamos tan lejos. La susodicha Plaqueta. Que a veces me cae bien y a veces me cae mal. Independientemente de cómo me caiga (o a las de mi oficina que dicen que “ya no es banda”); independientemente de si le gritó guapa un taxista o William Levy desde su Ferrari, qué pedo con la gente insultándola porque “además de todo está bien fea”. Qué pedo con las amenazas de muerte que recibió. Qué pedo que la gente no se puede poner de acuerdo en si les parece o no que denunciara al mono que la acosó.  Qué pedo con los monos diciendo que “ya no se puede cortejar a una mujer”. ¿Neta? ¿cortejarla gritándole guapa desde el coche? Ni la Bestia tuvo tan poquita madre con su VAS A CENAR CONMIGO MIENTRAS MIS CUBIERTOS TE BAILAN QUIERAS Y TE CHINGASTE.

¿Ustedes saben de algo reciente que cuente mucho? Yo ya no quiero contar. Aún creo que si encontrara alguna de esas cosas buenas de las que hablar el Gobierno, creo que ninguna cuenta lo suficiente como para que cuente mucho.

25_MauricioOchoa

Escrito por InteIndep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s