albert-camus

Por: Mario Campa – @mario_campa / @latampm

Una querida amiga me escribió hace unos días un correo electrónico para felicitarme por mi cumpleaños 30. Hacía meses que no hablábamos y quiso conocer mis opiniones en temas de interés privado y público. Contesté lo primero inmediatamente, pero decidí guardar lo segundo para otra ocasión. Escribí después 30 notas al pie de página para acompañar al intercambio epistolar original, mismas que ahora doy a conocer:

  1. Todo empieza y termina con Trump. El ánimo nacional en México está crispado y alicaído. Hemos tenido mejores días.
  2. La planta de Ford en Hermosillo iba a producir los vehículos autónomos y eléctricos de la compañía. La inversión se fue a Michigan.
  3. La Alemania de 1933 era uno de los pueblos más alfabetizados del mundo. El fascismo trasciende la racionalidad pura.
  4. Recurro constantemente a los existencialistas neo-nietzscheanos. Sartre y Camus fueron Übermenschs: ganaron Nobeles de Literatura utilizando sus propios conceptos filosóficos (postmodernos) para escribir novelas. Mejor mezcla de lo apolíneo y dionisíaco, imposible.
  5. ¿Qué implicaciones tendría el absurdismo de Camus y el compromiso de Sartre en la teoría del Estado? El paradigma utilitarista del mayor bienestar posible tendría que evolucionar hacia uno de mayor movilidad social.
  6. El nivel de vida del ser humano nunca había sido tan alto como ahora. Pero la desigualdad ubicua parece autoimponer la riqueza como fin. ¿Dónde queda el mundo de posibilidades tras la muerte de Dios? Nos tocó vivir el comienzo de la transición del hombre postmoderno.
  7. Escucho a menudo el podcast The Partially Examined Life, disponible en iTunes. Tres americanos que abandonaron años atrás sus estudios de doctorado (Universidad de Texas) discuten las principales corrientes de pensamiento filosófico y las aterrizan en la cultura pop.
  8. Mi favorita en Game of Thrones es Arya Stark. Una niña que se rebela contra su destino de princesa y abandona sus privilegios es difícil de encontrar en la realidad, tristemente. Lo que viene para ella es perfectamente impredecible.
  9. Hablando de roles de género, llegó a mis oídos una historia de una mujer de campo que calzó zapatos de tacón y puntiagudos por primera vez en una edad ya avanzada. Al no poder con ellos, tomó un hacha y les cercenó la punta. Fue mi bisabuela.
  10. He visto ya La La Land. La trama se subordina in extremis a las actuaciones de Ryan Gosling y Emma Stone (<3). No va a cambiar paradigmas en Hollywood.
  11. Si Jack Kerouac escribió On the Road con música de jazz de fondo fue porque quería un texto con la misma personalidad que aquél: fluido y espontáneo. He intentado escribir con tango –Piazzolla, no Gardel–. El resultado: una prosa excesivamente dramática. (En cada tecla se juega uno la vida.)
  12. La literatura vanguardista parece reflejar el absurdismo de Camus y Beckett ya no en el estilo y en los diálogos, sino en la forma de la novela. Leer a Aira o Auster implica estar expuesto a la incertidumbre total y la reinvención continua de la trama.
  13. La técnica narrativa de Aira se llama fuga hacia adelante. En vez de revisar sus textos, se sale de los embrollos narrativos improvisando con la trama hacia lugares desconocidos.
  14. Un novelista mexicano que me sorprendió gratamente es Juan Pablo Villalobos, Premio Herralde 2016. Lector de Aira, por cierto. Estoy a la espera de que Amazon me envíe su nueva novela: No voy a pedirle a nadie que me crea.
  15. La novela que leo ahora es Ready Player One (2011). Las posibilidades de la realidad virtual me entusiasman. ¿Inventarán pronto Zuckerberg, Musk, Gates y compañía algo similar al OASIS de la novela de Ernest Cline? Spielberg (por supuesto) ya trabaja en la película (2018).
  16. La tecnología no descansa. El Hyperloop de Musk (¿Superman o Lex Luthor?) se empieza a materializar. Los avances son prometedores. Si el fondeo y la regulación fluyen, estaremos viajando en cápsulas a 700 millas por horas en la siguiente década. 
  17. Desconfío de las redes sociales. Compruebo constantemente que la gente (híper) activa en redes crea (o refuerza) sentimientos de autosuficiencia moral y conformismo, sin mencionar el costo de oportunidad inherente—otras actividades productivas, culturales, artísticas y sociales—.
  18. Y sin embargo, las redes sociales llevan a la democracia a nuevas dimensiones. La vanguardia política se llama Podemos (España). Son populistas por antonomasia. Hay que seguirlos.
  19. Y en Francia la esfera política está aún más convulsa. ¿Quién podrá parar a Le Pen? El inesperado y reciente empuje de Hamon confirma el hartazgo global con la desigualdad. Su propuesta de gravar el uso de robots es ridícula.
  20. En México no he encontrado a político alguno que merezca mi pleno respeto. La elección de 2018 pinta para ser el año de López Obrador y de la izquierda mexicana. Aun con las deficiencias de los remedios propuestos, su diagnóstico es acertado: el patetismo de las élites mexicanas no puede seguirse prolongando.
  21. México está hoy muy lejos de producir a un Obama: humilde, carismático, popular, leído, templado, optimista y feminista. Las condiciones sociales simplemente no son propicias.
  22. Corrección política y fútbol ahora van de la mano. Un directivo del Barça fue destituido porque opinó que Messi no sería el jugador que es sin sus compañeros. Joder.
  23. Además de Game of Thrones, la única serie que he visto en los últimos años es Billions. La realidad de los hedge funds es aún más dramática que en la pantalla.  
  24. La moda en los hombres es dejar los tobillos al descubierto. No puedo estar a la moda.
  25. Tampoco la moda musical me seduce. En este ámbito soy purista y no tolero la mezcla impúdica de sonidos electrónicos y géneros. Es perfectamente postmoderno.
  26. ¿Pop mata poesía? Al parecer sí. ¿No pueden llegar a una tregua?
  27. Recuerdo que alguna profesora de economía nos contó que a sus hijos los estimulaba a leer premiándolos económicamente. He ahí un dilema. Es verdad que en cierto sentido se les impone un determinado patrón de vida, pero ¿no les abre también la literatura un mundo de posibilidades? Si soy padre algún día, quizá lo intente.
  28. En Italia intentan innovar dando a los adolescentes un estipendio (500 euros al año) para ser destinado a gasto cultural (p.ej., libros y entradas de teatro). Aun con sus deficiencias, me parece un caso interesante a seguir. Si soy gobernante algún día, quizá lo intente.  
  29. “Muchos años después diría Beckett que hasta las palabras nos abandonan y que con eso queda dicho todo.” Así termina la novela Bartleby y compañía que Enrique Vila-Matas construyó utilizando 86 pies de página para ilustrar diversos motivos que llevan a los escritores a dejar de escribir. Juan Rulfo me pareció el más poético y original: “Porque se me murió el tío Celerino, que era el que me contaba las historias.”
  30. Todo empieza y termina con Trump. El ánimo nacional en México está crispado y alicaído. Tendremos mejores días.

4_MarioCampa

Escrito por InteIndep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s