trump-caricatura

Por: Ximena Mata – @XimenaMataZ
Imagen: Fernando Pinilla

Todo en esta vida tiene un lado positivo. Hasta la llegada de Donald Trump al poder.

Poco antes de la elección en Estados Unidos, escuché al embajador mexicano en dicho país, Arturo Sarukhán, decir que, si ganaba Hillary Clinton, lo más riesgoso para México habría sido que actuáramos como si fuera business as usual. Él y muchos más nativos de este lado de la frontera, no sólo queríamos que ganara ella, sino también creíamos que sucedería, y por eso comenzábamos a cuestionarnos sobre los posibles escenarios para México. Hoy sabemos que el resultado de la elección fue, entre otras cosas, inusual. Así que el temor del embajador no se materializará porque en México y en el mundo sabemos que esto no es business as usual. Otros temores, mucho peores, han empezado a surgir con la llegada de Trump, pero ahí es donde se encuentra el lado positivo: su llegada nos puso alerta; queremos entender qué pasó y cómo nos afecta, nos cuestionamos cosas que antes preferíamos ignorar; estamos preocupados y, si somos listos, transformaremos esa preocupación en acción.

Entender qué pasó y por qué ganó alguien tan poco calificado no sólo es una tarea compleja, sino que también es una pregunta con muchas respuestas. Algunos culparán al sistema electoral de Estados Unidos, en el que no gana quien tenga la mayoría del voto popular, sino quien conquiste la mayoría de votos del Colegio Electoral –si el sufragio fuera directo, Hillary habría ganado por más de dos millones de votos. Otros culparán a las encuestas que nos mintieron una y otra vez, o que simplemente no supieron reflejar la realidad. Otros más culparán a los white americans que votaron en su mayoría por Trump porque prometía devolverles su trabajo y hacer America great again. Otros culparán a los latinos que “se nos voltearon” y votaron por el principal enemigo de los migrantes. Otros más culparán a la clase política y sus abusos, razón por la cual la gente no quiso más de lo mismo y prefirió a un outsider, un populista con soluciones sencillas a problemas complejos.

Lo cierto es que en todo esto hay una enorme lección tanto para políticos como para ciudadanos. Las instituciones tienen que actualizarse para cumplir con las necesidades de la sociedad y, en este sentido, el sistema electoral de Estados Unidos es obsoleto y debe cambiar. Las encuestadoras deben mejorar sus mediciones para asegurarse de reflejar la realidad, y reforzar su compromiso con la gente para ofrecer un pronóstico veraz. Los políticos deben saber escuchar las necesidades de la gente que vota por alguien, no por misógino, racista y poco calificado, sino porque les promete lo que necesitan. Y los ciudadanos debemos informarnos mejor antes de elegir a nuestros gobernantes; es un error grave votar por alguien simplemente porque se ve diferente, dice ser diferente o promete cosas diferentes, generalmente radicales que parecen sencillas. Ya veremos las consecuencias de las promesas de Trump, que poco a poco se están convirtiendo en acciones.

Desgraciadamente, las consecuencias no se quedarán dentro de las fronteras de Estados Unidos. Apenas empieza la administración de Donald Trump y México ya ha sido blanco de diferentes ataques: empresas que retiran sus planes de inversión en México; una orden ejecutiva para comenzar la construcción del muro en la frontera, a costa de los mexicanos; una difícil renegociación del TLCAN, si no es que la disolución del mismo. Y eso es apenas el comienzo. ¿Cuánto nos afectan estas decisiones? Mucho, y no sólo por nuestra ubicación geográfica, sino porque aún somos dependientes económicamente del vecino del norte. Las empresas de la industria automotriz que han amenazado con irse de México, al menos parcialmente, le pegan a la que ha sido una de las industrias más exitosas de nuestro país. El muro fronterizo no sólo reduciría el flujo de personas, creando una mayor división entre familias que se encuentran ya separadas, sino que también pone en riesgo a una de las principales fuentes de ingresos en México: las remesas. Peña Nieto ya ha dicho que los mexicanos no pagaremos por el muro, pero si Trump decide imponer un impuesto a esas remesas, claro que lo terminaremos pagando. Y sobre la renegociación del TLCAN no hay mucho que esperar, especialmente cuando se da en un contexto de desventaja y humillación. Una mala negociación o la disolución del tratado tendría un serio impacto en la economía nacional, toda vez que la gran mayoría de nuestras exportaciones tienen como destino Estados Unidos, y la gran mayoría de nuestras importaciones provienen de ese mismo país.

Es preciso actuar, y hacerlo ya. México necesita diversificar su economía, especializarse, producir y vender otras cosas; necesita tener nuevos socios comerciales y fortalecer relaciones con otros países. México necesita consumir lo nacional, pero no como revancha ni por patriotismo, sino porque lo nacional sea la mejor opción en precio y calidad. Y para eso, México necesita apoyar a sus propias empresas y hacerlas competitivas a nivel mundial. Que en lo que ya somos buenos, nos convirtamos en los mejores. Por ejemplo, ahora que se van Ford y GM, no tenemos un auto mexicano al cual voltear, siendo que México es líder en la industria automotriz. México necesita plantarse firme frente cualquier gobierno que atente contra su dignidad y su seguridad. México necesita escoger mejor a sus gobernantes, y para eso debe revisar las credenciales, y analizar las propuestas de quienes pretendan asumir el reto de dirigir al país. No podemos caer en el mismo error de nuestros vecinos del norte y elegir a la persona incorrecta sólo porque nos diga lo que queremos escuchar, o porque se vea diferente o porque prometa soluciones fáciles o porque diga que no pertenece a la clase política. México necesita fortalecer sus instituciones, eliminar la impunidad y solo así combatir la corrupción; necesita estar bien dentro de sus fronteras para poder hacer frente a cualquier amenaza que venga de fuera. Darnos cuenta de esto y actuar de una buena vez debe ser el lado positivo de la llegada de Donald Trump al poder.

Por eso digo que todo en esta vida tiene un lado positivo.

13_XimenaMata

Foto: http://www.nationalmemo.com/wp-content/uploads/2015/07/2015-07-18-donald-trump-ames-iowa-thumbs-up-reuters-640-668×501.jpg

 

Escrito por InteIndep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s