inmortalidad

Por: Paola González – @PaolagabbieG

¿Qué harías si te dieran la oportunidad de seguir viviendo dentro de cien, o tal vez quinientos años? Suena interesante ¿no crees?, pero una de las condiciones es que estés médica y legalmente MUERTO en el siglo veintiuno, además que pagues entre 38 mil y 200 mil dólares. Costo que para muchos es un lujo imposible.

Hay varios institutos alrededor del mundo que ofrecen esta posibilidad de “revivir” en un futuro, aunque por el momento no saben todavía cómo revitalizar a sus “pacientes”. Lo único que ofrecen es la esperanza que a ojos de la comunidad científica internacional es algo descabellado e irreal.

Si bien, hay laboratorios en los que se activamente se busca esta innovación medicinal que permitiría reanimar a cuerpos sin vida, pareciera que institutos como Alcor, Cryogenics, entre otros; intentan reescribir la historia del Hombre Prometeo (el monstruo de Frankenstein), o hacer realidad lo que vemos en historias de ciencia ficción, como la de Han Solo: prisionero en un bloque frío que lo mantiene vivo –y con signos estables.

Los experimentos en los que criogenizaron y volvieron a la vida animales fueron anfibios o gusanos, que comparándolos con los mamíferos, tienen la capacidad de regenerarse después de pasar por un largo proceso a temperaturas muy bajas. ¿Es entonces una esperanza vana para burlar a la muerte? ¿Acaso existen motivos para creer que podrá funcionar?

Ninguna de estas dos preguntas tiene una respuesta clara, y tanto detractores como fieles seguidores de esta rama científica poco explorada continúan buscando hechos tangibles. Sorprendentemente, esta práctica tiene ya más de 300 cuerpos en espera de un avance milagroso que les devuelva a la vida.

Y aunque el proceso aún tiene sus defectos y no es posible mantener completamente a salvo a todas las células, puesto que con el frío constante llegan a cristalizarse y dañarse, estos institutos y los grupos que les defienden creen fielmente que la ciencia podrá rescatar algún día estas células también dañadas por el nitrógeno. Mientras tanto, miles de personas se preparan para una preservación un tanto faraónica (puesto que lleva un proceso similar a la momificación) y poder aspirar a una vida después del mañana.

Pero…

¿Recordarán quienes fueron en el pasado?

¿Serán una persona nueva en un cuerpo viejo?

¿Qué mundo les espera más adelante?

Vivir después de haber muerto por medio de procesos científicos poco desarrollados es un riesgo que muchos están dispuestos a tomar, aún a pesar de las muchas preguntas sin respuesta y tal vez caminos sin retorno.

33_paolagonzalez-08

Escrito por sofiaboschgomez

2 Comentarios

  1. Tú estarías dispuesta?

    PD. Me encanta la elocuencia con la que escribes 🙂

    Me gusta

    Responder

  2. Hola Alex.
    prefiero ser cremada, a fin de cuentas aún no se puede revivir a alguien.

    Gracias.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s