Teatro

Por: Angélica Creixell – @angecreixell

Nunca había escuchado de la obra Troilo y Crésida de Shakespeare, pero la experiencia de ver la puesta en escena en el Teatro Delacorte de Central Park un miércoles de luna llena pintaba para ser una noche mágica… Y lo fue.

La guerra de Troya es una historia que todos conocemos, si bien a veces confundimos a los griegos con los troyanos, sabemos que un enamorado se roba a la esposa de otro, el despojado enfurece e inicia el conflicto bélico. También sabemos que existe un Ulises, quien tarda años en regresar a casa y que gracias a Argos, su perro, lo reconocen. Un Aquiles invencible y un Patroclo hermoso, con quien compartía cabaña… Y, claro, un caballo que termina todo.

Ahora bien, Shakespeare en esta obra nos sitúa en el famoso estancamiento, esos nueve años durante la guerra cuando ningún bando, griegos o troyanos, está ganando. La escenografía en esta adaptación consta de cuatro muros negros y rojos que se mueven diagonal y verticalmente para darle profundidad al escenario. Los soldados de ambos lados van vestidos como soldados de guerra actual: los troyanos de negro y los griegos de camuflaje. Durante el estancamiento, el dramaturgo teje una historia de amor en la trama. No es una historia de amor complicada e imposible, estilo Romeo y Julieta, es una historia plana y sencilla. Los dos amantes se quieren y son del mismo bando (troyanos) pero no han podido entablar una conservación porque a los dos les da vergüenza. Un amor tan superficial, que no pasa ni un día, después de la noche de pasión cuando ella, Crésida, se deja seducir por la charla dulce de un griego y le obsequia la pulsera que su supuesto amor Troilo le acaba de dar. Éste descubre la pulsera a media pelea y por supuesto no está nada contento.

Para mí, la genialidad de Shakespeare se esconde en los diálogos de Pándaro, el cupido de la obra. Pándaro, el tío de Crésida cuyo papel parece existir sólo para juntar a los amantes, narra la primera y la última escena de la obra. En la primera escena, lamenta el amor entre los dos jóvenes y como están mal comunicados gracias a la guerra que los rodea. Transcurren tres horas, pasa todo lo que sabemos; Aquiles no quiere pelear, Héctor, guapísimo, vestido de militar pelea con Ajax, un soldado increíblemente simple y tonto. Cassandra balbucea profecías que nadie escucha. Más guerras, metralletas, peleas físicas, luces y producción. Crésida cae en la seducción del otro. Troilo la observa de lejos y en un instante se evapora la pasión y se desvanece. Al final, cuando Aquiles mata a Héctor, se cuela este intersticio de la historia de amor. Pándaro, al ver lo que sucede entre los amantes, termina la obra mientras cuestiona su rol en la historia. Si existía únicamente para fungir como cupido y ahora la pareja que creó ya no existe, ¿cuál es ahora el propósito de su existencia? Y con ese final incómodo, inconcluso en todas las historias, acaba.

Supongo que Shakespeare asumió que sabíamos cómo terminaba la narración de la mayor guerra de la literatura y quiso tejer una historia de amor fallida en un momento pausado. Aún así, la experiencia fue mágica. El diálogo en inglés shakesperiano combinado con vestimenta moderna, Central Park y la luna llena se sumaron a los actores principales de la noche. Me quedo con ese Ulises calvo fungiendo como mente brillante al matar a Patroclo para provocar a Aquiles. Aunque debo confesar que por más que intenté querer a este Aquiles, orgullo y panzón, mi Aquiles favorito y por consecuencia, mi Patroclo favorito, siempre será el de La Canción de Aquiles de la autora Madeline Miller. Esa sí es una historia de amor.

6_AngelicaCreixell

Escrito por InteIndep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s