Acuerdo Transpacífico

Por: Pablo Tortolero – @pablotorto

El Acuerdo Transpacífico, o TPP, es actualmente la negociación comercial plurilateral más ambiciosa que existe, tanto por la cobertura de productos y las disciplinas que incluye, así como por la importancia económica de sus miembros, que juntos engloban cerca del 40% del PIB mundial. A finales del año pasado, los 12 países miembros del tratado acordaron el fin de las negociaciones, que incluyen 30 capítulos y duraron cerca de diez años. Falta todavía que se someta al proceso legislativo para ser aprobado en los países durante los próximos dos años. Por las especificaciones del tratado, depende básicamente de Estados Unidos su eventual entrada en vigor.[i] En vísperas de que la región del Pacífico está destinada a convertirse en el motor de la economía global, se considera que el TPP es la apuesta más importante de la administración de Obama por hacer que Estados Unidos establezca las reglas en materia de acuerdos comerciales para las siguientes décadas y, como lo ha puesto el mismo Presidente, no sea China quien lo haga.[ii]

Desde sus inicios, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, hubo voces que criticaron duramente al TPP. Uno de los principales problemas fue que en Estados Unidos esas voces no eran fácilmente descartables. Desde Noam Chomsky hasta Paul Krugman y Joseph Stiglitz, pasando por Médicos Sin Fronteras y Larry Summers, entre otros, fueron críticos del tratado, por lo menos en su etapa de gestión.[iii] En este paquete se congregan un ex Secretario del Tesoro de Estados Unidos y Presidente Emérito de Harvard, dos Nobel de Economía y una ONG Nobel de la Paz. A manera general, las quejas más comunes que recibía el tratado iban dirigidas a su proceso de aprobación fast track y el aura de secrecía que rodeó su negociación, su protección a los grandes corporativos, a Wall Street, su sistema de cortes internacionales y de resolución de controversias (el “investor-state dispute settlement” o ISDS), sus efectos sobre la industria farmacéutica, sus capítulos sobre propiedad intelectual, sus efectos contra la libertad de expresión en internet, y la lista continúa.

Una de las críticas más interesantes durante su proceso de gestión provino de Hillary Clinton, la hoy virtual candidata demócrata a la Casa Blanca. Durante una visita a Australia en 2012, lo llamó el “Patrón Oro” (“Gold Standard”) de los acuerdos comerciales. Sin embargo, a medida que se acercaba la temporada electoral, quizá presionada por parte del electorado que posteriormente propulsó la candidatura de Bernie Sanders, cambió su postura hasta afirmar: “basado en lo que sé hasta ahora, no me puedo pronunciar a favor del tratado”.[iv]

2016 ha probado hasta ahora no ser el mejor año para la integración. El proceso electoral de Estados Unidos se volvió rápidamente un eco de malestares sociales que fueron orientados, entre otros, hacia el libre mercado y los tratados comerciales, siguiendo estrategias electorales. En efecto, Donald Trump ha basado uno de sus ejes de campaña en atacar tratados como el TLCAN que, según él, se aprovechan de Estados Unidos y dejan sin empleo a sus trabajadores. Al TPP lo ha equiparado con lo que sería una “violación” para su país, lo cual provocó la reacción inmediata de la U.S. Chamber of Commerce[v] pero no del establishment republicano que ideó hace dos décadas el TLCAN.[vi] Por si fuera poco, el reciente resultado del Brexit complica aún más las cosas, legitimando este sentimiento y dándole la posibilidad de canalizarse por la vía democrática. La campaña de Trump contra Hillary Clinton seguramente tendrá mucho TPP involucrado.

¿Qué significa para México el TPP? De entrada, expandir su presencia con la región con la que ha tenido el crecimiento más dinámico en los últimos años, al tener nuevo acceso a seis países.[vii] Sin embargo, lo más interesante es que algunos estudios apuntan que, con el TPP, México será uno de los países que más saldrían beneficiados. En efecto, un estudio de Oxford Economics concluye que México ganaría 1.3% en su PIB a largo plazo.[viii] Otro, publicado por el Wilson Center concluye que el TPP ayudaría a llenar ciertos huecos que dejó el TLCAN, y haría a sus países más atractivos para las inversiones.[ix] Si se confirman estos estudios, y persiste el sentimiento anti-TLC’s en el mundo, aún si la UE hace prueba de una solidez institucional ejemplar como respuesta al Brexit y contiene cualquier otro intento de imitarlo, no sería raro pensar que tarde o temprano un Trump acabe ocupando la Casa Blanca, pase lo que pase en 2017.

Pero no nos adelantemos. ¿Cuál es realmente la problemática fundamental que da pie a todo esto, y razón por la cual tanto Chomsky como Summers criticaron al TPP? Robert Reich, ex Secretario de Trabajo bajo Bill Clinton y ahora partidario de Bernie Sanders, lo pone así: “Aún si los TLC’s han beneficiado a la economía en general, también han agravado la desigualdad empujando hacia abajo los salarios. Los principales beneficiarios han sido los ejecutivos bien educados y los accionistas de las grandes corporaciones y los grandes perdedores han sido los trabajadores sindicalizados y sin títulos universitarios que ya no tienen buenos trabajos”. [x] Según él, los TLC’s han sido menos sobre comercio y más sobre proteger las inversiones globales: los activos y la propiedad intelectual de las empresas con sede en Estados Unidos que invierten en el extranjero, y facilitar el outsourcing de su mano de obra. Del otro lado de la moneda, podemos hacer referencia nuevamente al mismo Obama. Últimamente, Obama ha hecho visitas de Estado a Asia, publicado Op-eds en el Washington Post,[xi] entrevistas en Bloomberg,[xii] etc., en donde respalda de manera sólida al TPP, alabando la subida de estándares que implica para otras naciones y su adopción de los “American values”,[xiii] los beneficios del libre mercado traducidos en aumento a las exportaciones y variedad de productos a precios bajos e incremento en capacidad de inversión en el interior, aparte de su efecto a gran escala de contención sobre China. En cambio, existen procesos imparables a estas alturas que pueden resultar en la pérdida de trabajos para la mayoría, como la mezcla de globalización con automatización, y que depende tanto de los Gobiernos el crear las oportunidades y garantizar la educación necesaria para crecer a la par de ellos, tanto como de los CEO’s de las empresas preocuparse por la salvaguarda y la transición de sus empleados en este sentido.

¿En suma, como impactará 2016 al TPP? Sería dudoso pensar que eventualmente se nulifique, después del enorme esfuerzo de los gobiernos involucrados y por su significancia como contenedor de influencia de China. Esto, asumiendo que gana Hillary Clinton la elección. Bajo este escenario, tampoco sería extraño pensar que el TPP entraría en una fase de revisión. En todo caso, veremos seguramente una intensa pugna entre los partidarios del libre comercio y de los tratados comerciales, y los que no, así como una campaña mediática para divulgar sus bondades al grueso de las poblaciones que hoy nutren la fuerza de los candidatos llamados “populistas” en las economías avanzadas.

21_PabloTortolero

[i] Estados Unidos tiene un “veto“ sobre el TPP. Si todos los países suscritos no lo ratifican, todavía entrarán en vigor después de dos años, siempre y cuando al menos seis de ellos lo hagan y representen al menos el 85% del producto interno bruto combinado de los 12 . Esto significa que: si Estados Unidos no ratifica el acuerdo, no va a seguir adelante y, si lo hace, no tendrá dificultades para encontrar cinco aliados.

http://www.forbes.com/sites/emmawoollacott/2016/02/04/trans-pacific-partnership-signed-now-what-happens/3/#317ca3f04921

[ii] https://www.washingtonpost.com/opinions/president-obama-the-tpp-would-let-america-not-china-lead-the-way-on-global-trade/2016/05/02/680540e4-0fd0-11e6-93ae-50921721165d_story.html

[iii] Noam Chomsky y Joseph Stiglitz:

http://inthesetimes.com/working/entry/17732/joseph_stiglitz_on_the_trans_pacific_partnership_this_is_a_big_deal

https://www.project-syndicate.org/commentary/trans-pacific-partnership-charade-by-joseph-e–stiglitz-and-adam-s–hersh-2015-10?barrier=true#BrJ8hOYeMviv5UOX.99

Paul Krugman:

http://krugman.blogs.nytimes.com/2015/10/06/tpp-take-two/?_r=2

Larry Summers:

https://next.ft.com/content/43920bae-c3f3-11e4-9019-00144feab7de

https://www.washingtonpost.com/opinions/rescuing-the-free-trade-deals/2015/06/14/f10d82c2-1119-11e5-9726-49d6fa26a8c6_story.html?postshare=1501434328016940

Doctores Sin Fronteras:

http://www.doctorswithoutborders.org/news-stories/briefing-document/trading-away-health-trans-pacific-partnership-agreement-tpp

[iv] http://www.wsj.com/articles/hillary-clinton-comes-out-against-trans-pacific-partnership-trade-deal-1444249761

[v] http://www.politico.com/story/2016/06/trump-trade-speech-chamber-of-commerce-reaction-224900

[vi] http://www.bloomberg.com/politics/articles/2016-06-28/trump-channels-brexit-in-anti-trade-speech-at-pennsylvania-factory

http://tinyurl.com/hx98kvu

[vii] Estos países son Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelandia, Singapur y Vietnam y, aún si nuestro comercio con los mismos no es nada abultado, según cifras de Banxico, en términos de porcentaje de crecimiento, el comercio de México con la región de Asia-Pacífico ha sido el que más ha crecido en los últimos cinco años, comparado con el comercio con Latinoamérica, Unión Europea o TLCAN. Seún HSBC y Deloitte, de entrar en vigor, el TPP tendría repercusiones positivas en este sentido sobre el rol de México en las cadenas globales de valor, por ejemplo, en su industria automotriz.

https://globalconnections.hsbc.com/mexico/es/tools-data/trade-forecasts/mx

https://www2.deloitte.com/content/dam/Deloitte/global/Documents/About-Deloitte/gx-gbc-mexico-competitiveness-report-english.pdf

[viii] http://intermodalexpress.com.mx/en/news_3/

[ix] https://www.wilsoncenter.org/sites/default/files/tpp_the_nafta_countries_and_the_integration_of_the_americas.pdf

 

[x] Para esta y otras opiniones de Robert Reich, seguir: https://www.facebook.com/RBReich/?fref=ts

 

[xi] https://www.washingtonpost.com/opinions/president-obama-the-tpp-would-let-america-not-china-lead-the-way-on-global-trade/2016/05/02/680540e4-0fd0-11e6-93ae-50921721165d_story.html

 

[xii] http://www.bloomberg.com/features/2016-obama-anti-business-president/

 

[xiii] https://ustr.gov/tpp/#news

 

Escrito por InteIndep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s