800px-PPRhaegarHarrenhalTourney

Por: Diego Muratalla – @_muratalla
Imágenes: http://awoiaf.westeros.org/index.php/Main_Page

En semanas pasadas, en Inteligencia Independiente nos hemos dado a la tarea de contarles de manera un poco resumida el mundo fantástico, detallado y complejo en el que se desarrolla Game of Thrones, así como la historia y acontecimientos que llevaron a nuestros jugadores hasta el punto donde los conocimos.

El pasado viernes, les contamos como los Targaryen conquistaron Westeros con sus poderosos aliados, los dragones, y de como 153 años después de la conquista, el rey en turno, Aegon Targaryen III, fue el último que logró criar un dragón, que aunque pequeña y débil, pudo dejar 5 huevos, los cuales nunca se lograron incubar. Aegon pasaría la historia como aquel que terminó la larga y prolífica relación de los Targaryen con las poderosas bestias.

Esto tuvo consecuencias graves para la familia, ya que sin los temidos dragones, Westeros se vio sumido en terribles guerras civiles prácticamente por el resto del tiempo en que un descendiente de los Valyrian se sentó en el trono. Muchas veces, estas batallas fueron lideradas por otros Targaryens, que ya habían creado sus propias ramas de la familia, junto con sus seguidores, mezclándose con la gente de Westeros contra otros Targaryen que con base en mucha sangre derramada se aferraron al poder.

Aproximadamente 100 años después de la muerte del último dragón, Jaehaerys Targaryen quien era el rey de Westeros, recibió un profecía de parte de la bruja del bosque, quien era muy respetada por el tino que tenia en sus visiones y profecías. Esta bruja le dijo al rey, que el “Principe prometido” nacería de la unión de sus hijos Aerys y Rhaella. Para este punto en la historia Azor Ahai, ósea, el príncipe prometido, era no más que un personaje de leyenda, pero el supersticioso Jaehaerys no quiso hacer oídos sordos y aventurarse a dejar pasar la oportunidad de traer de vuelta al que sería el héroe que libraría al mundo del frío y la oscuridad; así que obligo a sus hijos Aerys y Rhaella a casarse a muy temprana edad a pesar de que el príncipe y la princesa no estaban de acuerdo en su unión. El incesto en la casa Targaryen era una ley, tenían que preservar su puro linaje, sin embargo el propio Jaehnerys había tenido un matrimonio por amor al igual que sus hermanos y su padre. Sin embargo, el temor a no hacer su parte de la profecía pudo más y se celebro el matrimonio de los hermanos en una ceremonia que no se podía describir de otra manera mas que triste.

Aerys_wedding

Boda de Aerys y Rhaella Targaryen

Aerys Targaryen era un joven ejemplar, buen guerrero y amante de la música. Desde muy joven estuvo en el frente en diversas batallas libradas en nombre de su casa. Fue en una de estas batallas donde conoció a un joven Tywin Lannister, quien se convertiría en su más leal y cercano amigo. Aerys nombró a Tywin “Mano del Rey” en cuanto fue coronado.

Poco después de dicho evento, la reina Rhaella dio a luz al primer hijo de la pareja, el príncipe Rhaegar Targaryen.

Desde el momento en que nació Rhaegar fue un niño especial, de ojos color índigo y el clásico rubio platinado de la casa Targaryen, Rhaegar heredó muchos de los buenos rasgos de su padre, era amante de la música y el baile y era un príncipe muy cercano a su pueblo. La inhabilidad de su madre de volver a quedar embarazada hizo que Rhaegar creciera como hijo único durante 16 años.

Esto no significa que el rey Aerys no pudiera dejar embarazada a su esposa, pero la reina era incapaz de llevar sus embarazos a término, y los pocos que llegaron dieron como resultado a hijos que nacieron muertos o que murieron poco después. Esta historia se repitió no menos de 8 veces.

Mad_King

Rey Aerys Targaryen – “The Mad King”

En un principio el rey apoyó a su esposa durante estos tristes episodios, pero conforme se volvieron a repetir, el rey empezó a sospechar de la fidelidad de su esposa, ya que estaba seguro de que los dioses le estaban ayudando a que su esposa no diera a luz a bastardos; esto provoco que el rey fuera desarrollando una paranoia que hacía que mantuviera a su esposa encerrada en todo momento, y sólo la visitaba cuando el consideraba que era oportuno volver a intentar dejarla embarazada. Estas medidas no fueron suficientes, ya que la reina seguía sin poder traer a un nuevo hijo al mundo, por lo que Aerys empezó a obligar a Rhaella a dormir con sus damas de compañía en la misma cama.

El rey poco a poco empezó a perder la esperanza de tener mas hijos y los planes que hacía para su reino eran cada vez mas irreales y fantasiosos, y pasaba demasiado tiempo obsesionado en por qué no podía tener más herederos.

Esto hizo que gran parte de las responsabilidades del reino cayeran sobre la mano del rey, Tywin Lannister, quien era más que apto para la tarea, y el reinado de Aerys empezó a ser uno de los mas productivos, pacíficos y prolíficos que se habían visto.
Sin embargo, el pueblo y la corte sabían muy bien quien era verdaderamente el que estaba detrás del florecer del reino y el rey empezó a escuchar que la mano en verdad estaba llevando a cabo planes que Aerys jamás pudo realizar y que el rey era un poco más que un infértil inútil.

Los rumores hicieron que el rey se alejara del que en otros tiempos fue su mejor amigo, y empezara a mandarlo en misiones sin sentido que lo alejaban de sus tareas y de su amada esposa Joanna Lannister. Por años se dijo que Joanna era la única que podía sacarle una sonrisa al estoico pero capaz Tywin y eran un matrimonio ejemplar, muy por encima que el del rey y la reina.

800px-Tywin_and_Aerys

Aerys Targaryen y Tywin Lannister

Tywin detestaba estar alejado de su esposa y de sus hijos gemelos Jamie y Cersei, pues Aerys en más de una ocasión hizo saber lo mucho que le gustaba Joanna su esposa. Joanna se embarazó una tercera vez pero sería la última, ya que moriría al dar a luz a su tercer hijo, un enano al que llamarían Tyrion.

Se dice que lo mejor de Tywin se murió junto con Joanna, ya que nunca se le volvió a ver sonreír y su carácter adusto en ocasiones provocó que lo que antes hacía con gran placer perdiera todo sentido para él.

Pongamos pausa un momento para irnos al norte.

Por estas mismas épocas, en la casa Stark, el patriarca Riccard, tenia a 4 tenaces y valerosos hijos, Brandon, Eddard, Lyanna y Benjen.

Todos eran dignos portadores del nombre Stark y sacaron las mejores cualidades de sus padres, Eddard, el segundo hijo, desde muy joven hizo una profunda amistad con Robert Baratheon, heredero de una noble e importante casa, quien de inmediato se enamoro de la joven Lyanna.

Lyanna era poseedora de una gran belleza, pero ese nunca fue el rasgo que describiría su vida, la única mujer Stark, era determinada, tenaz, capaz, de un gran temple y una poderosa determinación pero también de un carácter un tanto explosivo, y una gran jinete.

Lyanna y Eddard, mejor conocido como Ned, aparte de ser hermanos, eran grandes amigos que confiaban ciegamente el uno en el otro.

De regreso en Kings Landing, Rhaella por fin pudo procrear a un descendiente más, el príncipe Viserys, pequeño pero muy saludable. Para entonces, el rey ya había generado una paranoia muy avanzada y temía que su nuevo hijo corriera la misma suerte que sus hermanos muertos, por lo que todos tenían prohibido tocarlo, incluida su esposa como no fuera para alimentarlo y cuando la reina se quedó sin leche, Aerys obligaba a sus guardias a probar la leche directamente de los pechos de las nodrizas para asegurarse de que no estaban envenenados sus pezones.

447px-Rhaegar_twoiaf

Rhaegar Targaryen

A pesar de que Tywin Lannister ya no era el gran amigo y confidente del rey, éste sólo pensaba en lo mejor para su familia, por lo que llegado el momento, le pidió al rey que casara al príncipe Rhaegar con su hija Cersei. Esto era un sueño para la joven Cersei ya que estaba platónicamente enamorada del Príncipe. El rey negó la petición de su otrora amigo y además decidió darle una última estocada a su larga amistad convirtiendo a Jamie Lannister en comandante de la guardia del rey. Esto fue una gran ofensa para Tywin, ya que lo dejaba sin heredero, puesto que la guardia del rey tiene que renunciar a cualquier derecho de herencia para servir el resto de su vida al rey y sobre todo porque significaba que ahora el siguiente en sucesión para heredar la legendaria casa Lannister era su hijo Tyrion, quien siempre fue una piedra en el zapato de su padre y sobre el cuál había negado su paternidad, a pesar de haberle dado su apellido para no ofender la memoria de su amada esposa.

Tywin decidió que esta sería la última ofensa que el rey le haría, por lo que regresó a vivir a la casa de sus ancestros, Casterly Rock, desde donde muy apenas cumplía con sus deberes como mano del rey.

El Rey veía intentos de asesinato por todos lados, por lo que unos años después, no estuvo presente en la boda de su hijo Rhaegar con Elia Martell y tampoco dejó que el pequeño príncipe Viserys fuera. Y cuando Rhaegar y Elia tuvieron a su primera hija, la princesa Rhaenys, el rey no la quiso cargar, y a su segundo nieto Aegon ni lo conoció. Aegon sería el último hijo de Rhaegar y Elia ya que esta no fue capaz de volver a concebir.

800px-Rhaegar_Targaryen_Elia_Martell_marriage

Boda de Rhaegar Targaryen y Elia Martell

Las alianzas estratégicas y políticas de las grandes casas de Westeros hicieron que Robert Baratheon viera casi cumplido su sueño de casarse con Lyanna Stark, ya que los padres de ambos arreglaron que sus hijos se casaran, y digo que casi vio cumplido su sueño por que ese matrimonio nunca se llegó a celebrar.

Estando ya prometidos para casarse, hubo un gran torneo, organizado por la mano del rey. Se celebró en la localidad de Harrenhal, en el cual las casas más importantes del reino estaban presentes, por lo que Ned, Lyanna y sus hermanos se dirigieron hacia ahí en compañía de un orgulloso y feliz Robert.

300px-Hallmarccus_Lyanna

Lyanna Stark con las “Winter Roses”

Este torneo fue ganado por el príncipe heredero, Rhaegar Targaryen, quien en ese momento ya estaba casado con Elia Martell, sin embargo y como dicta la tradición, el ganador del torneo tiene que entregar una hermosa corona de “blue winter roses” a la que el considera como la reina del amor y la belleza del torneo. Obviamente se esperaba que el príncipe otorgara dicha corona a su esposa y madre de sus hijos, Elia Martel, sin embargo y para sorpresa de todos Rhaegar llevo su caballo hasta donde Lyanna estaba sentada y puso la corona sobre la cabeza de la dama Stark.

Como se podrán imaginar, esto tuvo consecuencia destrozas para todos los involucrados y fue de hecho el evento que provocó la caída de los Targaryen en Westeros, pero esa, esa es otra historia y la tocaremos la próxima semana.

12_DiegoMuratalla

Escrito por InteIndep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s