Maiz

Por: Francisco J. Vaqueiro – @FJVaqueiro

“¿Quiénes somos? Los retos para la identidad nacional Americana” Who Are We? The Challenges to America’s National Identity (2004) es el título del último libro publicado por Samuel Huntington, quien fue, quizá, el sociólogo contemporáneo más influyente de los Estados Unidos y del mundo occidental.

Huntington, profesor de la universidad de Harvard, ganó amplia notoriedad mundial más allá de círculos académicos con la obra: “El choque de la civilización”. El libro en cita, es una estremecedora admonición de un choque cultural hoy visible en distintas latitudes del planeta.

Con excepcional clarividencia, el otrora académico de Harvard, aseveró que tras el final de la Guerra Fría seguiría otra conflagración global, ya no entre naciones sino entre entidades culturales o civilizaciones; para Huntington el mundo se subdivide en las siguientes culturas: china, japonesa, hindú, islámica, ortodoxa, occidental, latinoamericana y africana. Buena parte de los postulados de Huntington han quedado de manifiesto, por ejemplo: en la escalada de ataques terroristas en occidente desde inicios de este milenio, las intervenciones militares de Irak y Afganistán, el surgimiento de Al Qaeda e ISIS, las tensiones en el Mar del Sur de China, o los conflictos bélico en Georgia y Ucrania, le han concedido, al menos parcialmente, algo de razón al afamado sociólogo.

Volviendo al título referido al inicio del artículo, en el mismo, el sociólogo postula que Estados Unidos se caracteriza fundamentalmente de valores nacionales centrales, producto de la cultura anglosajona de los siglos XVII y XVIII: la defensa del individualismo, una fuerte ética de trabajo y formas horizontales y democráticas en la organización, fruto del protestanismo.

Huntington aduce como la principal amenaza para el credo americano y para la subsistencia del “American Way of Life” la vasta influencia de los mexicanos inmigrantes, ya que a su juicio la inmigración latinoamericana en general y mexicana en particular es tan numerosa que la asimilación resultará prácticamente imposible, lo que con el tiempo dará lugar a un país subdividido, en lengua y cultura.

Hoy en día, somos constantemente bombardeados en televisión, radio y redes por los desplantes nativistas, racistas y xenofóbicos de Donald Trump, puntero en la carrera por la nominación del Partido Republicano, una situación indudablemente preocupante para los intereses estratégicos de México y nuestros connacionales al otro lado del río.

Para muchos resulta inexplicable que un mensaje tan tóxico y reaccionario haya calado tan hondo en parte del electorado estadounidense, y que a la vez haya sido capaz de sacar a flote las peores pulsiones supremacistas de la sociedad norteamericana. Lo que no sabíamos, quizá, es que esos sentimientos se han encontrado siempre en estado de latencia, incluso para parte de las élites ilustradas de nuestro vecino del norte, aunque hoy empiecen a resultarnos aterradores por su notoriedad y grado de diseminación.

14_FranciscoVaqueiro

Escrito por InteIndep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s