GIF_novelasGraficas

Por: Sofía Bosch – @sboschg

La primera novela gráfica que leí tenía que ver con la Guerra Civil Española. Toda mi vida escuché cautivadoras historias de cómo mi familia salió de España, perseguida por los Franquistas, para llegar a México, el único país que les abrió las puertas y los acogió sin prejuicios. Esas historias me emocionaban y constantemente me preguntaba lo que yo hubiera hecho, o cómo hubiera reaccionado en los zapatos de mi abuela, una niña de 10 años que tuvo que huir de Madrid con su familia y dejar todo atrás. Pero en mi cabeza nunca pude materializarlo, esas historias me conmovían pero no lo podía imaginar claramente. Un día finalmente me senté a leer El Arte de Volar, una colaboración del escritor Antonio Altarrabia y del ilustrador Joaquin Aubert Kim. Su novela gráfica me hizo aterrizar las historias que mi abuela nos contaba y que me impresionaban. Finalmente pude imaginar a los milicianos con sus fusiles, al pueblo dividido cantando canciones republicanas y franquistas, pero sobretodo la desolación de dejarlo todo atrás y sentir que una parte de la vida se perdió por completo.

elartedevolar
Viñeta de El Arte de Volar, Antonio Altarrabia y Joaquin Aubert Kim.

Los libros hacen soñar y permiten darle rienda suelta a la imaginación, pero hay algo irresistible en las novelas gráficas. Increíblemente intensas y poderosas, no únicamente atrapan al lector con una prosa bien pensada y diálogos al punto, pero permiten una inmersión en la historia que con ningún otro medio se puede lograr. Son el punto perfecto entre lo tangible y lo imaginado, lo visual y lo contado.

La palabra escrita concede una gran profundidad de expresiones y emociones, pero siempre hay una pizca de incertidumbre que queda en el lector. Algunas expresiones físicas o faciales son culturales, otras son universales, cada quien imagina las reacciones de un personaje de diferente forma. En las novelas gráficas no hay necesidad de una descripción tan precisa, un simple dibujo puede crear ese sentimiento o hacer esa expresión trascender. Eso es lo fascinante de las novelas gráficas: la mitad de la historia -o a veces más- se sobreentiende por medio de la contemplación de magníficas ilustraciones.

La novela gráfica de 2010, Chico y Rita es un perfecto ejemplo. En ella dos jóvenes músicos, en la Habana de los años 40, se enamoran perdidamente. El libro tiene muy pocos diálogos y narración, prácticamente todo se cuenta por medio del dibujo, y no se necesita más. El amor y la pasión que se tienen es palpable en cada una de las páginas. Y es que como el arte, un par de trazos bien hechos pueden transmitir emociones que llevan al espectador hasta las lágrimas.

chico_y_rita_4651_645x

chico-rita

Viñetas de Chico y Rita, Javier Mariscal y Fernando Trueba

Algunas novelas gráficas son tan accesibles y sensoriales que se pueden leer en una sentada. Es lo que sucede con las publicaciones de Marjane Satrapi. Persépolis, una autobiografía, cuenta su feliz niñez en Teherán, Irán, hasta el estallido de la Revolución, contrastando luego su adolescencia como exiliada en Austria . A su regreso a Irán, Marjane se encuentra, para su sorpresa, con un país completamente diferente del que lo dejó. Devastado por la Revolución, Irán no es el país moderno y progresista que ella conocía sino una nueva realidad conservadora y opresora. La incomprensión de la situación, aunado a la felicidad e ingenuidad de su niñez, la apatía y enojo de la adolescencia y finalmente la aflicción y depresión de su juventud se manifiestan claramente sin necesidad de explicación narrada.

Print

Persepolis 2Compilación de viñetas de Persépolis, Marjan Satrapi.

La imagen gráfica se ha utilizado desde tiempos antiguos para describir y contar historias. En Egipto, ésta era la función de los jeroglíficos; en el sur de Estados Unidos así como en muchos otros lugares de Europa el de los petroglifos; en México las estelas grabadas con dioses imponentes cuentan historias completas por medio de interpretaciones pictográficas.

En el siglo XX los comics se popularizaron, convirtiéndose en un gran consumible para la diversión de las masas. En paralelo se desarrollaron las novelas gráficas. Basadas en el mismo principio de narración gráfica, tienen una estructura más extensa y compleja, con una historia que tiene principio, un desenlace y un claro final.

Hoy en día el mercado de este tipo de publicaciones es increíblemente extenso. Existe desde un mercado independiente y de nicho hasta un mercado convencional al que se puede acceder en cualquier librería. Algunos ejemplos son Persépolis de Satrapi, Blankets de Craig Thompson o Maus de Art Spiegelman, así como la colección de Guy Delisle. Son autores reconocidos que han tenido un gran éxito con sus publicaciones.

Guy Delisle en especifico generó un auge, en 2003, de la novela gráfica gracias a su bestseller Pyongyang. Por primera vez se contaba de primera mano la realidad de Corea del Norte por medio de la comedia y la ilustración. A través de sus peripecias Delisle permite al resto del mundo echar un vistazo dentro de la cultura, el día a día y la política del Estado Norcoreano. Francés y animador de profesión, Guy Delisle no sólo ha documentado la realidad de Corea del Norte, también el trabajo explotador de los animadores en Shenzhen, China; las condiciones en las que ha operado Médicos Sin Fronteras en Birmania y en el conflicto entre Israel y Palestina. Sus acercamientos, aunque cómicos, siempre son estudios sociológicos y antropológicos, con matices políticos.

paseo-misiles_CLAIMA20140920_0033_30

Viñetas de Crónicas de Jerusalem, Guy Delisle.

La novela gráfica también puede ser seria. Con o sin tintes políticos, se ha convertido en la democratización del arte. No únicamente fusiona dos expresiones creativas como lo son la prosa y la ilustración, es accesible a un público muy amplio. Siendo fanática de las novelas gráficas, los invito a sumergirse en este género que fluctúa entre las artes gráficas y las artes literarias.

3_SofiaBosch

Escrito por InteIndep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s