Rommel PAcheco

Por: Ximena Mata – @XimenaMataZ
Imagen: vía sopitas.com

Por fin llega el día tan anhelado por todo atleta. El día de la competencia para la cual se preparó meses y años; por la que sufrió en los entrenamientos, pero que está listo para disfrutar porque representa la oportunidad de alcanzar la gloria. Ese día llegó para Rommel Pacheco, clavadista mexicano, originario de Yucatán, en la Copa del Mundo de clavados en Río de Janeiro. No tengo ni la menor duda de que soñó con ganar la medalla de oro, ver ondear la bandera de México y escuchar el himno nacional. Y lo logró. Salvo porque no tuvo ni bandera, ni himno. Así fue la historia, de caricatura, como la playera de Popeye que portó en lugar del uniforme nacional. (Video)

¿Cómo saborear la gloria en medio de la amargura, cuando el país que representa parece haberlo abandonado? ¿Cómo disfrutar ese momento, cuando la bandera de la Federación Internacional de Natación (FINA) no enchina la piel como la bandera tricolor? Que nos lo explique Rommel, a quien desde aquí envío mi más sincera felicitación y admiración.

¿Qué fue lo que pasó? Rommel, como varios clavadistas más, se encuentra participando en la Copa del Mundo de clavados. No participa México, pero sí él, junto con otros mexicanos, como atletas abanderados por la FINA. No participa México porque está sancionado, a través de la Federación Mexicana de Natación (FMN), por haber rechazado organizar el Mundial de este deporte en nuestro país el próximo año. Y además, por negarse a pagar la multa de 5 millones de dólares impuesta por la FINA. ¿Injusta? No tanto. Aunque tampoco le doy la razón. Les expongo el caso desde la perspectiva de quien sí organizó el Mundial de Taekwondo en México hace un par de años.

Organizar un Mundial no es una imposición. Es un honor que se pelea y se gana. La FMN, La CONADE, y los gobiernos Municipal de Guadalajara y Estatal de Jalisco, participaron durante el 2011 en el proceso de selección para organizar el Mundial de Natación, y lo ganaron. Así lo dijo en su momento el ex director de la CONADE, Bernardo de la Garza: “Presentamos una oferta integral y muy concreta en cuanto a infraestructura y organización, así como un contenido social. También contamos con el apoyo de todos los niveles de gobierno e incluso el Presidente de la República envió una carta a la FINA”.[1]

Cuatro años más tarde, en febrero del año pasado, el director de la CONADE en turno, Jesús Mena—sí, el ex clavadista—señaló que: aún no sabemos si tendremos el dinero, el presupuesto para organizar el evento”[2]. Entonces me pregunto, ¿qué ofrecieron en aquella reunión cuando ganaron la sede? No me queda de otra más que suponer que ofrecieron algo que no tenían. En esa misma ocasión, Mena señaló que los 100 millones de dólares que costaba organizar el evento no era una cifra excesiva. Pero para que sirva de comparación, el Mundial de Taekwondo costó menos de 5 millones de dólares. Juzgue usted.

¿Porqué tanta la diferencia? Quisiera que un experto en natación me lo explicara, pero lo que yo percibo es que los intereses de aquellos actores tenían muchos ceros a la derecha. No sé si fue la FINA la que pedía una cantidad excesiva, o la CONADE la que acordó pagarla, o ambas cosas. Lo que me queda clarísimo es que la corrupción es un cáncer que está presente en el medio del deporte nacional e internacional.

Justo hace un año, la CONADE finalmente declinó organizar el Mundial de Natación. Diez millones de dólares se habían pagado a la FINA, que además exige el pago de la ya mencionada multa. Un par de meses después, en abril de 2015, Jesús Mena dejó el cargo y entró en su lugar Alfredo Castillo, quien se ha dedicado a retar a la FINA diciendo que no se le pagará ni un peso más. Esto, a costa de lo que pasó con Rommel, y que por cierto, a decir del ahora director de la CONADE: “Es lo de menos”.

¿Tiene razón Castillo en negarse a pagarle a la FINA? Probablemente. Pero lo que no se vale es que los atletas paguen los platos rotos. Evidentemente, hay un tema de descoordinación entre los tres comisionados del deporte que han desfilado entre el 2012 y ahora. Parece que lo que uno peleó, el otro lo dejó ir, y el otro se niega a reconocer. En mi humilde opinión, claro que el Mundial de Natación se debió realizar en México, pero a un costo razonable. Y claro que se debió resolver el tema administrativo con la FINA, antes de la participación de nuestros atletas en la Copa del Mundo en Río de Janeiro, para evitarles la “pena” por la que pasó Rommel —y por la que ojalá pasen los demás, porque deseamos que se lleven la de oro.

No todo es culpa del deporte nacional. Algo anda mal con el deporte internacional. No es casualidad que en el 2013 Dubái también renunciara a la organización del Mundial de Natación por “motivos económicos”, y que finalmente se realizara en Barcelona. Las federaciones deportivas internacionales merecen la atención –y sanción— de las instancias correspondientes por lucrar con el deporte y navegar con bandera blanca. Ya hace un año salió a la luz el escándalo de corrupción y lavado de dinero de la FIFA, que ojalá sirva de preámbulo para impedir que las federaciones deportivas –tanto nacionales como internacionales— se sirvan con la cuchara grande, en nombre de los valores olímpicos. Basta ya de querer usar los eventos internacionales como negocios personales, porque no lo son.

Mientras tanto, tendremos que asimilar los sentimientos encontrados: la alegría de ver triunfar a los atletas mexicanos, y el sinsabor de extrañar a la bandera de México, que debió ondear en lo más alto.

13_XimenaMata

[1] http://eleconomista.com.mx/deportes/2011/07/15/mexico-gana-como-sede-mundial-natacion-2017

[2] http://eleconomista.com.mx/deportes/2015/02/16/no-sabemos-tendremos-dinero-jesus-mena

Escrito por InteIndep

2 Comentarios

  1. Alejandro Mata 11 marzo, 2016 en 1:21 pm

    Que orgullo me da saber cómo piensas y que tengas el valor de escribirlo, pero más orgullo me da saber que eres mi hija. Te felicito, valentía es lo que le falta a mucha gente para decir la verdad.

    Me gusta

    Responder

  2. Mariela Hernández 11 marzo, 2016 en 5:01 pm

    Señorita con el debido respeto Usted los tiene muy grandes…siga así. Dios la bendiga

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s