Sequía en California

Por: José Luis Aquino – @aquino_33
Imagen: toma satelital de un Campo de Golf en California. El estado de California continúa sufriendo una sequía por quinto año consecutivo.

Primer acto. Mauricio se despierta un martes en la mañana y antes de bañarse deja correr el agua durante 10 minutos para que se caliente un poco, ya que no tiene un calentador adecuado y su casa se encuentra en una zona muy fría al sur de la Ciudad. Mauricio no se da cuenta de que acaba de desperdiciar 150 litros de agua.[1] Segundo acto. Mauricio y familia deciden comer en un restaurante ubicado en Polanco. Mauricio pide carne. Mauricio no se da cuenta de que para poder disfrutar ese delicioso trozo de ternera se utilizaron 6,400 litros de agua.[2] Tercer acto. Mauricio prepara su lunch para empezar el día hidratado y mete un agua embotellada a su mochila. Mauricio no sabe que se necesitaron 3 litros de agua para que él pudiera tener esa botella en sus manos.[3] La obra se llama Inconciencia.

Quizá el problema radica en que Mauricio “no sabe”. No sabe que el agua del mundo se está acabando. No sabe qué cantidad de agua gasta en cada una de las acciones que lleva a cabo en su vida cotidiana. Mauricio no sabe que en 15 años, muy probablemente, la mitad de la población mundial viva en áreas en las que no habrá suficiente agua para todos.

Contrario a lo que se podría creer, México es considerado un país con baja disponibilidad de agua.[4] El país sólo cuenta con 457.2 km3 de agua por año, lo cual es poco si se compara con países como Colombia (2,132 km3) o Perú (1,912 km3).[5] Eso nos debería de colocar en una posición alarmante. Al menos debería preocuparnos si tomamos en cuenta que el agua es un recurso del que dependemos para sobrevivir como especie.

Consumo de Agua

De acuerdo a información del Gobierno del Distrito Federal, las tres principales causas del gasto de agua son: deficiencias en la operación e infraestructura para su captación y distribución; malos hábitos de consumo en los usuarios; y carencia de cultura de reúso, separación y reciclaje.[6] Dos de estas tres causas están relacionadas con las acciones que día a día emprendemos nosotros como seres humanos. El uso que le damos actualmente al agua está entretejido con una concepción en la que vemos los recursos de la tierra como propios de los humanos, recursos sobre los cuales tenemos derecho de explotar y agotar. “Somos parte de la tierra y esta es parte de nosotros”, explica el jefe indio Seattle mediante una carta cuando los colonizadores le ofrecen comprar las tierras de estos nativos ubicados en lo que hoy llamamos el estado de Washington.[7]

El subsidio al agua es necesario para los ciudadanos. El hecho de que el gobierno subsidie el servicio público de agua en un 60% debe ser aplaudido.[8] Sin embargo, el problema es que al pagar un precio reducido, la gente descuida su uso (véase como ejemplo el dilema de la tragedia de los comunes).[9] Es imperativo buscar alternativas para optimizar la distribución del agua y concientizar a los humanos sobre la utilización tan delicada que se le debe de dar a este recurso. Y no me refiero a la privatización, pues el acceso al agua es un derecho humano,[10] sino a un método mediante el cual a la gente le sea más evidente la escasez actual. Un ejemplo podría ser el siguiente: que se tenga un límite de litros por hogar, dependiendo de cuántos habiten el mismo. El límite deberá ser suficiente para cumplir las necesidades de cierta cantidad de personas sin limitarlas a sufrir insuficiencia. En caso de que se sobrepase este límite, las personas podrían contar con cierta cantidad de agua adicional para consumo libre, siempre y cuando paguen una tarifa más exigente. Este stock adicional, a pesar de que sea un cobro, también contará con un límite, por lo que una vez agotado el mismo, se suspenderá parcialmente el suministro de agua. Por supuesto, se requiere de un sistema de agua inteligente y de una fuerte inversión para poder llegar a racionalizar el agua de esta forma, pero no es imposible, y los beneficios económicos y medioambientales serían enormes. Ante tal emergencia, lo único que nos queda por hacer es sentarnos a pensar y discutir mediante el diálogo las diferentes alternativas, soluciones e ideas que podemos presentar como ciudadanos, servidores públicos y empresarios para enfrentar este problema. Un problema que es de todos.

Creo que el problema de Mauricio lo tienen muchos mexicanos. Por un lado, muchos no son conscientes de las implicaciones que tiene, a largo plazo, un gasto de agua excesivo. Se trata también de dedicar recursos considerables dirigidos hacia una concientización sobre el uso de éste y otros recursos finitos, pues mientras Mauricio y compañía “no sepan” cuáles son las consecuencias de sus actos, difícilmente podremos salir de la situación en la que estamos. Por otro lado, aquellos que son conscientes del problema no lo atacan con seriedad, pues vivimos en un país que no tiene dignidad. Como bien lo dijo Jorge Zepeda Patterson, necesitamos aumentar nuestra capacidad de indignación. Patterson cree que “si (los mexicanos) hubiésemos cursado en algún momento durante la primaria o la secundaria algo que se llamase Indignación I, Indignación II e Indignación III, éste sería otro país.”[11] La mentalidad del mexicano es carente de acción. Fuera de la efusión, el carisma o la servicialidad que podemos tener, no acotamos los problemas para tomar un punto de partida dirigido hacia una solución específica. No nos hierve la sangre más que cuando celebramos un gol de la selección mexicana—o en el caso de Mauricio, hasta que hierve el agua.

Seguramente, una vez implementada una ley que prevenga el desperdicio excesivo de agua mediante impuestos o tarifas más caras, los usuarios serán más conscientes del uso del agua y limitarán su aplicación para bien, sabiendo que detrás de nosotros hay una larga fila de generaciones ansiosas por disfrutar del mundo que actualmente compartimos.

Debemos de ser conscientes de que somos uno. Antes que mexicanos, estadunidenses o nigerianos, somos humanos que habitamos bajo el mismo cielo. Disponemos de la misma agua y del mismo aire. El no pensar y actuar para que las futuras generaciones no padezcan las consecuencias de nuestra escasa indignación y conciencia es un acto de egoísmo.

18_JoseLuisAquino

[1] http://vivienda.inecc.gob.mx/index.php/agua/usos-en-el-hogar/en-el-bano

[2] http://www.huellahidrica.org/?page=files/home

[3] https://distrends.com/10-sistemas-que-desperdician-mas-agua/

[4]http://www.agua.org.mx/h2o/index.php?option=com_content&view=section&id=6&Itemid=30000

[5] http://www.cartafinanciera.com/uncategorized/los-10-paises-con-mas-reservas-de-agua-del-mundo/

[6] http://cuidarelagua.df.gob.mx/desperdicio.html#.VqaRdsdYn-Y

[7] http://www.ciudadseva.com/textos/otros/carta_del_jefe_seattle_al_presidente_de_los_estados_unidos.htm

[8] http://www.larepublica.co/luz-y-agua-lideran-los-subsidios-los-servicios-públicos-en-américa-latina_110616

[9] https://es.wikipedia.org/wiki/Tragedia_de_los_comunes

[10] http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/human_right_to_water.shtml

[11]http://internacional.elpais.com/internacional/2015/09/02/actualidad/1441225194_182775.html

Escrito por InteIndep

Un comentario

  1. Me gusto tu articulo, creo que la mejor manera para que la gente reaccione es con educación. Poco a poco los lideres están mas conscientes de este problema y están ayudando pero es responsabilidad de todos.
    Al rededor del mundo personas brillantes están haciendo diferentes soluciones: Bill Gates desarrollo una maquina para tomar agua potable de desechos. En Dubai utilizan el agua del mar y mi ultimo ejemplo la Iglesia Católica finalmente esta ayudando a hacer conciencia para que cuiden los recursos naturales. Hay esperanza.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s