El Despertar de la Fuerza

Por: Ernesto Gómez – @EGH7

El Despertar de la Fuerza estrenó hace apenas tres semanas y ha causado un furor enorme. Furor que no viene sin razón, pues estamos hablando de una de las películas con más presupuesto en la historia del cine; una megaproducción hecha por los reyes de la industria. Desde que se anunció la adquisición de Lucas Films por parte de Disney y la consiguiente creación de una nueva trilogía ambientada en el universo pensado por George Lucas hace treinta y ocho años, el mundo se puso a la expectativa. La mayoría, incluido un servidor, tenían sus dudas acerca de la calidad de película que llegaría a las pantallas en diciembre. Convencidos de que con el deslindamiento de Lucas del proyecto esta nueva saga sería solamente una mina de oro para Disney y una decepción para los seguidores. La incertidumbre era aún mayor porque Disney fue muy cuidadoso de no filtrar ni un detalle concreto sobre la trama de la película, con cortos que sólo invitaban a la audiencia a adivinar la historia por venir.

La película ha sido totalmente exitosa, entretenimiento puro de principio a fin que ha logrado recibir excelentes críticas, a pesar de que se pronosticaba lo contrario. J.J. Abrams hace un trabajo fantástico tirando del librillo de todo lo que los fans amaban de Star Wars. Entendió que las precuelas no lograron el mismo furor porque perdieron la esencia de lo que hizo míticas a las primeras en el corazón de las audiencias y trae nueva vida a una saga que todos creíamos concluida. La saga anterior no tuvo villanos tan imponentes como Darth Vader ni héroes tan queridos como Han Solo. La audiencia extrañó a Luke y Leia, a Chewbacca e incluso al Imperio. Esta nueva entrega excede a las precuelas porque vuelven los personajes de antaño y, sobre todo, el sentido de urgencia que da la presencia de una gran fuerza en el lado obscuro.

A veces, hay que dar un paso atrás para seguir adelante, pues más de uno sentirá un deja vu al inicio de la película, que recuerda mucho a la que inició todo con Luke Skywalker en Tatooine: tenemos de nuevo un poder malvado con recursos ilimitados, héroes que salen de lugares inesperados y, por supuesto, emociona volver a ver en escena a Leia y Han Solo- Y, para darle un majestuoso toque final, no podía faltar la banda sonora del enorme John Williams.

El Despertar de la Fuerza triunfa porque los nuevos protagonistas hacen un gran trabajo y se complementan muy bien con los de antaño. Los efectos visuales son casi perfectos y la historia, aún si tiene detalles que tal vez no sean del agrado de los seguidores más asiduos, es muy buena y entretenida. Además, Abrams maneja a la perfección el factor nostalgia, dándole una gran entrada a todos y cada uno de los personajes que enamoraron al mundo en 1977. Es casi de apostarse, que la primera aparición de Han Solo hizo llorar a más de uno, cuando lo vemos en compañía de su inseparable Chewbacca abordando de nuevo el Halcón Milenario y diciendo “Chewie, estamos en casa”.

Tal vez para muchos este nuevo episodio no alcanza los niveles dejados por sus míticas antecesoras, pero lo que sí hace El Despertar de la Fuerza es entregar exactamente lo que se espera de una película de Star Wars. Todos los elementos están ahí, Finn, Rey y Poe son muy buenas adiciones al canon de personajes y el villano en turno, Kylo Ren, luce en ocasiones tan aterrador como Darth Vader en El Imperio Contraataca. Los droides también juegan un gran papel: el nuevo BB8 encanta desde el principio, C-3PO permanece como siempre y R2-D2 emociona con su despertar.

Los cines no se han dado abasto con toda la gente que ha estado asistiendo a sus salas. La importancia de estas películas es enorme. Costaría mucho trabajo encontrar a una persona que no sepa quién es Yoda o Darth Vader, forman parte de la cultura popular. Por esto mismo, la primera entrega de esta nueva saga ha probado ser una mina de oro como ninguna en la historia. Recién rompió el récord de alcanzar el billón de dólares en taquilla en menor cantidad de tiempo y tiene altas probabilidades de batir el récord de Avatar como la película más taquillera de todos los tiempos. Además de que con cada película se viene una enorme oleada de juguetes que se venden como pan caliente, generando ingresos aún mayores que los de la taquilla. El mismo George Lucas se reconoce como un fabricante de juguetes antes que un cineasta.

Es grandioso tener nuevamente una saga que esperar y con la cual anticipar hasta el lanzamiento de los cortos. Pues el mundo se había quedado huérfano de una gran serie de películas desde que Harry Potter cerró su ciclo en el 2011, por más que Los Juegos del Hambre y Marvel hayan intentado llenar ese hueco con películas que, aunque son buenas, no han logrado los estándares establecidos por Star Wars. Es maravilloso también que los tiempos en los que han ido saliendo estas películas hacen que todas las generaciones sean partícipes. Desde aquellos que iban como niños a ver la trilogía original en los años 70, los que fueron a ver la trilogía de precuela hace diez años, hasta los que son pequeños hoy en día y que ahora podrán unirse a sus padres y hermanos en su amor por esta historia de hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana.

Hay Star Wars para todos.

9_ErnestoGomez

Escrito por InteIndep

3 Comentarios

  1. GABRIELA Hernández 5 enero, 2016 en 3:47 pm

    Muy buena ! Felicitaciones

    Me gusta

    Responder

  2. Hola Ernesto!
    Tengo varios comentarios/preguntas, sin dar spoilers:
    ¿Qué opinas acerca del incremento en violencia en la nueva película? En ninguna de las anteriores había aparecido gráficamente sangre, los impactados por las pistolas de láser sólo se desvanecían y ahora salen volando, las espadas hieren y no sólo matan o amputan como en otras… ¿crees que sea intencional? Y si si, con qué objetivo?
    El resto de las películas tenían una trama en la que la acción iba construyéndose lentamente a través de la película para alcanzar niveles épicos (tal vez exceptuando A new hope, que inicia con el abordaje de Darth Vader a la nave de Leia). Esta película parece ser una dosis de adrenalina de principio a fin.¿qué opinas al respecto?

    Me gusta

    Responder

  3. Hola Andrès
    Me parece que el incremento de violencia viene ligado al mismo aumento en las secuencias de acción en la película. Aunque la primera escena sí alcanza a ser impactante por lo que sucede. Este aumento en la acción me parece que responde a la época, pues cuando salió la trilogía original el mundo y el cine eran otros. Ahora se necesita de más para entretener a las audiencias, sobre todo a las más jóvenes.
    En cuanto a lo de los sables de luz, tengo que admitir que tuve la misma duda e incluso llegué a pensar que a un personaje lo mataban cuando le pasa muy cerca de la cara el sable. Tal vez todo se deba al avance en los efectos visuales. Quién sabe…

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s